Está con prisión preventiva

Marcos Herrero pidió nuevamente su libertad y realizará una prueba que será clave para su futuro

La defensa del adiestrador de perros acusado de plantar pruebas comenzará a recorrer dos caminos que serán determinantes para el futuro procesal del rionegrino

El adiestrador de perros Marcos Herrero pasó la Navidad dentro del penal y todo parece indicar que enfrentará el mismo panorama en Año Nuevo. La defensa insistió con un pedido de excarcelación, mientras espera una pericia de control que podría ser determinante en la causa que lo investiga por plantar pruebas en la búsqueda de Viviana Luna.

El reclamo judicial por la libertad de Herrero ya se discutió en una primera instancia el jueves pasado, cuando la jueza Mariana Gardey resolvió dictarle la prisión preventiva argumentando que existe riesgo de fuga -por tener contactos policiales- y puede entorpecer la causa. Sin embargo, el abogado defensor Mauricio Cardello apeló esa decisión.

Mauricio Cardello 2.jpg
Mauricio Cardello, el abogado defensor de Marcos Herrero.

Mauricio Cardello, el abogado defensor de Marcos Herrero.

"Este lunes presentamos la oposición porque entendemos que el fallo es erróneo. Nosotros fijamos un domicilio donde se va a quedar Marcos Herrero y ofrecimos que se presente a firmar semanalmente. Además no puede entorpecer la causa si la propia Fiscalía dijo que está prácticamente lista para ir a juicio", detalló en declaraciones al programa Hola Mendoza. El letrado también anticipó que por otra vía intentar conseguir el arresto domiciliario de Marcos Herrero.

Por otro lado, la estrategia defensiva se centrará en el informe de ADN que determinó que los huesos hallados en Potrerillos son del mismo cadáver masculino que se encontró en Santa Cruz, en el marco de la búsqueda de otra mujer. Ya presentaron un genetista y solicitaron el material crudo para que controle el cotejo que realizó el Laboratorio de Huellas Genéticas y verifique si se respetó la cadena de custodia en el traslado de las muestras desde Río Gallegos hacia Mendoza. En caso de que no haya sorpresas, Marcos Herrero asumirá su autoría en los delitos y pasará por un juicio abreviado.

"El estudio de ADN es la prueba de mayor pesos. La vamos a controlar con un genetista pero si nos dice que está todo bien es una prueba objetiva irrefutable. Claramente las herramientas defensivas se limitarán mucho y resurgirá la posibilidad de hacer un juicio abreviado", manifestó Cardello.

Marcos Herrero.jpg
El bulto que se ve en un video donde Marcos Herrero escondía las pruebas que plantó.

El bulto que se ve en un video donde Marcos Herrero escondía las pruebas que plantó.

Pruebas falsas

El 29 de septiembre pasado, Marcos Herrero llegó a Mendoza para buscar a Viviana Luna, una mujer que está desaparecida desde 2016 en la zona de Potrerillos. El hombre fue contratado en forma privada por los hijos de la víctima ya que la Fiscalía no lo aceptó como perito oficial porque no está avalado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Herrero se presentó en un hotel abandonado de Potrerillos que ya había sido inspeccionado por la Justicia local y en menos de media hora encontró partes de un cráneo y de un maxilar y una nota en un hotel que hacía referencia a Viviana Luna, a una red de trata de personas.

La sospecha sobre el accionar del perito privado comenzó a crecer cuando el Laboratorio de Huellas Genéticas determinó que el cráneo y el maxilar hallados en Potrerillos pertenecían a un varón. Ese mismo martes, el fiscal Pirrello se comunicó con personal de un juzgado ubicado en Río Gallegos, donde se investiga la desaparición de Marcela López (61). En esa causa Marcos Herrero encontró restos óseos con características muy similares a lo ocurrido en Mendoza: también estaban quemados, también eran partes de un cráneo y de un maxilar y no pertenecían a la mujer buscada. Finalmente una pericia determinó que pertenecían al mismo cadáver.

Marcos Herrero fue detenido el 3 de diciembre en su casa de Viedma, Río Negro. Un vecino declaró que durante el allanamiento arrojó un bolso por la medianera que también tenía varios restos óseos. Por otro lado, en un video del rastrillaje en Potrerillos se observó que el adiestrador de perros tenía un bulto en su chaleco que luego desapareció, por lo que se sospecha que allí ocultaba las pruebas que plantó.