Preocupación

El mendocino Alejo Arias, preso en El Salvador, fue trasladado a una cárcel de seguridad media

Sandra González, madre del mendocino de 24 años, aseguró que el consulado argentino en El Salvador estuvo en contacto con Alejo y la semana que viene lo visitarán en el penal Jucuapa al que fue llevado

El mendocino Alejo Arias, de 24 años, permanece en una cárcel de seguridad media en El Salvador, donde hay espacios pare rezar, trabajar y estudiar, pero no es tan estricto como otros penales de ese país. Eso es lo que tranquiliza a su madre, Sandra González, quien indicó que todavía no pudieron tener contacto directo con él, pero sí fue visitado por personal del consulado argentino. Esperan tener novedades pronto, ya que la próxima visita será el 31 de agosto.

El joven oriundo de Rivadavia estuvo detenido desde el 14 de julio en El Penalito, un centro de detención más chico que una cárcel, hasta que el 10 de agosto fue trasladado al centro penal Jucuapa, en Usulután, ciudad ubicada a 114 kilómetro de la capital de El Salvador.

Mientras estuvo en El Penalito, autoridades del consulado de Argentina en ese país pudieron ver a Alejo Arias y trasladarle el mensaje de sus padres que estaban haciendo todo lo posible para sacarlo de allí. Luego de una audiencia con todos los sospechosos de formar una banda de lavado de dinero oriunda de Colombia, se ordenó su traslado y que quedará incomunicado durante 6 meses.

el salvador alejo arias 2.jpg
Alejo Arias tiene 24 años y está detenido en El Salvador desde el 14 de julio pasado. Sus padres aún no pudieron hablar con él.

Alejo Arias tiene 24 años y está detenido en El Salvador desde el 14 de julio pasado. Sus padres aún no pudieron hablar con él.

►TE PUEDE INTERESAR: La madre del mendocino Alejo Arias preso en El Salvador dijo que ya lo trasladaron a otra cárcel

Así fue como el 10 de agosto fue llevado al penal Jucuapa, de seguridad media. A Sandra González le explicaron desde el Consulado que en ese penal tienen horarios estrictos para realizar diferentes actividades, pero no es el régimen carcelario más temido del presidente salvadoreño Nayib Bukele.

Cómo sigue el proceso penal al mendocino preso en El Salvador

González detalló: "El jueves estuve hablando con Cancillería y recién el 31 de agosto, el jueves que viene, irá el cónsul a hacer una visita al penal". Espera ese día para poder tener novedades sobre su hijo, saber cómo está y fundamentalmente que él sepa que su familia está preocupada y ocupándose de él.

"Ya no está en El Penalito y ahí no pueden recibir ni visitas de familiares ni manejar celular, así que nos guiamos por las visitas de Cancillería", expresó.

A pesar de la angustia que viven hace más de un mes, a Sandra y a Mauricio Arias solo les tranquiliza el saber que el penal Jucuapa "no es el penal Cecot, ese que salen en los videos, en la televisión. No es el penal de máxima seguridad. Él está en un penal de seguridad media, les dan tiempo para leer la Biblia, tienen tiempo para la religión, sus comidas diarias, les dan tiempo, tienen granja, talleres de carpintería, pueden estudiar" contó la mamá de Alejo.

el salvador alejo arias y sandra gonzalez.jpg
Alejo junto a su mamá Sandra González, quien pide su pronta liberación y aseguran que fue detenido injustamente.

Alejo junto a su mamá Sandra González, quien pide su pronta liberación y aseguran que fue detenido injustamente.

►TE PUEDE INTERESAR: El abogado del mendocino preso en El Salvador aseguró que la situación "se aclarará pronto"

"Cancillería ya estuvo en contacto con él en El Penalito. Ya lo vieron y hablaron con él. Ahora van a ir recién a esa cárcel donde está, me avisaron ayer de Cancillería que recién el 31 van a ir ahí", aunque aseguró: "Estamos angustiados, desesperados y esperando que esto tenga buen final".

La llegada y detención de Alejo Arias en El Salvador

El joven de llegó a El Salvador el 6 de marzo pasado para trabajar en una financiera cuyos dueños eran colombianos. Le habían prometido un pago de 150 dólares semanales y él debía encargarse de cobrar a quienes le indicaban.

Estudiaba para técnico en bioimágenes en sede de Rivadavia de la Universidad de Congreso y le quedaba un año para terminar la carrera. Además, en las mañanas trabajaba en un comercio, pero no le alcanzada para solventar los gastos de su carrera y por eso comenzó a buscar trabajo fuera del país para hacerse de un dinero y así poder retomar el estudio.

el salvador alejo arias.jpg
Alejo Arias estudiaba la tecnicatura en bioimágenes en Rivadavia y le faltaba un año para recibirse.

Alejo Arias estudiaba la tecnicatura en bioimágenes en Rivadavia y le faltaba un año para recibirse.

Fue así como por intermedio de unos amigos de San Luis y de su prima Tania, se contactaron con él y le ofrecieron el trabajo de cobrador de una prestamista colombiana en El Salvador por seis meses. Le aseguraron que el trabajo era legal y no había ningún problema, especialmente por la seguridad que había ahora en ese país.

Pero el 14 de julio fue detenido como sospechoso de ser parte de una banda colombiana de lavado de dinero. Junto a él detuvieron a 105 colombianos, un guatemalteco y tres salvadoreños que trabajaban para la misma empresa, la cual desapareció.

►TE PUEDE INTERESAR: La prima de Alejo Arias contó cómo engañaron al mendocino para ir a trabajar a El Salvador

el salvador alejo arias 3.jpg
Alejo viajó a El Salvador en marzo pasado para trabajar en una prestamista colombiana, donde le aseguraron que el trabajo era legal. Era por un período de seis meses.

Alejo viajó a El Salvador en marzo pasado para trabajar en una prestamista colombiana, donde le aseguraron que el trabajo era legal. Era por un período de seis meses.

A Sandra González y a Mauricio Arias les pareció raro que su hijo no se comunicara más y que no respondiera los mensajes que le mandaban. Día por medio hacía una videollamada para contar cómo estaba y les había contado que estaba muy cómodo y que no había inseguridad. Luego de indagar, se enteraron que estaba detenido.

"Ni él sabía que esta microfinanciera que le ofreció trabajo era una empresa en negro que trabajaba en forma ilegal, sino jamás hubiésemos permitido que se fuera", aseguró Sandra.

La madre de Alejo contrató al abogado Miguel Ángel Pierri para seguir el caso de su hijo: "El abogado se está moviendo mucho por este tema, hay mucha gente trabajando, y no es de un día para el otro, es muy difícil la situación. Como padres estamos desesperados por la pronta libertad de mi hijo".

Temas relacionados: