Historia de vida

La dura travesía de un niño para ir a la escuela y cumplir su sueño

Esta es la historia de vida de Rubén Ceferino Piriz, un joven misionero que recorre 2 kilómetros a pie para llegar al colegio

Día a día se conocen historias de vida que emocionan a más de uno. Ahora se ha vuelto viral el caso de Rubén Ceferino Piriz, un joven de 16 años que vive en la aldea aborigen Guaporaity (Misiones). Rubén sueña con estudiar en Buenos Aires el día de mañana, y para lograr ese sueño decidió escribir una carta cuyo destinatario es una fundación que puede ayudarlo con este deseo.

“Me levanto a las 5.30 para ir a la escuela y camino dos horas para llegar a Hipólito Irigoyen. Aprender me resulta fácil, por eso tengo muy buenas notas. Me encanta Biología, Matemática y Química y también los idiomas. En mi comunidad hablamos solamente guaraní, pero sé inglés y portugués, además de castellano”, comienza diciendo Rubén en su carta.

“Con una ayuda económica, un padrino o una beca podría cumplir mi sueño: estudiar Bioquímica en Buenos Aires”, continúa el joven misionero.

►TE PUEDE INTERESAR: La historia de vida del mendocino acusado de ser autor de un brutal accidente en Misiones

Historia de vida carta.jpg

La fundación que podría ayudar a Rubén se llama "Mamis Solidarias", y busca mejorar la vida de aquellos jóvenes misioneros. “Amo mi aldea, pero aún encerrado aquí veo que hay un mundo por explorar afuera”, se lee en la carta de Rubén.

Los padres de Rubén apenas estudiaron la Primaria y ninguno de sus hermanos prosperó fuera de Guaporaity. “Pero sí alcanzan a darse cuenta de que quieren un futuro para mí. Ellos quieren que estudie”, aclara Rubén sobre los deseos de su familia.

Incluso Rubén asegura que en su casa se comunican en guaraní, ya que sus padres no hablan español. "Además de estudiar, que es lo principal, espero conocer algún día el mar y cantar sobre un escenario. Porque amo cantar desde muy niño. Siento que cumplir mis sueños también significaría cumplir los de mi familia", dice Rubén.

►TE PUEDE INTERESAR: Historia de vida: tras 48 años Dévora pudo abrazar a su hija

Ruben Historia de vida.jpg

“Lamentablemente la comunidad aborigen no es tenida en cuenta por el gobierno. Rubén representa apenas una historia, pero estamos abocados a otros estudiantes de nivel secundario y universitario con grandes deseos de progresar. La lista de espera es enorme”, dicen desde el Fondo de Becas (Fonbec), el cual planea ayudar a Rubén.