Reconocimiento

Los jueces que condenaron a las juntas militares recibieron el Doctorado Honoris Causa de la UNCuyo

Cuatro de los magistrados que condenaron a los principales responsables del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar fueron homenajeados en Mendoza

Por UNO

Ricardo Gil Lavedra, Jorge Valerga Aráoz, Guillermo Ledesma y León Arslanian recibieron este lunes el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo. La alta distinción es por la labor que tuvieron en el juzgamiento y condena de nueve militares que integraron las juntas que gobernaron de facto en la Argentina entre 1976 y 1983 y que fueron responsables máximos del Terrorismo de Estado que desembocó en un genocidio.

La rectora Esther Sánchez y el vicerrector Gabriel Fidel presidieron el acto en el que estuvieron de forma presencial (Arslanian lo hizo en forma virtual) tres de los magistrados que en el regreso de la democracia y bajo la presidencia de Raúl Alfonsín llevaron adelante el proceso judicial que terminó con la condena contra ese grupo de militares encabezados por Jorge Rafael Videla. Condena que fue destacada en casi todo el mundo.

Secuestros, detenciones ilegales, torturas, violaciones, robos y ocultamiento de bebés, asesinatos y desapariciones fueron los delitos por los que el tribunal los encontró culpables. Entre las víctimas se contaron estudiantes, docentes, abogados, profesionales de distintos rubros, trabajadores, jubilados, delegados gremiales y militantes políticos.

►TE PUEDE INTERESAR: Miguel Gil, el trabajador mendocino de la Comisión Nacional de Energía Atómica que murió por las torturas

Entrega de Honoris Causa en la UNCuyo1.jpg
Dalmiro Garay (presidente de la Suprema Corte de Mendoza), Guillermo Ledesma, Esther Sánchez, Ricardo Gil Lavedra, Jorge Valerga Aráoz, Gabriel Fidel, Alfredo Cornejo, Hebe Casado y Ulpiano Suarez. En la fila de atrás, los presidentes de la UCR, Tadeo García Zalazar, y el PJ, Flor Destéfanis.

Dalmiro Garay (presidente de la Suprema Corte de Mendoza), Guillermo Ledesma, Esther Sánchez, Ricardo Gil Lavedra, Jorge Valerga Aráoz, Gabriel Fidel, Alfredo Cornejo, Hebe Casado y Ulpiano Suarez. En la fila de atrás, los presidentes de la UCR, Tadeo García Zalazar, y el PJ, Flor Destéfanis.

A 40 años del inicio del regreso de la democracia

El acto en la UNCuyo coincidió con el aniversario número 40 de las elecciones en las que se impuso el radical Raúl Alfonsín. Además de las autoridades universitarias estuvo el gobernador electo Alfredo Cornejo acompañado por quien será la próxima vicegobernadora, Hebe Casado.

También asistió la presidenta del Partido Justicialista, Flor Destéfanis. Asimismo participaron representantes de organismos de derechos humanos de la provincia.

Tuit Gabriel Fidel.JPG

Desde la UNCuyo fundamentaron los motivos por los que se entregaron los Doctorados Honoris Causa, los que se detallan a continuación.

El juicio, un hito crucial

  • Un tribunal enteramente conformado por jueces civiles y naturales analizó la conducta criminal de quienes, en su máxima jerarquía, perpetraron por acción u omisión los crímenes de lesa humanidad contra la ciudadanía argentina, juzgados en aquella oportunidad bajo las normas previstas en el Código Penal al momento de los hechos.
  • Este hito histórico de juzgamiento mediante un proceso penal en el que se respetaron todas las garantías y principios constitucionales de las personas acusadas implicó seis meses de audiencias orales y públicas, en las que se conocieron las declaraciones de aproximadamente ochocientas treinta y tres personas testigos, víctimas y sobrevivientes, cuya valentía, al dar testimonio, resultó crucial para arribar finalmente a la condena.
  • También participaron organizaciones de familiares y defensoras de los derechos humanos y tuvo un importante papel el informe producido por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas, la que fuera creada por Raúl Alfonsín el 15 de diciembre de 1983, cinco días después de asumir la presidencia.
  • Este proceso político e institucional permitió no sólo la condena penal a los máximos responsables y que la ciudadanía argentina conociera la sistematicidad y generalidad de los crímenes perpetrados por la dictadura cívico-militar, sino que también implicó un cambio de época en nuestra historia contemporánea, que a 40 años de la restauración democrática y la plena vigencia de los derechos humanos en la Argentina resulta relevante conmemorar.
  • La sociedad valora y aprecia aquel momento como un proceso histórico fundamental y refundacional, un hito crucial, para avanzar en el juzgamiento de los crímenes cometidos y en la promoción y defensa de los derechos democráticos del país, camino iniciado por las valientes Madres de Plaza de Mayo en plena dictadura.
  • Tal como se escuchó en aquel momento y en aquella sala: "Señores Jueces: nunca más, expresión que con plena vigencia sostiene y hermana a quienes abrazan el compromiso por la defensa de los derechos humanos en el país, en momentos en los que son cuestionados los cimientos del pacto democrático construidos en estos 40 años resulta importante reafirmar: Nunca más a las torturas, desapariciones, abusos sexuales, robos de bebés; Nunca más al exterminio del contrincante, Nunca más al genocidio.
  • La democracia y la plena vigencia de los derechos humanos que hoy vive la Argentina han sido el resultado de la decisión política de gobiernos nacionales en distintos periodos, lo que ha significado que los derechos humanos sean un pilar fundamental de las políticas públicas. Son también el resultado de la inclaudicable lucha del pueblo argentino por la memoria, la verdad y la justicia, a lo largo de las últimas cuatro décadas.
  • Tuit Flor Destèfanis.JPG

Los jueces

  • Ricardo Gil Lavedra ingresó a la Justicia en 1973 como secretario relator de ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. En la actualidad es presidente del consejo directivo del Colegio Público de Abogacía de la Capital Federal.
  • Jorge Valerga Aráoz ingresó al el Poder Judicial de la Nación en 1970, en un juzgado en lo Criminal de Instrucción, siendo estudiante de abogacía, como meritorio sin rentar. Renunció a la Justicia en septiembre de 1987 y desde entonces ejerce libremente la profesión de abogado especialista en Derecho Penal en su propio bufete.
  • Guillermo Ledesma ingresó a la justicia nacional en 1961, como auxiliar mayor de séptima, en el Juzgado de Instrucción y llegó a ser juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, en 1984. Desempeñó otros diversos cargos con una importante carrera docente. Se destaca por sus numerosas publicaciones vinculadas al Derecho Penal, al Derecho Procesal Penal y a los Derechos Humanos.
  • León Arslanian ingresó a la Justicia como prosecretario electoral, en 1972, pasó por diferentes cargos, hasta que en 2015 lo designan miembro de la Comisión Asesora del Equipo de Diagnóstico e Implementación para la Transferencia de la Dirección de Observaciones Judiciales, Procuración General de la Nación. Tuvo diferentes cargos en la función pública y docentes, entre otras actividades profesionales y legislativas.
juicios junta Ulpiano Suarez.jpg
El intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez, junto a tres de los cuatro jueces homenajeados. Estuvieron en el nuevo Paseo Julio César Strassera.

El intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez, junto a tres de los cuatro jueces homenajeados. Estuvieron en el nuevo Paseo Julio César Strassera.

► TE PUEDE INTERESAR: Sobrevivientes del D-2 de Mendoza explicaron cómo funcionó el centro clandestino de detención