Diario Uno > Política > Florencia Romano

Florencia Romano: el Gobierno sólo sancionará a la policía del 911

Tras el femicidio de Florencia Romano (14) se confirmó que sólo se decidió separar del cargo a la policía del 911 que ignoró el llamado de auxilio de un vecino

La auxiliar de la Policía, Soledad Herrera, que fue la operadora del 911 que ignoró el llamado de auxilio de un vecino de la casa en la que habría sido asesinada Florencia Romano, será la única sancionada por el femicidio de la adolescente. Desde el Gobierno aseguraron que nunca estuvo en duda la continuidad en el cargo ni del Jefe de la Policía, Roberto Munives ni del ministro de Seguridad, Raúl Levrino.

Si bien no fue confirmado oficialmente, sí trascendió que el mismo viernes, en que se realizó una multitudinaria marcha pidiendo justicia, el gobernador Rodolfo Suarez se reunió con los padres de la chica asesinada, aunque prefirió mantener, tanto la reunión, como lo que allí se dijo, en estricta reserva.

Te puede interesar...

"No hay que ratificar en el cargo a nadie, porque nunca estuvo en duda la continuidad en el cargo de ninguno de los dos, ni de Levrino, ni de Munives", fue la contundente respuesta del entorno del gobernador luego de que el Partido Justicialista insistentemente pidiera la renuncia de ambos funcionarios, al que sumaron también al subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Néstor Majul.

El respaldo político que recibió puntualmente el comisario Munives, no es el primero que tiene en su cargo como Jefe de la Policía de la provincia, cargo que asumió con la llegada de Alfredo Cornejo a la gobernación y que mantuvo en la gestión de Suarez. También tuvo apoyo en los incidentes del 21 de octubre del 2019 cuando la policía intervino en los disturbios en la plaza Chile de Ciudad, en apoyo a la revuelta que se producía en el vecino país. Allí se detuvo a 30 manifestantes y el comisario tuvo un rol protagónico en las detenciones.

https://twitter.com/lucasilardo/status/1340789366428463104

El crimen de Florencia Romano puso la lupa directamente sobre el accionar policial en la tarde del sábado 12, luego de que la adolescente saliera de su casa. Sucede que cuando la policía llegó hasta el domicilio de Gutiérrez, Maipú en que habría sido asesinada, un vecino aseguró haber llamado al 911 aquella tarde cuando escuchó gritos que asoció con un caso de violencia de género.

Así se dio con la grabación del llamado que efectivamente hizo ese sábado el vecino y que atendió e ignoró la auxiliar Herrera, operadora del Centro Estratégico de Operaciones (CEO)

Cómo es la cadena de responsabilidades en el CEO

Según la investigación interna que se abrió para conocer qué sucedió ese sábado, esa tarde a las 18.58 Herrera recibió el llamado del vecino que le da las indicaciones precisas de la ubicación del callejón Berra, cerca de Padre Vázquez en que se oían los pedidos de auxilio. La uniformada asegura no encontrar la dirección y luego corta la llamada.

"La información de la llamada nace y muere en ella, porque ella no la comunicó al despachante que es quien debería haber destinado un móvil", dicen por lo bajo en el Ministerio de Seguridad.

En el CEO a donde llegan todas las llamadas del 911 hay 10 operadores y 13 despachantes. Cuando ingresa una llamada, el operador u operadora que atiende debe corroborar los datos que aporta el denunciante y en el acto derivar un mensaje al despachante, que es quien realiza el desplazamiento de un móvil al lugar indicado. Con esa derivación se activa el sistema del que estarán al tanto el Jefe de Sala, el Jefe de turno y el Coordinador del CEO, el comisario Juan Valle.

En principio, si bien la Inspección de Seguridad está abocada a investigar cómo ocurrieron los hechos, todo hace suponer que la auxiliar Herrera nunca comunicó el contenido de la llamada de auxilio del sábado a las 18.58 y por tanto el resto de los integrantes del CEO desconocían lo que allí se denunciaba.