El incidente ocurrido en cancha de Andes Talleres el sábado pasado, dejó como saldo un adolescente internado tras reproducirse un capítulo más de la violencia en el fútbol. Martín, de 16 años, ya fue dado de alta y está bien recuperándose en su casa. El chico juega para Murialdo, club que irá a la Justicia por las agresiones.

Martín fue atacado dentro del túnel camino a los camarines. Sufrió una severa conmoción, y si bien no perdió la conciencia, sí la memoria a corto plazo ya que no recuerda nada del incidente.

La pelea comenzó dentro de la cancha entre dos jugadores, y luego recrudeció cuando los padres agredieron verbalmente a los chico visitantes.

► TE PUEDE INTERESAR: Un ex diputado del PJ murió de un infarto tras sufrir un asalto en Maipú

jugador-agredido-murialdo.jpg
Además de la pérdida de memoria y evidentes golpes en la cabeza y rotura de una pieza dental, el jugador de las inferiores de Murialdo presentó escoriaciones en la piel en varias partes del cuerpo.

Además de la pérdida de memoria y evidentes golpes en la cabeza y rotura de una pieza dental, el jugador de las inferiores de Murialdo presentó escoriaciones en la piel en varias partes del cuerpo.

"Hay que terminar con la violencia en el fútbol"

"Gracias a Dios, lo más importante es que mi hijo ya está bien y le dieron el alta. Lo que más me importa es que si esto sirve de algo, es para que no vuelva a pasar", dijo con cierto alivio Diego, el papá de Martín, ya en su casa, una vez que le dieron de alta a su hijo en el Hospital Santa Isabel de Hungría.

Respecto a si tiene conocimiento de versiones que expliquen cómo fue el ataque a Martín, Diego aclaró: "He estado tan ocupado desde el sábado con el tema de la salud de mi hijo, que no he hablado con nadie, salvo los muchos mensajes de aliento y de deseos para que mi hijo se mejore, pero seguro que mi hijo hablará ahora con sus compañeros y le dirán qué pasó, ya que él no recuerda nada después de que salimos de casa para ir al partido".

"Para mi lo más preocupante, ya que no vi la pelea o ataque en el túnel, fue que el tumulto grande se armó porque los padres de los jugadores de Talleres hicieron lío e insultaron. No justifico a los chicos que reaccionaron, pero son jovencitos y actuaron sin pensarlo", explicó Diego.

"No tengo pensado hacer juicios ni nada. Pero lo importante es que de oficio la Policía tuvo que actuar y se abrió una causa, y que pague quien tenga que pagar la culpa. Uno se queda tranquilo una vez que su hijo ya está bien, pero no tiene que pasarle esto a nadie nunca más, y por eso la Justicia debe actuar".

Respecto a si su hijo ya tenía antecedentes de otra pelea jugando al fútbol, Diego aseguró: "Mi hijo nunca vivió una situación así, es muy tranquilo, y no lo digo por ser el padre, sino que se puede comprobar hablando con cualquiera de los compañeros del club o sus padres. El club Murialdo tiene una escuela de vida, donde lo importante es la disciplina, y sus amigos tampoco son violentos". Además comentó que desde el club Andes Talleres recibió varios llamados para preguntar por la salud de Martín.

Martín juega en la sexta división, y al consultarlo a su papá si tiene pensado dejar el fútbol por este incidente, el hombre contestó: "Espero internamente que no, aunque respetaremos su decisión, pero Martín juega desde los 13 años, y encontró un lugar maravilloso, que lo mantiene alejado de las cosas malas de la calle, y que le ha servido para formarse como persona de bien. Sería muy triste que por esta situación deje de lado el deporte y al grupo humano que lo acompaña. La semana próxima lo tiene que revisar el neurólogo para ver si ya puede volver a jugar, y ahí decidirá".

La postura del gobierno

El propio subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Néstor Majul, expresó la postura oficial por este hecho que se volvió mediático, pero no es aislado en los deportes, en especial en el fútbol, y que tiene como protagonistas a los padres. "Estamos viviendo una situación lamentable. Esto que pasó se podía ver venir, que iba en escalada, porque los padres están volcando mucha responsabilidad en sus hijos en relación con lo que tiene que ver nada más que con un juego", dijo el funcionario, que rotuló a los progenitores de los deportistas: "Hoy son los nuevos barrabravas".

Luego Majul dijo que "nos pareció un buen criterio que los policías no tuvieran que ir más a los partidos de inferiores, pero viendo lo que está pasando ahora, donde los padres insultan a los árbitros, a los técnicos y a los otros jugadores. Si hubo padres que agredieron a los jugadores (de Murialdo), esos padres no tienen que entrar más a una cancha", concluyó el subsecretario, quien adelantó que se investigará el caso.

comunicado-murialdo.jpg

El club Leonardo Murialdo llevará el caso a la justicia

Mediante la cuenta de Facebook del club Murialdo, la entidad de Villanueva informó que hará un presentación judicial del caso donde resultó agredido su jugador de sexta división. "El club Leonardo Murialdo expresa su más profundo repudio a la violencia ejercida contra los jugadores de la categoría 2005 de nuestra institución por parte de los jugadores y padres del equipo de Andes Talleres Sport Club", comunicaron.

Luego continúa: "Lamentablemente una vez más debemos ocuparnos de los violentos que empañaron una contienda deportiva y lesionaron gravemente a sus protagonistas. En esta oportunidad nuestra institución acudirá por justicia ante las autoridades deportivas y de la Administración de Justicia de la provincia de Mendoza y proseguirá el reclamo hasta las últimas consecuencias".

Para finalizar la misiva llamó a la reflexión. "No podemos permitirnos flaquear ante semejante agresividad y falta de espíritu deportivo solicitando desde ya el apoyo y acompañamiento de las autoridades de Andes Talleres y de toda la comunidad deportiva de la provincia, en especial de la Liga Mendocina de Fútbol", concluyeron.

►TE PUEDE INTERESAR: Telegram: la aplicación donde se aprovecha la venta de drogas online para cometer estafas en Mendoza