Este jueves se cumple una semana del crimen en el Bombal del periodista Luziano Moreno (30), apuñalado en una transacción monetaria que se convirtió en un robo. El abogado de la familia de la víctima brindó precisiones sobre la investigación que se lleva adelante contra el único sospechoso, Pablo Rivas Stewart (27).

“Nos llama la atención que alguien pueda planificar algo tan siniestro y brutal como esto. También la torpeza con que se manejó Pablo Rivas y esto lo atribuyo a que no tenía antecedentes penales y fue su debut en el delito”, consideró Armando Correa en declaraciones al programa Hola Mendoza.

Seguir leyendo

Luziano Moreno.jpg
Lucho Moreno, la víctima del crimen en el Bombal.

Lucho Moreno, la víctima del crimen en el Bombal.

El representante legal de los familiares de Luziano Moreno, que a fines de la semana pasada se constituyeron como querellantes en el expediente, explicó que el móvil del crimen en el Bombal fue “probablemente una situación económica o la misma codicia”.

El letrado confirmó que Moreno y Rivas no se conocían y que se contactaron a través de un amigo en común entre ambos que ya había realizado cambios monetarios con el sospechoso. “Lo había contactado por primera vez en enero. Esa primera vez, Rivas compró dólares. Después hubo tres otras ocasiones donde vendió”, agregó.

Si los montos no eran cuantioso –hasta 2 mil dólares aproximadamente-, las operaciones las solía realizar Pablo Rivas a bordo de un vehículo. Pero si la suma era millonaria, se realizaban en el interior de la casa del ex empleado judicial, ubicada en calle Fader de Godoy Cruz. “Por eso no está claro por qué Rivas y Luziano Moreno no ingresaron al domicilio y se dirigieron en el auto hasta donde ocurrió el crimen en el barrio Bombal”, manifestó el abogado.

Sobre el avance de la investigación detalló que se están analizando 4 domos de cámaras de seguridad en las inmediaciones del lugar del hecho y también huellas digitales que se hallaron en una botella que contenía nafta y que fue hallada en el interior del vehículo de la víctima fatal. “Todo indica que el propósito del asesino era ocultar todo el rastro del delito”, concluyó.

luziano moreno.jpg

Crimen en el Bombal

Minutos después de las 14 del 22 de julio pasado, Lucho Moreno condujo su auto VW Fox hasta el domicilio de Pablo Rivas, lo pasó a buscar y estacionario en calle Aguirre. Según relataron testigos, se produjo una discusión entre ambos donde Moreno terminó con varias puñaladas en el cuello.

Tras alertar al 911, las autoridades lograron detener a Pablo Rivas en el oeste de Godoy Cruz. El joven había estacionado el auto de la víctima fatal sobre una calle de tierra y el cadáver aún estaba dentro de habitáculo. En el rodado también había poco más de 4 millones de pesos en efectivo.

En una declaración que realizó a personal policial –al ser extraoficial no tiene validez en la causa- aseguró que le entregó 22 mil dólares a Luziano Moreno pero a este último le faltaban pesos argentinos, lo que generó una discusión que terminó con el asesinato.