Detenido e incomunicado

La prima de Alejo Arias contó cómo engañaron al mendocino para ir a trabajar a El Salvador

Mientras los padres de Alejo piden su extradición, la prima compartió la experiencia laboral y afirmó que "fue engañado" por la financiera colombiana, que no gestionó los permisos de trabajo correspondientes

El dolor y preocupación de una familia y parte de la comunidad de Rivadavia se extendió a Mendoza y el país. Un mendocino viajó a trabajar a El Salvador, donde la empresa contratante ha sido tildada de ilegal, y por eso Alejo Arias fue encarcelado en un país con el régimen carcelario más riguroso de la región. La prima del mendocino también viajó al país centroamericano y contó cómo nació esta desventura laboral, ahora transformada en un calvario judicial.

Alejo Arias tiene 24 años y debió abandonar sus estudios terciarios por razones económicas. Buscando un horizonte más próspero, aceptó una propuesta de trabajo en El Salvador de una financiera de propietarios colombianos, y sin querer se ha visto envuelto en una situación de ilegalidad por la cual estará detenido por seis meses en las cárceles de Nayib Bukele.

El joven aceptó la emigración y trabajaba como cobrador para una financiera, que le prometió beneficios y un trabajo legal, incumpliendo esta última parte.

► TE PUEDE INTERESAR: Estados Unidos: un pueblo ofrece hasta U$S 20.000 a quienes quieran mudarse

alejo-arias-pedido-extradicion (1).jpg
Campañas virales pidiendo la extradición del mendocino Alejo Arias.

Campañas virales pidiendo la extradición del mendocino Alejo Arias.

El papá de Alejo, Mauricio Arias, un empleado de comercio de Rivadavia, dijo sobre la situación de su hijo en un móvil de El Siete: "Este fin de semana fue a una audiencia, donde él y 40 colombianos quedaron detenidos por seis meses, tiempo durante el cual harán una nueva investigación", expresó preocupado por la historia de terror del sistema judicial salvadoreño, que le ha declarado la guerra a las peligrosas pandillas de El Salvador.

El mendocino está alojado en el centro penitenciario El Penalito, a donde fue trasladado el pasado 14 de julio cuando la Policía lo interceptó en la puerta de su edificio: lo acusaron de formar parte de una asociación ilícita de origen colombiana dedicaba al lavado de dinero. La banda fue desbaratada y capturaron a 110 sospechosos y sólo un argentino, Alejo.

"Él dejó de estudiar para ir y buscar un mejor futuro allá, en esta financiera, donde lamentablemente parece que nunca estuvo legal, y él no lo sabía. Sólo hacía sus cobranzas, que era su trabajo. El juez no tuvo la delicadeza de mirar el expediente de cada persona, porque de lo contrario se hubiese dado cuenta de que mi hijo hacía poco tiempo que estaba en el país –llegó el 6 de marzo-", destacó Mauricio Arias sobre su hijo, estudiante de la licenciatura en Producción de Bio-Imágenes de la Universidad de Congreso.

"Nunca imaginó que había algo ilegal, sí notó que los paraban todos los días, y él explicaba que era argentino y que hacía cobranzas para una empresa. Ni pensaron que podían estar implicados en tremenda estafa. Parece que esto es lo que ha hecho esta empresa colombiana", concluyó .

tania-sormani (1).jpg
Tania Sormani es la prima de Alejo Arias. El novio de esta mendocina es colombiano y un compatriota lo contactó para ofrecerle trabajo en El Salvador. Allí viajó y los recomendó a Alejo y a Tania.

Tania Sormani es la prima de Alejo Arias. El novio de esta mendocina es colombiano y un compatriota lo contactó para ofrecerle trabajo en El Salvador. Allí viajó y los recomendó a Alejo y a Tania.

La prima de Alejo explicó cómo llegó a este trabajo en El Salvador

Quien es una pieza clave para descifrar cómo llegó a esta difícil situación legal en el extranjero, es Tania Sormani González, prima de Alejo, quien relató en Noticiero Siete lo acontencido: "Estuve con Alejo en El Salvador, fuimos con el fin de encontrar trabajo y mejor futuro para nuestras vidas, aunque yo nunca trabajé para esta financiera".

La crisis y la falta de trabajo empujó a Arias a abandonar sus estudios y buscar un trabajo en el extranjero -pagado en dólares- para poder solventar la matrícula de la universidad. "Sabiendo de la situación de la economía argentina, nos dicen de esta financiera, les ofrecen trabajo, primero a mi pareja y luego a Alejo. Ahí les proponían un sueldo semanal de 150 dólares, con algunos beneficios, y también que el pasaje lo pagaban ellos desde allá, y luego lo iban descontando del sueldo de a poco. Otro beneficio era que te pagaban el 50% del arriendo (alquiler)", detalló Tania.

Consultada Tania sobre cómo dieron con esta empresa, la joven respondió: "Mi pareja es colombiana, vive desde hace 11 años en Argentina, tenemos en San Luis una barbería, donde yo hago uñas y él es barbero". Luego continuó: "Otro colombiano lo contactó por Facebook ofreciéndole este trabajo. Nosotros teníamos pensado desde hace tiempo salir del país, nuestra idea era Europa, para buscar un mejor futuro".

Alejo "fue engañado" respecto al permiso de trabajo

La prima de Alejo continuó deshaciendo el ovillo de la historia que ha resultado fatídica para el joven de 24 años. "Esta persona (colombiano) nos endulzó los oídos, nos dijo que el país (El Salvador) era seguro, donde el presidente Nayib Bukele generó un gran cambio".

Luego Tania llegó al nudo de la trama, y destacó: "Mi pareja fue el primero en ir, en enero, y Alejo fue en marzo, llegó el 6 de marzo, y yo, fui la última, llegando el 19 de mayo. Supuestamente, ellos iban a tener un permiso laboral con el cual podrían trabajar tranquilamente en ese país. También se les dijo que les iban a dar una licencia de conducir internacional –ya que la argentina dura sólo tres meses-, y el lapso de tiempo que uno puede estar en el país es de tres a seis meses, como turistas".

Para concluir Tania fue consultada si pensaba que a su primo lo habían engañado, y la respuesta fue contundente. "Sí, creo que Alejo fue engañado porque supuestamente iba a estar trabajando en otras condiciones, con un permiso laboral, para estar tranquilos. Supusimos que trabajar de cobrador era algo legal y normal, vimos que había muchísimos haciendo este trabajo. La gente es muy humilde y es difícil que obtengan un préstamo en el banco, porque hay muchos requisitos, y por eso acuden mucho al prestamista", concluyó. Según contó su tía Sandra, Tania y su novio alcanzaron a regresar a tiempo al país.

La familia de Alejo se comunicó tanto con la embajada como con la cancillería de Argentina y de El Salvador, pero no obtuvieron ninguna respuesta positiva hasta el momento.

Temas relacionados: