Diario Uno Policiales Diego Aliaga
Investigación federal

La última fotografía del empresario Diego Aliaga antes de desaparecer

Por UNO

Mientras las autoridades policiales continúan realizando múltiples allanamientos, hasta ahora sin éxito, en busca de dar con el paradero del empresario Diego Alfredo Aliaga, la reconstrucción de las últimas horas en que fue visto es clara.

Te puede interesar: El Gran Mendoza continuará con distanciamiento social y no volverá a Fase 1

Aliaga salió de su casa ubicada en el barrio Palmares el 28 de julio. Se subió a una camioneta que le prestó su vecino -su Porsche Cayenne estaba en reparación- y partió rumbo a una propiedad en Rodeo de la Cruz que adquirió junto a Diego Barrea, su socio y hoy uno de los sospechosos en el caso.

 Embed      

Pero Aliaga no lo hizo sólo, estaba acompañado por una mujer con quien había pasado sus últimas horas en la vivienda ubicada en el country. Así fue captado por las cámaras de seguridad del lujoso barrio ubicado en Godoy Cruz.

Más allá de la imputación por secuestro extorsivo contra Barrera, su pareja Bibiana Sacolle, y los hijos de ella -Gastón y Lucas Curi-, no han trascendido mayores detalles en la causa que se maneja bajo un estricto secreto de sumario.

La reconstrucción de la vida de los sospechosos apunta a un mundo turbio: empresas flojas de papeles, préstamos en negro, antecedes por robos y contrabando, estafas y hasta contactos con personas de la Justicia Federal, según consta en la investigación.

Misterio

El 28 de julio pasado, Diego Aliaga salió con una mujer de su casa ubicada en el barrio Palmares. Manejaba una camioneta que le había prestado un vecino.

El hombre se iba a reunir con su socio, Diego Barrera, en una propiedad adquirida en Rodeo de la Cruz. Pero nunca volvió. Horas después, a su hermano le pidieron por teléfono una importante suma en dólares para volver a verlo con vida, pero los supuestos secuestradores nunca volvieron a llamar.

Incluso, personal de Investigaciones realizó a mediados de esta semana una búsqueda con perros en ese inmueble para tratar de detectar algún rastro de Aliaga. Pero los resultados fueron negativos.

Según captaron las cámaras de seguridad, Barrera regresó en la misma camioneta a la casa de Aliaga y estuvo algunos minutos en el interior de la propiedad, donde aún no se sabe qué estuvo haciendo o si buscaba algo en particular. Eso lo convirtió en el principal sospechoso y terminó detenido en la noche del lunes, junto a su pareja y los dos hijos de ella.