Suba por decreto

La tarifa de taxis y remises aumentará un 51,44%, tras la autorización del Gobierno

Por pedido de las cámaras y asociaciones de taxistas y remiseros, se establecieron nuevos precios en Mendoza. La bajada de bandera de día pasará de $172 a $261

El Gobierno entendió la necesidad del aumento tras las exposiciones libremente volcadas en la audiencia pública que se celebró en mayo y las conclusiones del informe de la Subdirección de Control, Tarifas y Supervisión del Ente de la Movilidad Provincial (E.Mo.P.), en el que se determina un incremento real en los costos, además de datos técnicos y económicos.

En el Gran Mendoza, la bajada de bandera en horario diurno pasará de los actuales $172 a $261 desde este viernes -o desde que los taxistas puedan realizar el cambio en su taxímetro.

►TE PUEDE INTERESAR: Uber impulsa el registro de taxistas en Mendoza para ofrecer viajes en la aplicación

Las nuevas tarifas de taxis y remises

El Gobierno oficializó el aumento de la bajada de bandera de taxis y remises, tal como se había acordado en la audiencia pública de mayo pasado.

En el Gran Mendoza, la ficha de taxis costará $14 en horario diurno; mientras que la bandera pasará de los actuales $172 a $261.

En horario nocturno, es decir, de 22 a 5, la ficha costará $17 y la bajada de bandera $312.

En zona Centro, Sur, Norte, Este y Localidad de Uspallata el Servicio de Taxis tendrá los siguientes valores:

DIURNO

  • Ficha: $16.
  • Bajada de Bandera: $290.
  • Cada minuto de espera: $16.

NOCTURNO

  • Ficha: $18.
  • Bajada de Bandera: $347.
  • Cada minuto de espera: $18.

Los remises en tanto, costarán: en el Gran Mendoza, $15 la ficha y $270 la bajada de bandera de día; y $18 la ficha y $325 la bajada de bandera de noche.

En Centro, Sur, Norte, Este y Uspallata, costarán $17 la ficha y $300 la bajada de bandera en horario diurno; y $19 la ficha y $360 la bajada de bandera en horario nocturno.

Los tacheros, entre la necesidad y las dudas

El móvil de radio Nihuil pasó por la para de taxis de la Terminal de Mendoza. Allí, Matías Pascualetti conversó con algunos taxistas que expresaron conformidad con el aumento autorizado desde este viernes pero también hubo quien miró la suba con cierto recelo.

"Para mi no hacía falta el aumento. Cuando la tarifa sube, son los peores días de trabajo", dijo uno de los entrevistados.

En general, el resto de sus compañeros contó que están "trabajando a pérdida", que las "estaba muy atrasado el precio" y que los dueños no pueden renovar o reparar vehículos.

►TE PUEDE INTERESAR: El sorpresivo cierre de OLX Autos en todo el país afectó a dos locales de Mendoza

Temas relacionados: