Plan espacial

Globos sonda para despertar interés en jóvenes por la exploración espacial desde Mendoza

Investigadores mendocinos crearon el proyecto Mendoza al Espacio, con el objetivo de poner un satélite en órbita. La primera etapa busca a motivar a los jóvenes y sumar experiencia con globos sonda

Hablar de la conquista del espacio suena a una idea que antiguamente tenía un tinte más romántico y aventurero que práctico. Luego pasó a una carrera política entre naciones e ideologías, pero ya en el nuevo siglo, va saliendo a la luz el sentido práctico de los satélites y explorar el espacio, todo al alcance del ciudadano común. Hoy tres mendocinos buscan sumergir a los estudiantes y jóvenes en la pasión por el Cosmos con el programa Mendoza al Espacio. Ellos son Gabriel Caballero, Marcos Peralta y Leonardo Muñoz.

A mediados de diciembre, estos emprendedores mendocinos de Godoy Cruz, y apasionados por la tecnología, lanzaron con un globo estratosférico, desde Junín, un picosatélite, (BallonsSats) que llegó a más de 20 kilómetros de altitud.

Un picosatélite o small sat (en inglés) es un satélite de pequeño tamaño, 10 centimetros por lado y no superior a 1 kilogramo de peso. Se utiliza generalmente para mediciones o radioenlaces. En los ensayos que hacen los mendocinos, utilizan globos meteorológicos.

► TE PUEDE INTERESAR: En Junín presentaron y voló el globo aerostático para turistas, más grande de nuestro país

despegue-picosatelite-mendoza-godoy-cruz (1).jpg
Los ensayos de radioenlace y telemetría fueron altamente satisfactorios en esta primera experiencia satelital. Las pruebas fueron presenciadas por el intendente de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar.

Los ensayos de radioenlace y telemetría fueron altamente satisfactorios en esta primera experiencia satelital. Las pruebas fueron presenciadas por el intendente de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar.

Gabriel Caballero, Marcos Peralta y Leonardo Muñoz son los gestores de un proyecto que ya tuvo su primer paso exitoso. El trío forma parte de The Mars Society Argentina (TMSA), una organización sin fines de lucro que busca atraer al público al mundo de la astronomía y la exploración espacial. Además, trabajan en empresas instaladas en el departamento: RLink y CEGA Electrónica. Ambas con sede en el Parque TIC. Desde ambos lugares, fueron apoyados para embarcarse en este ambicioso plan, denominado Mendoza al Espacio.

Apoyan la iniciativa la Municipalidad de Godoy Cruz, la gigante tecnológica INVAP, Universidad de Mendoza, The Mars Society, Clúster Aeroespacial y Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales).

Cómo nació la "loca idea" de hacer un satélite

Uno de los mentores de la iniciativa espacial es Gabriel Caballero, de 28 años, quien contó como fue el inicio del proyecto. "Esto es algo que nació de la Mars Society, con las ganas de empezar a hacer desarrollo tecnológico. Hasta ahora hemos hecho mucha difusión científica, eventos, congresos, concursos de proyectos con la Nasa y siempre teníamos pendiente comenzar a hacer desarrollo tecnológico, sobre todo un par de compañeros y yo, que somos de la rama de la ingeniería, que siempre tuvimos ganas de meter mano y empezar a aplicar lo que hemos aprendido en cosas espaciales o aeroespaciales".

Reafirmando que la idea de colocar cuerpos artificiales en el espacio no es nueva, Gabriel dijo: "Desde siempre tuvimos la idea loca de hacer un satélite, de hecho, también motivados por cómo la industria espacial en Argentina ha venido creciendo. Somos un país que en la región tenemos un montón de satélites, sumándose al news space, haciendo satélites más chiquitos. El sector privado también está creciendo mucho".

El plan fue tomando fuerza, y según Caballero, "nos dijimos ¿por que no? - y comenzamos a ver el camino para hacerlo. Y ahí también contamos con todo el apoyo de dos empresa, que son Cega Electrónica y RLink, pymes de Guaymallén, parte del Polo Tecnológico, y que también tienen esta locura de la tecnología y empezar a aplicarla en lo espacial. Ellos son los principales patrocinadores de este proyecto, junto al apoyo de la Municipalidad de Godoy Cruz, que también nos ayudó consiguiendo cosas muy importantes.

despegue-picosatelite-mendoza-godoy-cruz-4 (2) (1).jpg
Todo dispuesto en Junín para lanzar el globo sonda con la "carga útil", un pico satélite con aparatos de medición y enlace radial con los operadores de tierra.

Todo dispuesto en Junín para lanzar el globo sonda con la "carga útil", un pico satélite con aparatos de medición y enlace radial con los operadores de tierra.

►TE PUEDE INTERESAR: Javier Baroza, piloto y emprendedor audaz, trajo a Mendoza la inédita experiencia de volar en globo

El recurso de los globos sonda

El decir satélite trae consigo la idea de contar con un vehículo que pueda alejar el dispositivo lo suficiente como para que no vuelva a caer al suelo, y ahí se piensa en cohetes y sistemas costosísimos. "Nos dimos cuenta que hacer un satélite es un proyecto de una magnitud muy grande, que no podemos hacer sin tener conocimientos previos, y trazar un plan. Por eso nos decidimos a armar un programa, que se llame Mendoza al Espacio, que tenga como objetivo desarrollar satélites mendocinos. Va a estar compuesto por varios proyectos, y paso a paso vamos a ir aprendiendo y adquiriendo los conocimientos para hacer nuestro satélites", explicó Caballero.

"El primer proyecto fue este que lanzamos en diciembre, que fue el globo sonda. Básicamente es un globo lleno de helio, que se eleva hasta la estratósfera, puede llegar a unos 30 kilómetros de altura, y lleva consigo una carga útil, que en este caso fue tecnología que queríamos poner a prueba en condiciones extremas", aportó.

Para esta etapa inicial, de aprendizaje, el uso de globos es la solución. "A esa altura (30 km), las condiciones son bastante similares al espacio: la temperatura es muy baja, aumenta la radiación del sol, la humedad es casi nula. Queríamos probar tecnología de comunicación, almacenamiento de energía, almacenar información y todo ese tipo de cosas que queríamos poner a prueba, y la forma más fácil fue con este globo sonda".

"Este fue el primer proyecto que nos dio conocimiento y experiencia para seguir con algo más complejo", expresó el investigador del espacio.

despegue-picosatelite-mendoza-godoy-cruz-12 (1).jpg
Llenado del globo. Estos globos son llenados con helio, y pueden volar hasta la estratósfera, a más de 30km de altura.

Llenado del globo. Estos globos son llenados con helio, y pueden volar hasta la estratósfera, a más de 30km de altura.

Docencia espacial

Mirando a futuro, y planeando un crecimiento del programa espacial local, Gabriel explicó: "Por un lado vamos a seguir con globos, por una cuestión motivacional y educacional, invitamos a chicos de escuelas, o universidades, para que desarrollen proyectos, y que quieran ponerlos a prueba en un lugar muy parecido al espacio. Nosotros brindamos una con el globo sonda, una plataforma que lleva el experimento hasta casi el espacio, y después lo trae de vuelta y lo recuperamos. Así los estudiantes puede decir que hicimos algo que voló, llegó hasta allá, lo puse a prueba, si no funcionó lo mejoro y lo vuelvo a probar".

Sobre el sentido educativo del proyecto, Caballero destacó: "Estamos trabajando mucho con la Universidad de Mendoza, también con la escuela ETec, que es un secundario técnico que ellos administran, y este primer lanzamiento que hicimos en diciembre, fue realizado junto con ellos. Tienen una estación de radio, nos brindaron comunicación con esa estación radial, y mostraron mucha motivación para que los alumnos desarrollen tecnología y se sumen para los próximos lanzamientos".

Respecto al próximo paso a seguir, detalló: "El próximo lanzamiento lo tenemos programado para abril, porque estamos organizando el Congreso Argentino de Tecnología Espacial. Es un congreso que se hace cada dos años, en distintos puntos del país, y ahora vuelve a Mendoza y nosotros (Mars Society) somos coorganizadores. La sede será la Universidad de Mendoza. La idea es en esos días hacer un lanzamiento cuando el clima lo permita".

tronador_ii_2_0 (1).jpg
Cohete Tronador II, con el que se sueña poner pronto un satélite mendocino en una órbita en el espacio exterior.

Cohete Tronador II, con el que se sueña poner pronto un satélite mendocino en una órbita en el espacio exterior.

El sueño de poner un satélite en órbita con un cohete propio

Si bien nuestro país está avanzado respecto al tema satélites, es cierto que estos son puestos en órbita con vectores (cohetes) de otros países, como Estados Unidos y la Agencia Europea. Pero hace pocos años se retomó el proyecto Tronador , que se desarrolla bajo la responsabilidad de la Conae. La empresa VENG S.A es la contratista principal del proyecto. Entre Conae y VENG se coordinará la participación de numerosas instituciones del sistema científico tecnológico y empresas que participarán del desarrollo de los vehículos lanzadores Tronador II (TII) y Tronador III (TIII), como también de los primeros vehículos TII-70 y TII-150, que permitirán un desarrollo evolutivo hasta alcanzar el desarrollo hacia los vehículos TII y TIII.

Este cohete argentino despierta mucho interés entre los científicos espaciales locales. "Después de muchos años se está volviendo a trabajar en el proyecto del cohete Tronador. para nosotros sería fantástico que pudiésemos lanzar este satélite en un Tronador", dijo Caballero.

"También hay algunas empresas privadas que están con todas las ganas de hacer cohetería. Una es Lia Aerospace, la otra es Tlon, pero el principal problema que tienen es que desde el proyecto Cóndor, hubo un tratado que se hizo para no usar más combustible sólido, que es lo que se usa para un misil", aportó el especialista.

Para concluir, disparó: "Con el Tronador va a ser una nueva oportunidad para que podamos salir al espacio".

►TE PUEDE INTERESAR: Alfredo Cornejo en un mano a mano tras su lanzamiento: "Con 5.000 empresas más, Mendoza volaría"

Temas relacionados: