Paritarias estatales

El paro docente tuvo eco en la Legislatura y abrió otra fractura entre los senadores mendocinos

La polémica se agudizó luego de que el Gobierno definiera a la huelga de 72 horas del SUTE como una medida vinculada al kirchnerismo. La sesión de este martes en el Senado fue termómetro de la disputa

Fue, como habría definido un legendario presentador televisivo de los '90, un intercambio donde los legisladores "se tiraron con de todo".

►TE PUEDE INTERESAR: AMPROS aceptó el aumento salarial del Gobierno: terminó el plebiscito y ganó el sí por escaso margen

Dardos cruzados

El justicialista Pedro Serra apuntó al gobernador Rodolfo Suarez. Consideró que a lo largo de toda la reapertura de paritarias -que empezó el 22 de Julio- no se escuchó la voz del mandatario. “Lo que falta en todo esto -acusó- es la palabra del gobernador, que nadie sabe dónde está".

Luego vendría la respuesta del oficialismo (ver más abajo); pero entretanto Serra insistió: "(Suarez) manda un ministro, manda otro ministro. Hacen publicaciones en Twitter diciendo qué es lo que van a hacer con los maestros. Pero los docentes están afuera y (...) les mandaron a decir que se callaran porque esto era una operación política”.

El sanrafaelino aludía a las palabras del director general de escuelas, José Thomas, quien comentó la medida de fuerza de 72 horas decidida por el SUTE asegurando que a los docentes "los está arrastrando un sindicato kirchnerista", aunque aclaró que no creía que todos los educadores de Mendoza adscribieran a esa tendencia.

Serra retrucó que, en este paro docente, hay maestros que representan a diferentes partidos. “Hay muchos maestros que no militan. Están todos de acuerdo en reclamar lo mismo. Eso es lo que los hace fuertes. Creo que al Gobernador no le gusta ser gobernador, le pesa. Le quedaba más cómodo ser intendente de Capital”, disparó.

Otros referentes del Frente de Todos fueron en la misma dirección que Serra. En especial, a propósito de la presencia policial en algunas escuelas durante la segunda jornada huelga.

Críticas por la presencia de policías en las escuelas durante el paro

Alejandro Bermejo (PJ) recalcó que, a su criterio, "la situación se está poniendo peligrosa".

"Persiguen a dirigentes gremiales, los detienen y los encarcelan, algo vergonzoso en democracia", señaló Bermejo en relación al encarcelamiento -la semana pasada-, del secretario general de ATE, Roberto Macho, que estuvo detenido un día por cortar calles.

A su turno, el lavallino Gerardo Vaquer (PJ) pidió al vicegobernador y presidente de la cámara, Mario Abed, que contribuya a aclarar lo que pasó con la policía.

"Policías sacándoles fotos a las listas de presentes y ausentes en una escuela es un acto de amedrentamiento. Queremos saber quién dio la orden", reclamó.

Gerardo Vaquer.jpg
El senador Gerardo Vaquer (FdT) durante la sesión de este martes.

El senador Gerardo Vaquer (FdT) durante la sesión de este martes.

Al promediar la jornada, Sebastián Boulin -director de Asuntos Jurídicos de la DGE-, admitió en diálogo con el programa Presente Simple, de radio Nihuil, que el gobierno escolar "mandó a constatar que las escuelas estuvieran abiertas" y aseguró que los efectivos sólo habían estado ahí "para constatar que en los alrededores no hubiera disturbios".

►TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno anunció que cerró cuatro acuerdos salariales en medio del conflicto con el SUTE y ATE

La respuesta del oficialismo en la Legislatura

La presidenta provisional del Senado, Natacha Eisenchlas, recogió el guante y contó que, si bien tenía pensado hablar de otros asuntos, no podía dejar pasar lo que se dijo en la sala. Parte de su intervención puede verse en el siguiente video:

Embed

"Suponer que el gobernador no quiere estar en ese lugar me parece una agresión sin sentido ¿Qué tendríamos que decir, entonces, cuando un presidente recibe la renuncia de un ministro de Economía por Twitter? ¿Qué decir cuando nombran a una ministra como Batakis y la reemplazan mientras está de viaje?", enfatizó.

Y siguió: "Además, no es cierto que desconozcamos la legitimidad de la lucha docente. Sus sueldos se licuan de forma permanente -como los de todos los argentinos-, porque la inflación está descontrolada a causa de una crisis política sin precedentes generada por una vicepresidenta que se cansó de desestabilizar".

Eisenchlas conminó al Frente de Todos a "no decir cosas que no son". "El director general de escuelas nunca dijo que los docentes no querían la presencialidad. Dijo que la conducción del sindicato no quería la presencialidad y que eso se vio en la pandemia. Y está claro, porque así pasó", dijo.

Aquí vale la pena hacer una observación: la filokirchnerista Carina Sedano asumió la dirección del SUTE en 2022 y es de diferente signo político respecto a la gestión sindical anterior, por lo que -más allá de lecturas positivas o negativas- no sería exacto achacarle las posturas que tuvo el gremio a lo largo de la cuarentena por el covid.

Eisenchlas continuó: "No digamos cosas que no son porque si no en política se puede decir cualquier cosa (...) Además hablan de libertad, pero tenemos un gobierno nacional que ha hecho escraches a periodistas en Plaza de Mayo. Dicen que no respetamos la Constitución pero son los mismos que intentan cambiar la Corte Suprema (...) Tengamos un poco de recato".

►TE PUEDE INTERESAR: Crimen de la arquitecta en Mendoza: las pruebas que tiene la Fiscalía y la teoría defensiva del "perejil"

Temas relacionados: