Una propuesta diferente

Javier Baroza, piloto y emprendedor audaz, trajo a Mendoza la inédita experiencia de volar en globo

Javier Baroza descubrió las bondades de Mendoza para realizar seguros vuelos en globo y como emprendedor apostó a crear una empresa que hace excursiones aéreas

Muchas personas que visitan Mendoza coinciden en una idea, y es que esta provincia es "distinta". Esto la posicionó siempre, y en especial en los últimos años, como un atractivo destino turístico. No sólo atraen sus paisajes y vinos, sino propuestas inéditas como la posibilidad de volar en globo aerostático y disfrutar nuestros paisajes desde el aire, y aquí mucho tiene que ver un emprendedor enamorado de nuestra provincia: Javier Baroza.

Javier Baroza, nació en Buenos Aires hace 52 años, es un "ciudadano del mundo", pero que llegó a Mendoza para quedarse. Aquí fundó la empresa Mendoza Balloons, junto a amigos empresarios. Tiene tres hijos, y espera que cuando sus estudios los permitan, reunirse nuevamente en nuestra tierra para vivir juntos. "Soy casado y tengo tres hijos. Uno está estudiando para piloto acá en Mendoza, pero los otros están estudiando en Buenos Aires. Nuestro anhelo es volver a vivir todos juntos, acá en Mendoza, esta tierra maravillosa", comenzó la charla el emprendedor.

Días atrás su empresa tuvo una jornada de fiesta, ya que presentaron en su sede de Junín, y en presencia de autoridades provinciales y mucho público una nueva adquisición, nada menos que el globo más grande que hay en Argentina, con capacidad para 16 pasajeros, que se sumó al escuadrón de globos aerostáticos de Mendoza Balloons.

► TE PUEDE INTERESAR: En Junín presentaron y voló el globo aerostático para turistas, más grande de nuestro país

globos-junin.jpg
El primero. Este globo fue el primero de la flota de la empresa que lleva a realizar una inédita excursión por los cielos mendocinos.

El primero. Este globo fue el primero de la flota de la empresa que lleva a realizar una inédita excursión por los cielos mendocinos.

"Somos la única empresa en Argentina, que realiza este tipo de servicios en el país. No es casual, ya que elegimos a Mendoza porque tiene un clima con un 85% de día aptos para volar", explicó Baroza, que lidera la empresa que tiene un staff de unas 20 personas, donde tres de ellas son pilotos.

Venir a Mendoza a hacer vuelos en globo

Son un puñado de lugares en el mundo los que tienen la posibilidad de ofrecer a los entusiastas del vuelo la posibilidad de volar en un "más liviano que el aire". Se menciona que apenas son poco más de cinco, y una de ellas es Mendoza. "La idea de la empresa de aerostáticos surge porque yo soy piloto comercial, comencé volando aviones hace muchos años, y hace más de 30 años que vuelo globos", destacó Baroza.

globos-junin-javier-baroza-01.jpg
Javier Baroza, un piloto apasionado por el vuelo en globo, que se enamoró de Mendoza, y como buen emprendedor creo una propuesta turística inusual.

Javier Baroza, un piloto apasionado por el vuelo en globo, que se enamoró de Mendoza, y como buen emprendedor creo una propuesta turística inusual.

"Por cuestiones de la profesión y de la vida, comencé a volar globos en muchos lugares del mundo, y había volado varias veces en Mendoza, y siempre tenía en la cabeza que Mendoza es uno de los pocos lugares del mundo que tiene las condiciones meteorológicas excelentes para el vuelo en globo. No hay más de diez ciudades en el mundo que tengan estás características de vientos suaves, pocas tormentas, o cuando hay tormentas son previsibles", agregó.

Mostrar a nuestra tierra desde el aire es una propuesta atractiva, y esto no pasó desapercibida para Javier, integrante de una familia de pilotos. "Me rondaba en la cabeza de venir a hacer vuelos turísticos en Mendoza. No solo está el tema de la meteorología, sino la belleza de los paisajes, los viñedos, que son el complemento perfecto. Porque cuando uno está en tierra, los viñedos y las hileras, tan prolijas, pero cuando toma altura pueda apreciar verdaderamente el trabajo del hombre en cada finca, cada canalito de riego. La única manera de mostrarlo de una forma más vívida, mejor que con un dron, es volando en un globo" recordó .

"Los vuelos que hacemos en globo se asemejan mucho al vuelo de un pájaro, a poca velocidad, baja altura, y entonces te permite apreciar, en un contacto directo con la naturaleza, sin filtros, sin intermediarios" "Los vuelos que hacemos en globo se asemejan mucho al vuelo de un pájaro, a poca velocidad, baja altura, y entonces te permite apreciar, en un contacto directo con la naturaleza, sin filtros, sin intermediarios"

Cómo nació la propuesta de los vuelos en globo

"En el año 2017, estaba volando en el desierto de Atacama (Chile), y me dije "tengo que volverme a Argentina. Ahí fue cuando apunté a armar todo en Mendoza. Me junté con amigos de la vida, como la familia Cardama, que tiene la empresa Aerotec, les conté sobre mi proyecto y me propusieron que "juntemos fuerzas"; así que arrancamos juntos y nació Mendoza Balloons", detalló Javier sobre el génesis de su empresa innovadora.

La idea fue de apuntar a servicios de excelencia, y así lo expresó el piloto y empresario. "Una premisa que tuvimos fue arrancarlo bien, o no arrancarlo. Dentro de la aviación hay muchas normas para cumplir, así que supimos, por lo que yo venía trabajando en mi empresa, y Aerotec, que teníamos que comprar aeronaves específicas, habilitar la empresa de "trabajo aéreo, como se llama, en la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil). No es cuestión de decir "me compro un globo y me pongo a volar", no es así", dijo.

Luego agregó: "Hay que contratar pilotos comerciales, debe estar habilitada la empresa, tener seguros, y muchas otras cosas, porque uno está llevando a pasear a gente que confía en uno, y para eso tiene que haber un respaldo".

La idea pasó del papel a la práctica, y los globos comenzaron a surcar el cielo de este mendocino. "Trabajamos muchos meses, hasta que en marzo de 2018 compramos el primer globo, que es el que la gente más reconoce, dice "Junín", y tiene capacidad para piloto y ocho o nueve pasajeros. Después la demanda fue aumentando, sumamos otro globo más, para cuatro o cinco pasajeros, fue cuando se nos agotaron las reservas de gente que quería volar. Ahora sumamos el globo que puede llevar hasta 16 pasajeros, que es el que estrenamos el domingo pasado".

globos-junin-02.jpg
El atardecer en la cordillera, el suave vuelo de un

El atardecer en la cordillera, el suave vuelo de un "más liviano que el aire", y la vista aérea de Mendoza, hacen un combo muy atractivo.

► TE PUEDE INTERESAR: Confirmaron que habrá Previaje 4 para potenciar el turismo en temporada baja

Fue muy bueno que algunas empresas que escucharon del proyecto se sumaran, como Life Seguros, y dijeron "queremos estar". La publicidad en nuestro globos es muy efectiva. A la publicidad estática que está en una ruta, nadie se detiene para sacarse un foto ahí, pero si el globo está volando, todo el mundo le saca una foto, y ahí está la publicidad, y las fotos se viralizan en las redes.

La última adquisición de la empresa es el globo aerostático de origen español Ultramagi N300, con una barquilla que permite el ascenso de hasta 16 pasajeros, y lo hace el más grande que vuela en nuestro país. Respecto a esa compra, Baroza dijo: "El globo lo tenemos hace dos meses, pero no lo sacamos de la bolsa hasta que tuvimos todas las habilitaciones al día. En unos días va a comenzar a hacer vuelos regulares y sumarse a la flota".

Sobre la presentación en sociedad, Javier destacó: "El pasado domingo hicimos la presentación en sociedad, ya que nadie sabía cómo era y lo guardamos en secreto, y pudimos mostrarlo al público de la mejor manera".

Consultado Baroza sobre los canales de comunicación y medios para contratar las excursiones aéreas, señaló: "Nosotros trabajamos teniendo un 99% de los turistas y otros pasajeros que se contactan en forma directa con nosotros (teléfono +54 9 263 451 1943). Tenemos una página web, Mendoza Balloons, y estamos en todas las redes sociales. En la página oficial, hay un botón que permite tener un WhatsApp directo con nosotros.

globos-junin-03.jpg
Desde el 2018, la empresa innovadora en cuanto a propuestas de diversión y turismo, creció exponencialmente y es la única del país.

Desde el 2018, la empresa innovadora en cuanto a propuestas de diversión y turismo, creció exponencialmente y es la única del país.

Paso a paso cómo son los vuelos

Mucha gente, por no decir toda, sueña con experimentar la sublime sensación de volar. Pero a la hora de ponerse en acción, aparecen los ancestrales miedos a los desconocido. Una empresa con tanta experiencia en este tipo de propuestas de turismo aventura, también apunta a los menos temerarios, y el método de trabajo es el siguiente: "Todos los vuelos que hacemos, coordinamos con el pasajero en forma previa, nos dice la fecha, la cantidad de pasajeros que será, se genera la reserva, y no se abona nada, porque todos los vuelos dependen de las condiciones meteorológicas reinantes".

Un tema clave es el clima, y así se manejan: "En las 24 horas previas a la reserva hecha, la empresa se comunica con los pasajeros, y si las condiciones del clima están OK, se pacta la hora de presentación, que generalmente son 30 minutos antes del horario de despegue. Cuando llega el pasajero al predio, ahí en la ruta 60 y calle Miguez, de Junín, se le da una charla previa donde se le explica todo lo que van a vivir. Ahí alguno baja su nivel de ansiedad, ya que alguno puede ir con algún temor, y se le explica lo tranquilo que es el vuelo y la seguridad que hay", dijo el aeronauta.

Posteriormente sumó: "Ahí comienza el vuelo, que dura de 45 minutos a 1 hora de duración, donde se despega siempre del mismo lugar, pero la dirección del vuelo depende de la dirección del viento. No hay dos vuelos que sean exactamente iguales, y cada pasajero se lleva su vuelo único".

Tras el soñado vuelo, el paso siguiente es volver al piso, y así lo realizan: "Luego del tiempo estipulado de vuelo, el piloto selecciona un área donde va a aterrizar, comienza el descenso y se desinfla el globo. Las camionetas nuestras van siguiendo permanentemente el vuelo por tierra".

globos-junin-04.jpg
Pasado el tiempo estipulado de vuelo, entre 45 minutos y 1 hora, el piloto comienza a buscar el lugar ideal para realizar el aterrizaje.

Pasado el tiempo estipulado de vuelo, entre 45 minutos y 1 hora, el piloto comienza a buscar el lugar ideal para realizar el aterrizaje.

"Una vez en tierra el globo se desinfla y guarda, con los pasajeros se hace una ceremonia y se les cuenta porque luego del vuelo se bebe champagne. Se hace un brindis con espumante y se le entrega un certificado de aeronauta. Luego todos vuelven en las camionetas al punto de partida", destacó sobre el cierre de la experiencia.

Respecto al momento del día en que se vuela, Baroza explicó: "El horario de los vuelos varía según la parte del año, pero es el mismo. Se despega siempre una hora antes de la puesta del sol, y por esto en verano es más tarde, y en invierno más temprano. La idea es salir con mucha luz, y terminar con la puesta del sol en la cordillera".

"A la hora del atardecer, con la puesta del sol, los vientos son más suaves, más laminares, no hay turbulencia, y coincide con que uno va viendo luces y sobras en el trayecto -se le llama la Hora Dorada- ideales para la fotografía" "A la hora del atardecer, con la puesta del sol, los vientos son más suaves, más laminares, no hay turbulencia, y coincide con que uno va viendo luces y sobras en el trayecto -se le llama la Hora Dorada- ideales para la fotografía"

La seguridad es el factor más importante, y los emprendedores mendocinos lo respetan a rajatabla. "Todo vuelo empieza para el pasajero, una hora antes del atardecer, pero para el piloto empezó 48 horas antes, estudiando las situaciones meteorológicas que puede haber durante el vuelo. Trabajamos con siete pronóstico del tiempo distintos".

globo-ultramagi-n300-junin (1).jpg
La vedette de la flota: el Ultramagi N300 español. este globo tiene en su barquilla la capacidad de 16 pasajeros, y lo hace el más grande de Argentina.

La vedette de la flota: el Ultramagi N300 español. este globo tiene en su barquilla la capacidad de 16 pasajeros, y lo hace el más grande de Argentina.

Javier ahondó en el tema, y dijo que "tenemos un dicho en la aeronáutica: "Más vale estar en tierra con ganas de estar volando, que estar volando con ganas de estar en tierra". Ante la primera duda o situación de inestabilidad, se cancela el vuelo y se trata de reprogramar, en lo posible. Por no se corre ningún riesgo; la seguridad es el factor número uno, no hay nada librado al azar".

Los responsables de pasear por las nubes, y con la mayor seguridad a los nóveles aeronautas son los pilotos. "Todos nuestros pilotos son pilotos comerciales, tienen mucha experiencia y están habilitados para este tipo de vuelos. Nosotros tenemos que hacer todos exámenes psico-físicos todos los años para validar la licencia", apuntó el empresario.

Volar en globo no genera vértigo

Otro tema no menor, y que es parte de los miedos de quien piensa en sumarse a la propuesta del vuelo en globo, es el del vértigo. "Vale la pena aclarar, que el vuelo en globo, a diferencia de lo que cree la mayoría de la gente, volar en globo no genera vértigo. Siempre lo explicamos en la charla previa, es normal tener vértigo, solamente que esto sucede cuando uno está a una determinada altura, y tiene una referencia visual con el piso, como pasa en un edificio o precipicio. En el globo, como no hay nada que nos referencie con el piso, el cerebro no calcula la altura, entonces no emite la señal de alerta, que es el vértigo. Hay gente que no puede subirse a un banquito, pero vuela en un avión que va a 10 mil metros y no le pasa nada", concluyó explicando el piloto y emprendedor Javier Baroza.

Temas relacionados: