Poder Judicial de Mendoza

Por la reforma de la Suprema Corte de Justicia ya hay supremos vencedores y vencidos

Más allá de los retoques de última hora al proyecto original, el ala radical de la Suprema Corte de Justicia paladea la victoria que le garantiza la mayoría legislativa de Cambia Mendoza y sus aliados. Del otro lado de la grieta, el peronismo judicial admite la derrota

La reforma de la Suprema Corte de Justicia -con la disolución del sistema de Salas y el sorteo de causas entre los 7 supremos- ya es asunto terminado para los jueces del máximo tribunal.

A esta hora, y cuando aún tienen pendiente un encuentro para afinar pequeños detalles del plan que tratará la Legislatura, en la Suprema Corte de Justicia ya hay vencedores y vencidos.

La grieta. Otra vez. En su máxima expresión. Como viene ocurriendo en los últimos 7 años, cuando la Corte local se politizó terriblemente.

TE PUEDE INTERESAR: Rodolfo Suarez sobre la reforma de la Suprema Corte: "Con el sorteo de los jueces se termina el cuento"

Vencedores y vencidos en la Suprema Corte de Justicia

El ala radical -Dalmiro Garay, José Valerio, Pedro Llorente y Teresa Day- se sabe ganadora porque para ver cristalizada la reforma en términos prácticamente originales solo hay que esperar. Y porque en la Legislatura -ahí se apunta un bonus track- superaron con creces el desafío de ser interpelados por legisladores del peronismo -aunque por lo bajo confiesan que esperaban un adversario más incisivo-.

josé valerio suprema corte.jpg
José Valerio, del ala radical de la Suprema Corte de Justicia.

José Valerio, del ala radical de la Suprema Corte de Justicia.

La contracara es el peronismo del máximo tribunal que integran Omar Palermo, Mario Adaro y Julio Gómez. Resistió todo lo que pudo pública y privadamente con argumentos políticos y con estadísticas para evitar la disolución de la Sala II donde tiene mayoría. Cedió y hasta ofreció mejoras. Pero se quedó sin margen de maniobra.

adaro y palermo suprema corte 200922.jpg
Omar Palermo y Mario Adaro, del ala PJ de la Suprema Corte de Justicia.

Omar Palermo y Mario Adaro, del ala PJ de la Suprema Corte de Justicia.

Asunto terminado, coinciden radicales y peronistas a ambos lados de la grieta de la Suprema Corte. Vencedores y vencidos.

Las reuniones de este jueves y la que mantendrán la semana próxima -con fecha a designar- son únicamente para salir y mostrarse sonrientes y bien peinados para la foto, tras haber reconocido que lavar la ropa en las aguas de la Legislatura fue producto de la falta de consenso y de diálogo.

TE PUEDE INTERESAR: La Suprema Corte tuvo su primera reunión "privada" para tratar la reforma del máximo tribunal

Cuestión de mayorías

La disputa por la reforma de la Suprema Corte de Justicia a ambos lados de la grieta tuvo una palabra en común: mayoría.

Los peronistas enrostraron a los radicales que ejercen la mayoría automática 4 a 3 a la hora de los plenarios, como el del Ítem Aula; y los oficialistas dijeron que la verdadera mayoría la ejerce el peronismo en la Sala II porque concentra más del 70% de las causas penales y laborales.

Sin embargo, la mayoría que terminará poniendo fin al pleito es la que tienen Cambia Mendoza y sus aliados del Pro en la Legislatura, donde la reforma de la Suprema Corte de Justicia será tratada y aprobada.

Eso ya se sabía de antemano. Por eso, para el ala radical -impulsor de la reforma desde lo técnico- era como correr con el caballo ganador mientras que para el sector PJ era hacer toda la fuerza posible para que la derrota fuera digna y escalonada.

TE PUEDE INTERESAR: El Jury de Enjuiciamiento suspendió a la jueza María Lizán, que irá a juicio de destitución

Temas relacionados: