Nueva amenaza

Cristina Kirchner fue amenazada de muerte y la jueza Eugenia Capuchetti pidió reforzar su custodia

Según informaron fuentes oficiales, una mujer de la ciudad de La Plata realizó un llamado este lunes por la tarde al 911 y aseguró que iba a matar a Cristina Kirchner.

Por UNO

La vicepresidenta Cristina Kirchner recibió una amenaza de muerte por medio de un llamado al 911 y la jueza federal María Eugenia Capuchetti, quien investiga el atentado del 1 de septiembre, pidió que se reforzara su custodia.

Frente a la solicitud de la magistrada, el Gobierno analiza la medida para garantizar la seguridad de la ex mandataria.

Según informaron fuentes oficiales, una mujer de la ciudad de La Plata realizó un llamado este lunes por la tarde al 911 y aseguró que iba a matar a Cristina Kirchner.

Fue desde el Ministerio de Seguridad que le dieron aviso a Capuchetti, quien escuchó las grabaciones del llamado y envió un oficio en el que pidió que se reforzara la custodia de Cristina, de acuerdo a lo que indicó el portal Infobae.

En tanto, los expertos informáticos de la Policía Federal analizaban la llamada para tratar de localizar el punto exacto desde donde fue hecha y, de esa manera, identificar a su autora, que hasta ahora no se sabe quién es.

►TE PUEDE INTERESAR: Otro video coloca a Fernando Sabag Montiel a metros de Cristina Kirchner en días previos al ataque

La Justicia halló pruebas en el teléfono de Brenda Uliarte

La Justicia halló pruebas contundentes en el teléfono celular de Brenda Uliarte, la novia de Fernando Sabag Montiel, en las que ambos hablan de la organización de un intento de atentado a la vicepresidenta Cristina Kirchner, que finalmente no sucedió y sí ocurrió días más tarde.

Fuentes judiciales informaron que la planificación es del 27 de agosto.

Ese mismo día, Sabag Montiel le envió una serie de mensajes a su pareja, mientras se encontraban en las inmediaciones de Juncal y Uruguay, donde está el departamento de la ex mandataria.

"No, ya se me metió adentro y el escenario el anfiteatro lo sacaron. Le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió en un Toyota Etios eh y se fue, un quilombo. Ella está arriba pero no creo que salga así que ya fue, dejá, voy para allá, quédate ahí.

No traigas nada", decía uno de los mensajes que ahora es parte de la investigación a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti.

Además de mencionar que había cámaras de canales de televisión en la zona, el detenido le dijo a Uliarte que "hay poca gente", algo que empeoraba su plan.

"La gente se está yendo, y el momento es ese, ahora ya es tarde. O sea, son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora, o sea el escenario era con ella porque la habrán seguido.

¿Entendés? Después vamos a ver en la tele a ver qué pasó porque cuando ella se metió la siguieron y ahí tendría que haber sido", añadió.

Tras la recolección de estas pruebas del dispositivo móvil de Uliarte, Capuchetti impuso nuevamente el secreto de sumario en la causa que investiga el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner.

►TE PUEDE INTERESAR: El gremio judicial reavivó la polémica por los sueldos de los jueces de la Suprema Corte

Dejá tu comentario