Los fondos de la megaobra

Rodolfo Suarez convocará a intendentes y empresas por el uso de los U$S1.023 millones de Portezuelo

Ante la negativa de Nación, Suarez tiene que buscar nuevos destinos para los fondos destinados a Portezuelo del Viento. Afirmaron que buscarán una convocatoria con distintos sectores, incluido el PJ. Si esperan a Fernández, podrían pasar casi cuatro meses sin el más mínimo avance

El Gobierno ya manifestó que buscará un debate amplio antes de decidir cómo adjudicará los fondos que iban a ser para Portezuelo del Viento. Se armará una mesa de discusión con empresarios, especialistas en la materia e intendentes (de los dos bandos, según el oficialismo). Allí buscarán consenso sobre qué proyectos merecen esas divisas y si cumplen las condiciones que Suarez anticipó el 1 de mayo: exportar más, ampliar la matriz productiva y generar empleo.

Una vez que Alberto Fernández, desde La Pampa, pronunció su lapidaria frase y le puso certificado de defunción a la represa; la mirada y los pensamientos de políticos y empresarios locales se volvieron hacia dos cifras. La primera, los casi 423 millones de dólares que ya hay en el fideicomiso. La otra, los 600 millones que aún esperan recibir en la provincia.

Si no pasa nada raro y Nación continúa con los desembolsos, una vez completada la suma total (o incluso antes), habrá que comenzar a invertirlos. Pero no sólo surge el interrogante sobre los proyectos en los cuales utilizar el dinero (algo que comenzó a responderse meses atrás, cuando surgieron los “planes B”), sino que también existen dudas sobre quiénes deben conformar el espacio de decisión y de debate.

La última palabra será de Suarez, pero muchos involucrados coinciden en que debe haber discusiones previas, sobre todo por la cantidad de dinero de la que se está hablando. Por eso, los dichos del ministro de Gobierno Víctor Ibañez este martes en Canal Siete tomaron especial importancia: marcaron el primer paso hacia la conformación de ese grupo.

► TE PUEDE INTERESAR: Fernández Sagasti admitió que "no comparte" la decisión presidencial sobre Portezuelo del Viento

ibañez portezuelo del viento.jpg
El ministro de Gobierno ha sido uno de los voceros de la gestión en torno a la megaobra. Apuntó que Suarez tenía razón en no haber adjudicado el proyecto sin laudo, y que el oficialismo

El ministro de Gobierno ha sido uno de los voceros de la gestión en torno a la megaobra. Apuntó que Suarez tenía razón en no haber adjudicado el proyecto sin laudo, y que el oficialismo "se anticipó bien" a los hechos.

“El Gobernador se ha expresado. Llegado ese escenario (un laudo por escrito, y no un anuncio informal) tenemos que sentar a todos los sectores. Intendentes, empresarios y todos los que tengan interés en el tema. Debe ser una convocatoria amplia, porque estamos hablando del agua de Mendoza, de proyectos productivos y de energía”, apuntó. Consultado al respecto, también abrió la puerta a dirigentes del peronismo.

► TE PUEDE INTERESAR: La Asociación de Oftalmología cruzó al titular de la OSEP, Carlos Funes, por el cobro de coseguros

Pueden pasar casi cuatro meses sin hacer nada

Detrás de todas las discusiones en torno a Portezuelo, está el Coirco como telón de fondo. El Comité Interjurisdiccional del Río Colorado es el espacio formal en el que se discutieron los pormenores de esta negociación y también el escenario en que se exhumó el pedido de frenar todo por parte de La Pampa. Justamente, la solicitud que el Presidente decidió acatar este martes. Pero hay un problema más: su normativa puso a Mendoza en tiempo muerto.

Es que, según el reglamento del organismo, Alberto Fernández tendría tiempo hasta principios de agosto para emitir su fallo. Como en el Gobierno no quieren avanzar en nada hasta no tener por escrito la decisión del Ejecutivo, podrían pasar más de tres meses sin que la provincia tome una sola decisión sobre los fondos. Tiempo crucial si se toma en cuenta que cualquier estudio previo, en obras de este tipo, suele tomar años.

“Por una cuestión de respeto a los procedimientos, sería poco serio actuar sin el laudo. La pregunta que nos hacemos es por qué no laudó antes de hacer una declaración de este tipo”, apuntó Ibañez. “Aunque el plazo podría extenderse hasta agosto, sería poco serio avanzar sin esa herramienta. Lo que si, le pedimos a Fernández que lo haga rápidamente”, cerró.

Suarez y Ziliotto.jpg
Ziliotto, Suarez y

Ziliotto, Suarez y "Wado" De Pedro. Una de las imágenes más icónicas de las discusiones que se han dado en el comité ejecutivo del Coirco. Ese 26 de junio de 2020, La Pampa logró reflotar su pedido de un nuevo estudio ambiental y así frenar Portezuelo.

El ministro habló de seguir los pasos institucionales. Eso concuerda con lo que ha sido la postura mendocina en estos más de tres años de idas y vueltas. Pero no es el único motivo de la espera. Básicamente, en el fallo presidencial estará inscripta la gran respuesta que esperan en Casa de Gobierno: si aceptan la lectura mendocina de que esto es un “no” y si, a partir de eso, permiten usar la plata para otros proyectos.

► TE PUEDE INTERESAR: El pedido de otro estudio de impacto ambiental no es el fin de Portezuelo, según La Pampa

Las previsiones y los motivos para no adjudicar la obra

La postura del Ejecutivo local es plantear que se anticiparon correctamente a la negativa de Fernández. Entre otras cosas, lo argumentan con dos antecedentes: diciembre, cuando el gobernador llevó su pedido de pronto despacho a Casa Rosada; y marzo, cuando le solicitaron que, si no laudaba a favor, “liberara” las divisas para hacer obras.

Además, cerca de Suarez alzan el dedo índice y le marcan al peronismo que lo ocurrido les dio la razón en que no se podía construir Portezuelo sin la venia unívoca del Presidente. “El gobernador estaba en lo correcto. Lo sucedido lo avala de forma clara frente a quienes, en ese momento, sostenían que se podía adjudicar directamente la obra”, rememoró Ibañez.

Reunion Suarez con el PJ 180222.jpeg
Mesa de diálogo. El 18 de febrero, legisladores nacionales e intendentes peronistas se reunieron con Suarez e Ibañez para definir una postura común en torno al futuro de la obra y cómo se plantaría Mendoza ante la Nación.

Mesa de diálogo. El 18 de febrero, legisladores nacionales e intendentes peronistas se reunieron con Suarez e Ibañez para definir una postura común en torno al futuro de la obra y cómo se plantaría Mendoza ante la Nación.

Le habla al PJ. En aquel encuentro de febrero que reunió a Suarez con Sagasti, Bermejo y otros dirigentes peronistas en Casa de Gobierno, los opositores entraron y salieron del cónclave marcando esa postura. No queda claro si ahora le dan la razón a Ibañez, o si siguen pensando lo mismo: que hay que desoír a las otras cuatro provincias y avanzar igual en la construcción de Portezuelo.

Sea o no descabellado, el planteo no es solo de la oposición. Dentro de Cambia Mendoza también hay dirigentes que lo manifestaron: mandarse igual, pase lo que pase. Algunos lo dijeron en off, y otros se animaron a hacerlo ante micrófonos y pantallas. Como Omar De Marchi, que proponía desde 2020 salirse del comité en plena acción de rebeldía, bajo la premisa “Es chau Coirco o chau Portezuelo”.

Por ahora, parece que es más “chau Portezuelo”.

► TE PUEDE INTERESAR: Alfredo Cornejo suspendió un vuelo a Buenos Aires para hacerse estudios en el Hospital Central