Uso del agua

La fuerte ironía de un grupo prominería por la importación de vinos "envenenados" desde Chile

Se trata del Grupo Sarmiento que reúne referentes mineros y defiende la actividad y el uso del agua para la misma contraponiéndose a la postura del presidente de Bodegas de Argentina, Walter Bressia

El Grupo Sarmiento que lidera el ingeniero Mario Capello y que reúne a referentes del mundo minero usó la polémica importación de vinos de Peñaflor desde Chile para defender su postura sobre el uso de agua tanto para la minería como para las actividades agrícolas.

"Los vinos que compran en Chile están aguas abajo de donde el mayor productor mundial de cobre explota sus minerales. El agua alcanza para ambas actividades. Debemos concluir que decidieron importar vinos envenenados", ironizó el grupo en un duro hilo de X.

Las críticas de los promineros van especialmente dirigidas al presidente de Bodegas de Argentina, Walter Bressia, quien durante la Vendimia 2024 recordó que la vitivinicultura depende del agua y se atajó: "Esperamos que la minería no se produzca en lugares donde se afecten recursos naturales. Solicitamos que prime la racionalidad a la hora de los futuros desarrollos mineros, ya que en Mendoza nos hemos posicionado como un destino turístico sustentable".

►TE PUEDE INTERESAR: Alejandro Vigil sobre la importación de vinos: "No hay calidad ni precio en el vino de mesa local"

viñedos chile 1.jpg
No es la primera vez que el Grupo Sarmiento cruza a Bodegas de Argentina por el uso del agua para la minería y la vitivinicultura.

No es la primera vez que el Grupo Sarmiento cruza a Bodegas de Argentina por el uso del agua para la minería y la vitivinicultura.

Ya después de aquella frase, Capello había dedicado una editorial en la que trataba de "patéticos y penosos" esos dichos de Bressia.

La reflexión de Sarmiento sobre la importación de vinos chilenos

"Dijeron que la ley 7.722 (de Mendoza) se sancionaba para defender los viñeros evitando que las aguas se contaminaran. Resulta ahora que los viñateros se quejan porque los bodegueros importan vinos de Chile tirando al subsuelo el precio de la uva de los pequeños y medianos productores", planteó el grupo prominero.

Y fue entonces que destacó que en Chile, desde donde se trajeron 4 millones de litro de vino de mesa, los viñedos están aguas abajo de las montañas en las que se explota cobre y otros productos minerales.

Tras esa afirmación concluyó que "el agua alcanza para ambas actividades", dirigiendo esos dichos para contraponerlos a la advertencia de Bressia, que, preocupado por la posible expansión minera en Mendoza, cuestionó que ésta pudiese afectar recursos naturales como el agua.

"Si nos atenemos a las declaraciones del presidente de bodegas argentinas, debemos concluir que decidieron importar vinos envenenados", dijeron además siguendo la polémica.

►TE PUEDE INTERESAR: Acovi se metió en la polémica por las importaciones de vino: "No hace falta traer porque en Mendoza hay cantidad y calidad"

Desde el Grupo Sarmiento lo que se busca es instruir a que el uso del agua puede equilibrarse para todas las actividades y que los recursos que genera la minería pueden utilizarse para eficientizarlo.

"La industria minera fue atacada por la política de la mano de sectores económicos que al hacerlo escondían sus verdaderos temores, inconfesables por el egoísmo implícito, a la vez que se blindaban frente a una pobreza que supieron conseguir para miles de familias mendocinas", dijeron con dureza.