Cambios en el máximo tribunal

Martes clave para la reforma de la Suprema Corte que impulsa Rodolfo Suarez

El Gobierno apuesta todo a que este martes tendrá el despacho de la comisión necesario para que el proyecto de reforma de la Suprema Corte se pueda votar en Diputados al día siguiente. Para eso necesita al menos un voto aliado.

El proyecto de reforma del funcionamiento de la Suprema Corte que impulsa Rodolfo Suarez se jugará este martes su primera prueba de fuego: conseguir el despacho de comisión que lo lleve sin escalas al recinto para ser votado en Diputados. En el Gobierno están confiados en que podrán conseguir al menos 7 votos favorables de los 13 legisladores que conforman la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC), pero para eso requieren del aval de un aliado.

El oficialismo pretende eliminar el actual sistema de salas que tiene el máximo tribunal (una sala para causas civiles, comerciales y de Familia, y otro para las causas penales y laborales que concentra el 70% de los expedientes que recibe la Corte), para comenzar a sortear a los jueces que entiendan en todas las causas.

Por aquella necesidad de acompañamiento, en esta jornada todas las miradas estarán puestas en qué postura adoptarán el presidente de esa comisión, el sancarlino Jorge Difonso (de Unión Popular- Frente Renovador) y Gustavo Cairo (del PRO). De hecho, en la tarde de este lunes, el partido que comanda Omar De Marchi se reunió para definir la postura institucional que adoptarían sus legisladores ante la iniciativa y hasta anoche eso era materia de discusión, aunque eran más los que se inclinaban por seguir discutiendo "en profundidad" los cambios en el máximo tribunal.

►TE PUEDE INTERESAR: La reforma de Suarez, ante la contraoferta de los supremos y las dudas de su propia tropa

Es que la UCR tiene en esa comisión a 6 de sus diputados, y requiere sí o sí contar con uno de esos aliados para imponerse, ya que el despacho requiere de 7 firmas. En frente están los 4 diputados del PJ que rechazan el proyecto, y a ellos se suma la demócrata Mercedes Llano, por lo que la puja entre los que aprueban y rechazan quedaría 6 a 5.

"Esto no se puede dilatar más. Con las visitas de este martes habrán desfilado por la comisión de LAC 5 integrantes de la Corte, dos ex supremos y otros funcionarios y abogados. De todos se escucharon sus posturas y ya es necesario llevarlo al recinto, porque además de las críticas, no hemos recibido un aporte formal de la oposición como para modificar este proyecto", marcaron algunos diputados oficialistas apurados en que el proyecto se discuta en la próxima sesión.

Reunión legislatura reforma de la Corte.jpg
El ex supremo Alejandro Pérez Hualde, y quien fuera su par, Aída Kemelmajer, pasaron por la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales para hacer sus aportes sobre el proyecto que busca reformar el funcionamiento de la Suprema Corte.

El ex supremo Alejandro Pérez Hualde, y quien fuera su par, Aída Kemelmajer, pasaron por la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales para hacer sus aportes sobre el proyecto que busca reformar el funcionamiento de la Suprema Corte.

Ese legislador se refiere a que el martes pasado aportaron sus miradas el subsecretario de Justicia, Marcelo D´Agostino, los ex supremos Alejandro Pérez Hualde y Aída Kemelmajer, a los que se sumaron luego el juez José Valerio, el ex gobernador Arturo Lafalla y referentes de la Federación del Colegio de Abogados. Esa primera jornada de LAC terminó en denuncias cruzadas y no faltó el escándalo.

La nómina de visitas se completa este martes con dos detractores del proyecto: los jueces Omar Palermo y Mario Adaro, y más tarde será el turno del presidente de la Corte, Dalmiro Garay, que llegará acompañado de la única mujer del tribunal, Teresa Day.

adaro y palermo corte suprema.jpg
Los jueces supremos Mario Adaro y Omar Palermo llevarían hoy a la comisión de Diputados dos alternativas de modificación del funcionamiento de la Suprema Corte.

Los jueces supremos Mario Adaro y Omar Palermo llevarían hoy a la comisión de Diputados dos alternativas de modificación del funcionamiento de la Suprema Corte.

Si bien el oficialismo chicaneó con que no han recibido aportes de la oposición, según lo que ya adelantó Diario UNO Adaro y Palermo llegarán a la comisión de Diputados con dos alternativas. En una apuntarán a mantener la especialización, aunque “no están necesariamente en contra de quitar las dos salas”, sino de modificar el régimen de los turnos de 15 días para cada sala, que es lo que está distorsionando el reparto de causas del fuero contencioso administrativo.

También están de acuerdo con una bandera del oficialismo: que el presidente de la Corte, Dalmiro Garay, pueda actuar en causas por fuera de las discusiones en pleno. Ese punto también estaría presente en lo que van a presentar el martes.

Por su lado, y pese a que no adelantó su postura, el presidente de la comisión, Jorge Difonso, sí se mostró abierto "a seguir discutiendo el proyecto oficialista y darle participación a todas las voces", de lo que se desprende que a su entender hay puntos por mejorar en la iniciativa oficialista.

No lo dicen abiertamente, pero hay dos puntos clave del proyecto que son los que mayor discusión generan: el que plantea no priorizar la especialización de los jueces al dirimir las causas por sorteo; y el que define cómo se convocarán a futuro los plenos y plenarios de la Corte, en donde deben votar los 7 magistrados, de los cuales hoy 4 son identificados como filoradicales.

Desde el oficialismo rebaten esa mirada que da por sentado que se podrían forzar plenarios de la Corte a sabiendas de que así se podrían asegurar los fallos por la supremacía de jueces filoradicales: "Si uno revisa los 24 plenarios que se dieron desde el 2016 a la fecha sólo dos de ellos terminaron con ese 4 a 3 de los que hablan, y uno de ellos fue con la conformación anterior del tribunal. Los jueces votan siguiendo su criterio, sino no se podría explicar que hayan plenos que salieron por los 7 votos a favor de todos los magistrados", insisten.

► TE PUEDE INTERESAR: Pérez Hualde y la reforma de la Suprema Corte de Justicia: "Eliminar el forum shopping es sano"

La postura del PRO y la propuesta de un complemento

En el PRO habían resaltado que no se prestarían a una discusión a las apuradas, y pedían destinarle un mayor tiempo de análisis a la iniciativa de Suarez. Por tanto, hay quienes pensaban que el ansiado despacho de comisión se retrasase una semana más para luego llevar la discusión al recinto.

Es más, es probable que algún diputado amarillo proponga en las próximas horas un proyecto que lo complemente.

"De las más de 9.000 causas que ingresaron a la Corte entre enero del 2018 y junio del 2022, es decir en cuatro años y medio, casi 4.000 son apelaciones por cuestiones laborales que hoy embarran el funcionamiento del tribunal. Lo que estamos analizando es proponer la creación de una Cámara de Apelaciones laboral que sirva de filtro a lo que le llega hoy a la Corte, que es como funcionan tribunales de otras provincias", adelantaron. En esa iniciativa habría hecho sus aportes Gustavo Cairo, quien antes de ser legislador fue el titular regional de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo.

Otra opción es reflotar un proyecto que duerme en la Cámara de Senadores, que versa sobre el funcionamiento de la Suprema Corte, pero pretende que haya una doble conformidad en instancias inferiores, y una cámara de revisión: "hoy la Corte funciona como una cámara de segunda instancia", aportaron algunas fuentes del PRO.

Temas relacionados: