Juan Carlos Córdoba vendía matafuegos

Ofrecen una recompensa de $700.000 para esclarecer el asalto y crimen en Las Heras de un comerciante

Hace un año que Juan Carlos Córdoba (72) fue baleado tras resistirse a un robo cuando abría su local de venta de matafuegos ubicado en calle Doctor Moreno. Los investigadores no saben nada sobre los asesinos

Ya se cumplió un año desde el fatídico día en que Juan Carlos Córdoba (72) fue baleado tras resistirse a un asalto cuando abría su comercio. El crimen en Las Heras está muy lejos de ser esclarecido y por ese motivo este miércoles se emitió una recompensa para quien pueda colaborar con la investigación.

Hace 366 días que los pesquisas policiales y judiciales, a cargo de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, intentan obtener datos para identificar a los asaltantes que aquella mañana abordaron al comerciante en su local de matafuegos y lo terminaron baleando. Sin embargo, los intentos han sido en vano y el expediente ha entrado en un laberinto sin salida ya que no logran identificar a algún sospechoso.

Ante este panorama, el Ministerio de Seguridad emitió una recompensa de $700.000 para quien aporte datos certero que lleven al esclarecimiento de la causa. La medida se tomó un día después de que la familia de Juan Carlos Córdoba realizó una marcha en el Polo Judicial Penal y a pocos días de que una recompensa similar colaborara para detener a los presuntos asesinos de un fletero asesinado en Guaymallén el 10 de abril pasado.

Juan Carlos Córdoba.jpeg

Crimen en Las Heras

El 26 de abril de 2020, en las primeras horas de la mañana y a plena luz del día, dos delincuentes llegaron en un vehículo hasta calle Doctor Moreno, de Las Heras. Allí, Juan Carlos Córdoba se disponía a abrir su negocio dedicado a la venta y reparación de matafuegos. Los ladrones llevaban un artefacto de este tipo simulando ser clientes, pero rápidamente desnudaron sus verdaderas intenciones y empuñaron armas de fuego. Cuando uno de los malvivientes quiso ingresar a la parte posterior de la propiedad, la víctima se resistió y terminó con varios golpes en la cabeza y un disparo en la nuca.

El comerciante estuvo internado en el Hospital Central en delicado estado de salud, aunque su situación había mejorado pasado los 3 meses. Sin embargo, un virus intrahospitalario le generó una neumonía y terminó falleciendo el 3 de agosto pasado.

La fiscal Claudia Ríos consideró que la muerte del comerciante tiene una relación directa con el ataque de los asaltantes, por lo que el hecho es investigado como un homicidio criminis causa, es decir, que fue asesinado para garantizar la impunidad de la tentativa del robo.