Se entregó el sospechoso de asesinar al hijo del Chavo Juncos

El presunto asesino se presentó está madrugada en la Comisaría Sexta.

Mariano López Moya es el sospechoso de haber asesinado a Fernando Juncos en el barrio La Favorita y se entregó esta madrugada en la Comisaría Sexta, ubicada en el barrio Cano.

La principal hipótesis es que, el hombre de 39 años, decidió presentarse de manera espontánea, luego de que le incendiaran la casa a su hermana a modo de "ajuste de cuentas".

La investigación está en manos del fiscal de Homicidios Horacio Cadile, que desde las primeras horas tomaba declaraciones a los testigos.

A los pesquisas le aportaron la identidad del presunto asesino, quien tiene antecedentes previos a este hecho. Aclararon que entre la víctima y el acusado no había ningún problema previo.

El padre de Nano Juncos, el ex futbolista Luis Juncos, lo había apuntado como el autor, en una nota con Radio Nihuil el lunes.

"Es un loquito que se metió en la juntada y no tenía nada que ver con ellos", comentó un detective en las primeras horas.

"Al sospechoso lo conocen todos ya que frecuenta La Favorita", añadió.

Fernando Juncos (26), Nano, fue baleado en la madrugada del sábado mientras se encontraba en una juntada. Según cuentan sus familiares, este muchacho y otros hombres habían jugado a la pelota en la noche del viernes, y luego compartían un asado en la casa de uno de ellos, en calle Progreso, a 50 metros del centro de salud del barrio La Favorita, en Mendoza capital.

En esta nota: