Policiales Miércoles, 7 de noviembre de 2018

Las tres muertes de mujeres en la última semana que generan dudas

Si bien desde el Ministerio de Seguridad aseguraron que no se trataron de crímenes, la Justicia todavía no descarta ninguna hipótesis.

Los femicidios siempre dejan consternada a una sociedad y Mendoza no está aislada de esto. Sumado a los dos casos ocurridos en los últimos días que la Justicia investiga con esa calificación, otras tres mujeres murieron y las causas no están del todo claras.

Los crímenes e Ivana Milio (46) en San Martín y Roxana Verónica Ferreira (39) en General Alvear elevaron a nueve las causas en contexto de violencia de género que se investigan durante este año, triplicando el número de 2017. Pero las autoridades se encuentran tratando de esclarecer la muerte de tres mujeres en los últimos días y las fuentes judiciales no descartan ninguna hipótesis por el momento.

En orden cronológico, el primer hecho ocurrió el miércoles pasado en la Sexta Sección. En un domicilio de calle Bufano fue hallado el cadáver de la policía Claudia González (41) con dos profundas heridas de arma blanca en cada una de las muñecas y varios tajos en el tórax. Fuentes indicaron que la mujer había tenido antecedentes de intentar quitarse la vida y esta es la principal hipótesis en el expediente que lidera la fiscal de Homicidios Claudia Ríos. Un adelanto de la necropsia indicó que las heridas superficiales eran compatibles con autolesiones.

Sin embargo, desde el entorno familiar de la uniformada dudaron de esta versión y aseguraron que González tenía planes a corto y largo plazo, actitud poco probable para alguien que quiere quitarse la vida.

El segundo hecho ocurrió en la tarde del domingo pasado. Olga Norma Pelufo (85) ingresó al Hospital Privado ubicado en calle Mitre de Ciudad con hematomas múltiples y un importante traumatismo en el cráneo. En los últimos minutos de esa jornada perdió la vida. Hasta ahora, lo único concreto que recibió las lesiones en su casa ubicada en el barrio Champagnat.

Los nietos de la víctima falta aseguraron extraoficialmente que su pareja era violento. El caso, que también es investigado por la fiscal Ríos, no tiene aprehendidos hasta el momento y se espera el informe forense para determinar si las lesiones corresponden a un accidente doméstico.

El último suceso tuvo lugar en un domicilio ubicado en el barrio 17 de Noviembre de Guaymallén donde Érica Carolina Gutiérrez (32) recibió un impacto de bala en el cráneo -zona parietal derecha- en las primeras horas de la mañana del lunes. La víctima ingresó al Hospital Central pero falleció a los pocos minutos.

La pareja de la víctima, Carlos Alberto Veizaga (32), relató que estaban discutiendo cuando la mujer sacó un arma de fuego de un mueble y se disparó en la cabeza. Sin embargo, el arma no fue encontrada por las autoridades en primera instancia por lo que quedó demorado -luego recuperó su libertad-. La pistola apareció minutos después al ser entregada por la hermana del sujeto.

Desde la familia de la víctima fatal aseguran que el hombre fue quien le disparó ya que la mujer tenía cinco hijos y no había manifestado intenciones suicidas.

Distintas fuentes del Ministerio de Seguridad descartaron que se trata de hechos violentos, pero lo concreto es que en la Justicia todavía no desechó ninguna hipótesis.

Más noticias