A días de ser juzgado

Pablo Rivas, presunto asesino de Luziano Moreno, pidió que le devuelvan su celular en la cárcel

El ex empleado judicial de 29 años está a semanas de enfrentar a un jurado popular en la causa por el crimen en el Bombal del periodista Luziano Moreno (27). Mientras tanto, busca recuperar la conectividad que perdió por utilizar redes sociales incorrectamente

En siete semanas comenzará uno de los primeros juicios por jurado del 2023 en Mendoza y será con una causa que impactó a toda la provincia: el crimen en el Bombal del periodista Luziano Moreno (27), ocurrido en una transacción de dólares en julio del 2021. El único sospechoso, el ex empleado judicial Pablo Rivas (29), se sentará en el banquillo de acusados pero mientras espera esa fecha buscará recuperar un beneficio dentro de la penitenciaría.

El 27 de febrero será el día en el cual Rivas ingresará esposado a una sala del Polo Judicial Penal donde también habrá 12 ciudadanos que conformarán el jurado popular, entre otros presentes. Estos últimos tendrán la tarea de elegir la calificación legal que más se ajusta al asesinato de Lucho Moreno. Si comparten la visión de la fiscal Claudia Ríos, Pablo Rivas será condenado a prisión perpetua. Si se inclinan por la teoría de la defensa, el joven recibirá una pena sensiblemente menor.

Mientras espera por esos días claves, Pablo Rivas lucha por volver a obtener su celular dentro de la penitenciaría. Es que poseía un artefacto, tal como se permite en las cárceles mendocinas desde mediados de la pandemia, pero se lo retiraron el 25 de noviembre. Ese día, las autoridades del Servicio Penitenciario tomaron conocimiento a través de un artículo publicado por el diario Mendoza Post de que el interno se había creado un perfil en Tinder, una red social que tiene como objetivo contactar personas para fines amorosos o sexuales.

► TE PUEDE INTERESAR: Crimen en el Bombal: las cámaras captaron el recorrido del auto

En el reglamento que regula la utilización de celular por parte de los presos mendocinos rige expresamente un artículo que prohíbe la utilización de redes sociales, lo que motivó una requisa en la celda de Pablo Rivas que terminó con el secuestro del aparato.

Desde entonces, el sospechoso del matar a Luziano Moreno presentó un hábeas corpus asegurando que esa situación "vulnera a mi persona" ya que dificulta el contacto con su familia que vive en San Rafael, también con su representante legal en la previa del juicio en su contra y además le impide apaciguar una presunta ludopatía que padece ya que utilizaba el celular para realizar apuestas e inversiones online.

El recurso fue rechazado en primera instancia por el juez Sebastián Sarmiento a mediados de diciembre pasado. Sin embargo, la defensa presentó una apelación y este martes se volverá a discutir el asunto ante un Tribunal de segunda instancia.

luziano moreno.jpg
Luziano Moreno, la víctima del crimen en el Bombal.

Luziano Moreno, la víctima del crimen en el Bombal.

Crimen en el Bombal

Minutos después de las 14 del 22 de julio del 2021, Lucho Moreno condujo su auto VW Fox hasta el domicilio de Pablo Rivas, lo pasó a buscar y estacionó en calle Aguirre, en el corazón del barrio Bombal. El joven periodista tenía planeado emigrar el país y se había contactado con Rivas para comprarle poco más de 20 mil dólares. Sin embargo, cuando el auto estaba detenido se produjo una discusión entre ambos de la que Moreno terminó con varias puñaladas en el cuello.

Tras alertar al 911, las autoridades lograron detener a Pablo Rivas en el oeste de Godoy Cruz. El joven había estacionado el auto de la víctima fatal sobre una calle de tierra y el cadáver aún estaba dentro de habitáculo. En el rodado había poco más de 4 millones de pesos en efectivo y un bidón de nafta en el baúl.

► TE PUEDE INTERESAR: Crimen en el Bombal: "Llama la atención la torpeza con que se manejó Rivas"

En una declaración que realizó a personal policial –al ser extraoficial no tiene validez en la causa-, Rivas aseguró que le entregó 22 mil dólares a Luziano Moreno pero a este último le faltaban pesos argentinos, lo que generó una discusión que terminó con el asesinato. Por el contrario, la fiscal Claudia Ríos sostiene que planificó el asesinato de Luziano Moreno para robarle los pesos argentinos.