Preocupación por el joven detenido

La madre del mendocino Alejo Arias preso en El Salvador dijo que ya lo trasladaron a otra cárcel

A Sandra González le comunicaron que su hijo Alejo, de 24 años, permanecerá incomunicado durante 6 meses. No sabe adónde fue llevado dentro del sistema carcelario de Bukele, con lo que eso implica

Por UNO

Sandra González, la mamá de Alejo Arías (24), contó que su hijo ya fue trasladado a otra cárcel dentro del estricto sistema penitenciario de Nayib Bukele pero desconoce a qué lugar. También contó a Diario UNO que allí permanecerá incomunicado por seis meses, lo que ha generado gran preocupación entre los familiares y amigos del joven mendocino detenido en El Salvador desde el 14 de julio acusado de formar parte de una red de prestamistas colombianos.

Miguel Ángel Pierri, el conocido abogado, presidente y fundador de la Fundación de Altos Estudios Abogados sin Fronteras, y asesor de la Comisión Bicameral de Inteligencia del Congreso de la Nación, se hizo cargo del caso la semana pasada y representa legalmente al rivadaviense en El Salvador.

La estrategia del abogado es la de separar la responsabilidad del mendocino, un empleado común, con la figura de lavado de dinero que pesa sobre la financiera. Pierri buscará que se cambie la carátula de la imputación que pesa sobre Arias y así lograr su extradición.

alejo-arias-pedido-extradicion (1).jpg

► TE PUEDE INTERESAR: La prima de Alejo Arias contó cómo engañaron al mendocino para ir a trabajar a El Salvador

La desperación de la mamá de Alejo Arias

"Esta mañana (por este jueves) el doctor Pierri supo que mi hijo sería trasladado desde El Penalito -una comisaría con celdas- a una cárcel más grande, que sin embargo no es tan estricta como las que hemos visto en las noticias. De todos modos, ruego a Dios todos los días para que mi hijo esté bien, porque me han informado que El Salvador lo quiere mantener incomunicado por los próximos seis meses y no he podido charlar con él", relató la mujer a Diario UNO.

El mendocino estaba alojado en el centro penitenciario El Penalito, a donde fue trasladado el pasado 14 de julio cuando la Policía lo interceptó en la puerta de su edificio: lo acusaron de formar parte de una asociación ilícita de origen colombiana dedicaba al lavado de dinero. La banda fue desbaratada y capturaron a 110 sospechosos y sólo un argentino, Alejo.

Alejo Arias.jpg
Alejo Arias viajó a El Salvador con la ilusión de tener un buen trabajo y lleno de promesas, alguna de las cuales nunca se cumplieron.

Alejo Arias viajó a El Salvador con la ilusión de tener un buen trabajo y lleno de promesas, alguna de las cuales nunca se cumplieron.

"Alejo está sin contacto con nosotros. No le permiten manejar un celular ni recibir visitas. No sé si alguien del consulado conseguirá contactarlo. Ante mi desesperación, Pierri me dijo que tomaría el caso por cuestiones humanitarias, que se está contactando con abogados salvadoreños y que incluso enviará a un equipo de colegas allá para ver si pueden avanzar", expresó la mamá del joven, quien quería ahorrar dinero en El Salvador (le pagaban 150 dólares por semana y se hacían cargo del alquiler de su departamento) para poder continuar con sus estudios universitarios en Mendoza.

"Recuerdo que cuando Alejo llegó allá hacíamos videollamadas día por medio y él se sorprendía de cómo se había resuelto el tema de la inseguridad. Lo que no sabíamos es que las personas detenidas tienen este régimen carcelario, en el que una persona permanece sin comunicación con el exterior. Ni siquiera me han dado el nombre de la cárcel donde lo van a llevar. Sé que lo llevaban hoy (este jueves), pero no sé adónde. Nosotros teníamos la esperanza de que pudiera pasar por el proceso estando en Argentina, pero parece que no lo han autorizado", se lamentó.

"El doctor Pierri tampoco ha logrado conversar con Alejo. Espero que este viernes o durante el fin de semana me puedan decir adónde está mi hijo", se esperanzó la madre del mendocino que viajó en búsqueda de un futuro mejor fuera de su país.