Terrorismo de Estado

Sobrevivientes del D-2 de Mendoza explicaron cómo funcionó el centro clandestino de detención

Eugenio Paris y Rosa Gómez, que estuvieron secuestrados en los calabozos del Palacio Policial mostraron a los jueces del Tribunal Federal las celdas y salas de torturas por las que pasaron cerca de 300 víctimas

Por UNO

En la continuidad del 13º juicio de lesa humanidad en Mendoza los jueces del Tribunal Oral Federal Número Uno recorrieron las instalaciones del ex D-2, el centro clandestino de detención, tortura y exterminio que funcionó en la sede del Palacio Policial, en Belgrano y Peltier de Ciudad. Dos sobrevivientes explicaron cómo funcionó ese espacio, relataron parte de los tormentos que sufrieron y recordaron a personas que pasaron por allí y luego fueron desaparecidas.

En este proceso judicial están imputados 27 ex miembros de la Policía de Mendoza que cumplieron funciones en el denominado Departamento de Informaciones D-2.

Son más de 300 las víctimas que pasaron por ese lugar entre 1975 y 1983. Muchas de ellas están desaparecidas o fueron asesinadas.

►TE PUEDE INTERESAR: Avanza en Italia la causa contra Malatto, represor acusado por la desaparición de dos mendocinos

D 2 centro clandestino de detención-calabozos.jpg
Imagen impactante. Las celdas del D-2 en el Palacio Policial. Por allí pasaron más de 300 mendocinos secuestrados en la dictadura. Varios de ellos están desaparecidos.

Imagen impactante. Las celdas del D-2 en el Palacio Policial. Por allí pasaron más de 300 mendocinos secuestrados en la dictadura. Varios de ellos están desaparecidos.

El Tribunal Oral Federal recorrió el D-2

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de Mendoza inspeccionó las instalaciones del ex Departamento de Informaciones de la Policía de Mendoza donde funcionó, durante la última dictadura cívico militar, el centro clandestino de detención denominado “D-2".

La recorrida se dio en el marco del juicio oral y público en el que se abordan los crímenes de lesa humanidad perpetrados por 27 integrantes de ese destacamento policial contra más de 300 víctimas que pasaron por ese lugar, entre 1975 y 1983.

D 2 centro clandestino de detención. Eugenio Paris testigo.jpg
Eugenio Paris. Era estudiante de Medicina y mozo de un restaurante cuando fue secuestrado. Aquí explica cómo permanecían en la única celda grande del D-2.

Eugenio Paris. Era estudiante de Medicina y mozo de un restaurante cuando fue secuestrado. Aquí explica cómo permanecían en la única celda grande del D-2.

Por el Ministerio Público Fiscal, que había requerido la medida, participaron el fiscal general Dante Vega y el auxiliar fiscal Daniel Rodríguez Infante, de la Unidad Fiscal que interviene en los procesos por crímenes de lesa humanidad en Mendoza. La inspección judicial fue dispuesta el TOF mendocino, integrado por la jueza Paula Marisi y sus colegas Alberto Carelli y Alejandro Piña, quienes encabezaron el acto procesal. También estuvieron presentes personal de la Oficina de Asistencia en causas por violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante el terrorismo de Estado de esa provincia y dos sobrevivientes de ese centro, Rosa Gómez y Eugenio Paris, quienes guiaron la recorrida por el predio.

Gómez y Paris explicaron la relevancia de cada uno de los espacios recorridos, que abarcaron las 13 celdas por las cuales pasaron múltiples víctimas -incorporadas en el juicio- las salas de tortura y los restantes espacios relevantes en el circuito de represión que se instauró en ese edificio. Además, las víctimas dieron cuenta de los gravísimos delitos a los que fueron sometidas permanentemente en ese lugar, tales como golpizas, sesiones de tormentos con picana eléctrica y “submarinos”, violaciones y abusos sexuales, e incluso la ejecución y desaparición forzada de muchas de ellas.

D 2 centro clandestino de detención Rosa Gómez testigo en sala de torturas1.jpg
Aquí funcionó una de las salas de tortura en la parte baja del edificio del Palacio Policial.

Aquí funcionó una de las salas de tortura en la parte baja del edificio del Palacio Policial.

También, durante la diligencia, se incorporaron los relatos de Natalia Brite, delegada de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, y de Juan Eduardo Bonoldi, quienes integran del Espacio por la Memoria que actualmente funciona en ese lugar.

Esta es la cuarta inspección que se realiza en el lugar, desde que comenzaron a juzgarse los crímenes de lesa humanidad ocurridos en la provincia de Mendoza.

El debate se reanudará el próximo 27 de octubre, con la etapa de declaraciones testimoniales.

D 2 centro clandestino de detención testigo Eugenio Paris y jueces Alberto Carelli y Alejandro Piña en sala de torturas.jpg
Los jueces Alberto Carelli y Alejandro Piña junto a Eugenio Paris en lo que fue otra de las salas de tortura.

Los jueces Alberto Carelli y Alejandro Piña junto a Eugenio Paris en lo que fue otra de las salas de tortura.

El juicio

En el debate, que comenzó en agosto el Tribunal Oral en lo Criminal Federal determinará la responsabilidad de 27 ex integrantes del Departamento de Informaciones de la Policía de Mendoza (D-2) por los delitos de "privación abusiva de la libertad agravada por mediar violencias y amenazas, tormentos agravados por la condición de perseguido político de la víctima, homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, lesiones graves agravadas, robo agravado por el uso de armas de fuego y violación perpetrada con el uso de fuerza o intimidación" cometidos durante la última dictadura contra más de 300 víctimas.

La mayor parte de los acusados enfrentan por primera vez un juicio oral y público, mientras que otros, que han sido juzgados previamente, deberán responder en esta oportunidad por nuevos hechos. En lo que hace a las víctimas, a aquellas que integran por primera vez el objeto de un debate oral se suman otras cuyos casos han sido investigados en causas anteriores y que serán en este caso revisitados por haberse acreditado la efectiva intervención del D-2 en algún tramo de los delitos que sufrieron, ya sea en la inteligencia vinculada al secuestro, en la ejecución de las detenciones o por haber permanecido detenidas clandestinamente en esa dependencia policial.

Fuentes: Fiscales.gob.ar

►TE PUEDE INTERESAR: Ex teniente de San Rafael fue condenado por tercera vez a perpetua por delitos de lesa humanidad