Análisis y opinión

¿Y si el PJ de Mendoza se expidiera con tanta pasión por los temas provinciales como lo hizo por Cristina?

Pareciera que, en lo relativo a la caída del proyecto Portezuelo, el PJ provincial prefiere quedar mal con Mendoza pero no con la Casa Rosada ni con el Instituto Patria

No es común que el Partido Justicialista (PJ) de Mendoza se expida públicamente y con rapidez sobre asuntos que tienen que ver con los intereses de la Provincia. Por ejemplo, la caída del proyecto Portezuelo del Viento no ha tenido definiciones esclarecedoras y expeditivas por parte del actual peronismo provincial, manejado por el kirchnerismo.

Han habido voces peronistas que -en nombre propio- han hecho aportes al debate sobre Portezuelo (por ejemplo, las de los exgobernadores justicialistas Rodolfo Gabrielli y Arturo Lafalla que no ven a la energía hidroeléctrica como algo con futuro) pero, institucionalmente, el peronismo se ha guardado. Pareciera que el PJ local prefiere quedar mal con Mendoza pero no con la Casa Rosada ni -mucho menos- con el Instituto Patria.

Ese silencio ha jugado a favor de las provincias peronistas del COIRCO (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado) las que, con el aval del presidente Alberto Fernández, bloquearon la realización de la mencionado represa sobre el río Grande en Malargüe por lo que Mendoza ya no se podrá "dar dique", como antes se le decía coloquialmente al hecho de darse importancia por algo. Nada de la "obra del siglo" ni cosas por el estilo.

►TE PUEDE INTERESAR: Mendoza es usada como la antagonista ideal por el peronismo de La Pampa

Para los mandados, rápido

En cambio, el PJ mendocino ha actuado con desusada y suma rapidez para cuestionar a la Fiscalía que pidió una condena por corrupción para Cristina Kirchner en la causa Vialidad, es decir la que investigó por qué razón todas las obras públicas de Santa Cruz se direccionaban hacia la empresa de Lázaro Báez durante las tres presidencias del kirchnerismo.

La empresa de Báez, hasta mayo de 2003 un ignoto empleado bancario de Santa Cruz, fue creada unas semanas antes de que asumiera Néstor Kirchner la presidencia de la Nación, y así, sin antecedentes, el nuevo empresario empezó a ganar licitaciones en Santa Cruz.

El peronismo institucional de Mendoza se ha declarado "en estado de alerta y movilización, como en la Nación" para defender a la vicepresidenta. Y ha sacado un documento donde argumenta que la decisión de la Fiscalía para penar a Cristina "es un ataque a la democracia que busca hacer desaparecer al peronismo" y que todo eso es parte de "un circo mediático y judicial".

¿Y la igualdad ante la ley?, dirá usted. Aún falta que se expidan las defensas de Cristina Kirchner y de los demás enjuiciados y que los jueces de un tribunal oral federal evalúen las acusaciones y los argumentos de los acusados, pero sin embargo en el PJ (nacional y provincial) ya están adelantando "el quilombo que se va a armar", o diciendo como Hebe de Bonafini que "la Justicia somos nosotros", o advirtiendo que se los encontrará "peleando en las calles"; sin olvidar ese clásico del peronismo que es "armar cabildos abiertos", como en 1810.

marcha por cristina kirchner.jpg
Marcha en apoyo de Cristina Kirchner en la Legislatura provincial.

Marcha en apoyo de Cristina Kirchner en la Legislatura provincial.

Los dos PJ

Según el documento del Partido Justicialista mendocino, el "Partido Judicial" es el que busca impedir mediante "aberraciones jurídicas" una Argentina más justa y una mejor distribución de la riqueza. Y detalla una serie de objetivos sociales y políticos que no se están cumpliendo, como si el actual gobierno nacional no estuviera dirigido por el peronismo kirchnerista de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, sino por el fiscal Diego Luciani.

El peronismo provincial ha instado "a los y las militantes de las causas populares y a todos los argentinos y argentinas de bien a ponerse en la vereda de enfrente de quienes intentan utilizar el aparato judicial para herir irremediablemente a nuestra democracia".

Pregunta necesaria: ¿qué es un argentino de bien?

No recordamos que tal estado deliberativo y de movilización del PJ de Mendoza y de la Nación, como éste que se ha generado en torno a Cristina, se haya dado también para aportar algún esbozo de solución a los problemas que realmente interesan a la ciudadanía.

Nos referimos a la inflación, a la falta de creación de empleo genuino, al aumento de la pobreza, a la ausencia de inversiones, al déficit fiscal, a la brecha cambiaria, o a todos los cepos que supimos conseguir durante el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

La colonización

Tampoco tuvo activa participación el peronismo mendocino a la hora de hacer aportes (no decimos cogobernar, claro, sino plantear debates esclarecedores) sobre asuntos que tuvieron en vilo a la población de Mendoza, como los problemas que generaron con sus paros los anestesistas, que obligaron a suspender todas las operaciones programadas en los hospitales públicos durante varias semanas.

De igual manera no se escuchó la voz oficial del partido peronista en la crisis por los numerosos días de paro que cumplió el gremio docente SUTE, ostentosamente embanderado con el kirchnerismo, que dejaron sin clases a todos los estudiantes primarios y secundarios de la provincia.

El documento del PJ mendocino advierte que una de sus "misiones indeclinables" es terminar con el uso político del Poder Judicial y restablecer su efectiva independencia de las corporaciones que lo utilizan como herramienta del "lawfare" (persecución judicial).

Mire usted qué bien, de acuerdo, siempre que convengamos que una de esas corporaciones a las que alude el PJ se patentiza claramente en la política, de manera particular en el kirchnerismo, que ha hecho hasta lo imposible para colonizar y catequizar la Justicia a fin de ponerla al servicio del "movimiento nacional y popular", que en la jerga antirrepublicana y antiliberal quiere decir "al servicio de ellos".

►TE PUEDE INTERESAR: La última de Bonafini: arma una "pueblada" y dictamina "nosotros somos la Justicia"