Policiales Viernes, 9 de febrero de 2018

Le abrieron otra causa al empleado judicial acusado de abusos

La Justicia federal inició un expediente tras saber que las menores de 12 años halladas con él consumieron drogas .

Sigue preso. El empleado judicial del Este Lucas Fernández sigue detenido a la espera de la audiencia de prisión preventiva.

La Justicia federal de Mendoza abrió una causa penal contra Lucas Emanuel Fernández, el empleado judicial de 30 años que fue detenido tras ser hallado con dos menores de 12 años en su automóvil, quienes luego declararon que una de ellas había mantenido con él contacto sexual.

Como son menores de 13 y el consentimiento no es válido en estos casos, Fernández quedó preso por abuso sexual por acceso carnal, delito que tiene hasta 15 años de cárcel.

Sin embargo, el hallazgo posterior de cocaína y marihuana consumida por las menores, tal cual lo demostraron los análisis de laboratorio más otras pruebas recolectadas por la fiscalía de San Martín, fueron el disparador para que el juez federal Walter Bento abriera la investigación que corresponde a su jurisdicción.

Según se supo de las primeras medidas, las menores habrían manifestado en cámara Gesell, que Fernández las llevó en el auto, tras invitarlas a subir, a comprar cocaína y marihuana.

Que luego fueron a su departamento, donde inhalaron las drogas a instancias de él y otro adulto que lo acompañaba. También que ingirieron bebidas alcohólicas mezcladas con algún tipo de medicamento.

Todo ello quedó plasmado en la causa, lo que sumado al positivo que dio el laboratorio, confirmaron que las menores habían consumido estupefacientes más lo que Policía Científica levantó en el departamento de Fernández, derivó en la denuncia de rigor a la Justicia federal.

Lo descripto por las menores podría poner al acusado en una situación mucho peor que la que ya enfrenta con la imputación por abuso sexual con acceso carnal.

Es que el suministro de drogas a menores, embarazadas o incapaces agrava las penas mínimas aumentándolas a la mitad de las previstas inicialmente y las máximas incrementándolas en un tercio.

La duda será aquí, a la hora de probar la compra de droga, si esta era para consumo o también para comercializar.

En ambos casos las penas son bien diferentes. La ley castiga el consumo con penas menores bajo el concepto de que el consumidor es un adicto, alguien que padece un cuadro patológico que no puede controlar.

La comercialización en cambio, aunque sea menor, se vale de una actividad ilegal sancionada gravemente con el fin de lucrar.

Preventiva la semana que viene

El 15 de febrero Lucas Fernández tendrá la audiencia de prisión preventiva, en la que se resolverá si continúa detenido.

La fiscalía solicitará que siga preso por el grave delito que se le endilga y porque las víctimas además son menores.

Por su parte, Fernández declaró el martes pasado: dijo que no abusó sexualmente de la niña de 12 años y que ambas lo engañaron porque le dijeron que tenían 18 años.

Inesperado

El 26 de enero pasado, Lucas Fernández fue sorprendido por un policía con dos niñas de 12 años en su automóvil, en un paraje de El Carrizal, donde el uniformado detectó una situación de posible abuso sexual.

Revelación

Ambas menores, tras pasar por el hospital, dijeron que una de ellas había tenido contacto sexual con Fernández. También revelaron que habían consumido alcohol, pastillas, cocaína y marihuana.

Exámenes

En el hospital Perrupato, de San Martín, las dos menores tuvieron que ser sometidas a lavajes de estómago por la ingesta de alcohol. El laboratorio confirmó que habían consumido marihuana y cocaína. El informe clínico dio cuenta de que las niñas tienen signos de abusos de larga data.

Detenido

Fernández, auxiliar judicial de la oficina fiscal de Santa Rosa-La Paz, quedó detenido, imputado de abuso sexual con acceso carnal y ahora espera que se resuelva si continuará tras las rejas.

Dejanos tu comentario