Seguridad y teléfonos celulares

Comenzaron los estudios para instalar inhibidores de señal en cárceles de Mendoza

Ingenieros del INVAP recorrieron los penales de Mendoza en los que se planea instalar inhibidores de señales para evitar y frenar los delitos tecnológicos que se cometen desde las cárceles

Por UNO

Alejandro Flores y Rubén Gómez realizaron el estudio técnico y la viabilidad para instalar esos aparatos en el sector de máxima seguridad de Almafuerte II y en los complejos penitenciarios de Boulogne Sur Mer y San Felipe.

Así, el Servicio Penitenciario avanza con la instalación de inhibidores de telefonía celular, tal como lo anunció el gobernador Rodolfo Suarez.

►TE PUEDE INTERESAR: Rodolfo Suarez recorrió la cárcel equipada para evitar que los presos realicen estafas con celulares

Inhibidores en las cárceles1.jpeg
Torre de control de Almafuerte II.

Torre de control de Almafuerte II.

Rosario ya tiene inhibidores

La empresa argentina de alta tecnología dedicada al diseño, integración y construcción de plantas y equipamientos ya cuenta con este tipo de sistemas en cárceles de Rosario.

En Mendoza se busca ejercer en las cárceles mayor control de la seguridad, mediante la modernización del sistema, la incorporación de tecnología y la puesta en funcionamiento de uno de los complejos penitenciarios más grandes y modernos de Latinoamérica.

En este sentido, la necesidad de instalar estos inhibidores se debe a la peligrosidad que ostentan algunas personas privadas de libertad, por su capacidad tecnológica para seguir operando desde las cárceles con telefonía celular.

"Para combatir la inseguridad, los que cometen delitos tienen que estar detenidos. En Mendoza siempre decimos que el que las hace las paga, pero para que paguen, tenemos que tener las infraestructuras adecuadas”, dijo días atrás el mandatario.

INVAP trabaja además en áreas de alta complejidad, como defensa y seguridad, energía nuclear, tecnología espacial, tecnología industrial y equipamiento médico y científico, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las personas y aportar al desarrollo sustentable.

Inhibidores en las cárceles.jpeg
Recorrida de autoridades penitenciarias y profesionales de INVAP por las cárceles de Mendoza.

Recorrida de autoridades penitenciarias y profesionales de INVAP por las cárceles de Mendoza.

Este nuevo sistema de neutralización de la conectividad por telefonía celular ya funciona en las cárceles de la ciudad de Rosario, mediante antenas que irradian una onda que anula la conexión en el espacio que ocupa ese establecimiento, emitiendo señales de interferencia hacia la red celular y de datos dentro del predio.

El director general del Servicio Penitenciario de Mendoza, Eduardo Orellana, explicó que "nuestra provincia se ha convertido en el quinto sistema penitenciario del país, con más de 6 mil personas alojadas intramuros en los 22 complejos, unidades y alcaidías, motivo por el cual surge la necesidad de realizar el relevamiento de campo, hacer simulaciones de coberturas de señal y analizar la potencia que deberían tener los equipos de inhibición".

►TE PUEDE INTERESAR: El Servicio Penitenciario reclamó más tecnología para evitar el uso de celulares en las cárceles