Una de las películas más exitosas del director Rob Marshall es "Memorias de una geisha", una producción que contó con un elenco de lujo y que se basó en la novela homónima de Arthur Golden. Además esta película contó con la producción de Steven Spielberg.

¿De qué trata la película "Memorias de una geisha"?

"Una niña trabaja como sirvienta en una casa de geishas y crece para convertirse en una de las acompañantes más famosas y ricas de Japón", indica la sinopsis de esta película que se estrenó en 2005.

►TE PUEDE INTERESAR: A 29 años de "Hocus Pocus", así luce hoy el actor Omri Katz

Memorias de una geisha 2.jpg
Película

Película "Memorias de una geisha".

Esta producción de Red Wagon Entertainment y Amblin Entertainment contó con el protagónico de Zhang Ziyi, Ken Watanabe, Gong Li, Michelle Yeoh, Randall Duk Kim, Youki Kudoh y Suzuka Ohgo.

¿Cómo luce hoy la actriz que interpretó a Chiyo?

El personaje de Chiyo estuvo a cargo de la actriz japonesa Suzuka Ohgo. Ella debutó en el cine en "Kita no Zeronen", junto al icónico actor Ken Watanabe, que interpreta a su padre en la película. Después de trabajar con ella, Watanabe la recomendó para el papel de Chiyo en la película "Memorias de una geisha".

Entre sus trabajos en televisión están "Hitoni Yasashiku" (2002), "Dr. Kotoh's Clinic" (2003) y "Ai No Ie" (2003), entre otros.

►TE PUEDE INTERESAR: A más de 20 años de su estreno, así luce el niño que hizo de Anakin Skywalker en Star Wars

Memorias de una geisha Suzuka Ohgo.jpg
Suzuka Ohgo en la actualidad.

Suzuka Ohgo en la actualidad.

Si bien la película "Memorias de una geisha" fue aclamada por la crítica especializada, en Japón no vieron con buenos ojos la trama de la misma. Esto se debe a que la película deja "mal parada" a la figura de la geisha, ya que se la asocia con la prostitución, con la trata de menores , entre otros errores.

Además esta producción fue criticada en Japón ya que se usaron actrices asiáticas en general que hablaban inglés. Esta decisión fue acertada en lo comercial, pero a nivel trama dejó mucho que desear para la credibilidad de la historia.