Último primer día

Alerta UPD: no hay eventos autorizados y las multas para padres superan los $700.000

Así lo confirmó Diversión Nocturna. Puede haber clausuras de fiestas por el último primer día de clases y multas para padres de menores alcoholizados

El Gobierno de Mendoza advirtió que ninguno de los eventos del último primer día de clases(UPD) ha pedido habilitación formal, por lo que los salones y quintas que cobren ingreso o comercialicen alcohol se arriesgan a la clausura. Además, el Código de Contravenciones establece en sus artículos 9, 86 y 96 sanciones para padres de menores en estado de ebriedad que hayan sido partícipes de las fiestas.

La normativa sostiene que el juez contravencional realizará una investigación a fin de determinar si hubo intervención o no de menores en el hecho. Si se logra determinar la participación del menor de edad, los padres o tutores serán sancionados con multas que van desde doscientas hasta tres mil unidades fijas (U.F.).

En los casos de reiteración por parte del menor, los progenitores o tutores serán pasibles de hasta el doble de las sanciones, pudiendo además aplicar como medida de conducta la terapia familiar.

último primer día (1).jpg
Las multas para padres de menores alcoholizados en fiestas por el Último Primer Día van desde los $25.000 hasta más de $700.000.

Las multas para padres de menores alcoholizados en fiestas por el Último Primer Día van desde los $25.000 hasta más de $700.000.

Las multas por incumplir este artículo, según la última actualización que se estableció en la Ley Impositiva sancionada en noviembre, van desde los $25.400 hasta los $381.000.

►TE PUEDE INTERESAR: Seguridad pidió a la Nación que prohíba el ingreso a las canchas a 22 chilenos y un mendocino

Otros artículos del Código Contravencional que penan a padres

El artículo 86 establece que ante la omisión de cuidado los padres serán sancionados con multas desde $254.000, es decir 2.000 U.F., hasta $508.000, 4.000 U.F., o trabajo comunitario vinculado con la diversión nocturna de los jóvenes, desde 20 días hasta 40 días. En caso de reincidencia, la sanción se elevará al doble de su mínimo y máximo.

Los padres que suministren o permitan el consumo de alcohol o sustancias a sus hijos también serán penados según el artículo 96. Serán sancionados con arresto de 15 a 60 días, trabajo comunitario de hasta 20 días o multas económicas que dan desde $190.500 (1500 U.F.) hasta $762.000 (6000 U.F.).

Diversión Nocturna

►TE PUEDE INTERESAR: Fuerte repudio a Milei por burlarse del síndrome de Down para atacar a Ignacio Torres

Locales que permitan el ingreso de alcohol o drogas también pueden ser multados

El artículo 87 del Código de Contravenciones establece que el titular de local o el organizador de eventos de festejos estudiantiles para menores de edad, cualquiera sea su naturaleza, que no impidiere el ingreso, venta, expendio y consumo de bebidas alcohólicas o de estupefacientes en los lugares será sancionado.

Las sanciones pueden ser multas que van desde las cinco mil (5.000) U.F., es decir $635.000, hasta doce mil (12.000) U.F., $1.524.000, o arresto desde cincuenta hasta noventa días y la clausura del lugar o local por el término de sesenta días.

►TE PUEDE INTERESAR: El derrumbe de la natalidad impactó sobre la cantidad de alumnos que ingresan a la primaria

Clausura de locales por el UPD

Desde el Gobierno detallaron que hubo un cambio de paradigma ante esta situación, teniendo en cuenta que se volvió inevitable. Por esta razón, se cambió el foco y pretenden que los familiares de alumnos y las escuelas trabajen de forma integrada para que los chicos puedan disfrutar de este último primer día de clases sin excesos.

"Asumiendo que no lo vamos a poder evitar, decidimos acompañar y hacernos cargo", comentó Claudia Ferrari, subsecretaria de Educación de la provincia.

El área de Diversión Nocturna del Ministerio de Seguridad y Justicia viene trabajando en un operativo para desactivar reuniones clandestinas y prevenir el consumo de alcohol en jóvenes durante el festejo del Último Primer Día (UPD).

Las autoridades del Gobierno han puesto principal énfasis en concientizar a padres y estudiantes para prevenir situaciones indeseadas, como consumos problemáticos y reuniones clandestinas. Entre las acciones, el encargado del área de Diversión Nocturna de la cartera, Alejandro Pozzi, puntualizó que desde el fin de semana se están realizando rigurosos controles en toda Mendoza.

El funcionario detalló que hasta el momento “no tenemos eventos autorizados, por lo que ante una denuncia o toma de conocimiento de que se están comercializando entradas o alcohol, podemos proceder a la clausura del lugar”. En el operativo, Pozzi remarcó que trabajarán cerca de 30 inspectores.

►TE PUEDE INTERESAR: Una encuesta reveló que el 78% de mendocinos piensa que la provincia tendrá cada vez menos agua

Qué es el último primer día

El UPD o último primer día es una práctica que se realiza desde hace varios años y que lleva a los estudiantes de quinto año del secundario a reunirse la noche anterior en algún lugar para festejar antes de ir a la escuela.

Durante los últimos años tomó gran trascendencia para los jóvenes, y sobre todo para los padres, quienes debieron inevitablemente involucrarse por el simple hecho de que hay alcohol y drogas de por medio. Lo mismo sucedió con las escuelas que, pese a que no aplican las mismas normas en todos los casos, se ven ante el inconveniente de recibir a los alumnos que vienen "de gira".

El mejor lugar para que estén es la escuela, pero los educadores se llevan la peor parte. Ellos son los responsables de acompañar durante la jornada del último primer día a los chicos.

Los padres acompañan y apoyan para que sus hijos puedan celebrar este día tan especial. La práctica tomó tal magnitud que lleva a tener distintos conflictos entre padres, hijos y responsables de las instituciones.

Cortes de calles ya hasta vandalismo en lugares públicos es el saldo de la celebración del Último primer día de clases (UPD).
Los estudiantes de quinto año del secundario se reúnen la noche anterior en algún lugar para festejar antes de ir a la escuela.

Los estudiantes de quinto año del secundario se reúnen la noche anterior en algún lugar para festejar antes de ir a la escuela.