La guerra de barrabravas en Huracán Las Heras parece no tener fin. Mientras la Justicia avanza en la investigación por la balacera que terminó con un director técnico rival herido el domingo pasado, la cual tiene a dos sujetos imputados, las diferencias entre las facciones se agudizan y los sabuesos policiales están alertas a una movilización que se convocó para el fin de semana.

El disparo que rozó la axila del entrenador de Ferro de General Pico, Mauricio Romero, parece ser la punta del iceberg. La violenta interna en la barra del Globito ya lleva varios años, se ha cobrado un puñado de vidas y todo parece indicar que está lejos de la paz. Hoy, la facción "oficial" se autodenomina Número Uno y tiene asiento en el barrio Santa Teresita. De hecho en esa barriada están guardados los bombos y las banderas.

Los investigadores creen que lo que sucedió en el partido ante el equipo pampeano fue un enfrentamiento en el que la barra disidente intentó ganar el poder. Esta división está compuesta por un grupo de jóvenes del barrio Amigorena, llamados Los Pibes., que han conseguido aliarse con otros grupos identificados con Huracán Las Heras, entre ellos los famosos Canavis, quienes hace años dominaban el barrio Santa Teresita pero fueron perdiendo peso al caer detenidos -en su mayoría en causas por echar a familias de sus casas para convertirlas en kioscos de drogas-. Algunos de los miembros de ese grupo han logrado recuperar su libertad en los últimos meses.

Canavis (2).jpg
Los Canavis supieron comandar la barra oficial de Huracán Las Heras.

Los Canavis supieron comandar la barra oficial de Huracán Las Heras.

El resto es historia conocida: una docena de disparos provocaron la suspensión del encuentro entre el Globito y Ferro, con el agravante de que una bala hirió levemente al director técnico rival, Mauricio Romero. Por este hecho, el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello tiene detenidos a Jesús Videla y Carlos Gutiérrez, quienes fueron imputados por tentativa de homicidio con dolo eventual agravado por la premeditación de dos o más personas, por el uso de arma de fuego y por violar la Ley de Espectáculos Deportivos -de 10 a 15 años de prisión-.

Carlos Gutiérrez y Jesús Videla.jpg
Carlos Gutiérrez y Jesús Videla están imputados por los disparos ocurridos en la cancha de Huracán Las Heras que terminaron hiriendo al DT de Ferro de General Pico, Mauricio Romero.

Carlos Gutiérrez y Jesús Videla están imputados por los disparos ocurridos en la cancha de Huracán Las Heras que terminaron hiriendo al DT de Ferro de General Pico, Mauricio Romero.

Ambos enfrentarán una rueda de reconocimiento en los próximos días (por eso se pixela su rostro), mientras los sabuesos policiales tratan de identificar a otros sospechosos de participar del hecho. Pero parece que las detenciones no lograron calmar el asunto.

En varios grupos de Facebook de hinchas del Globito comenzaron los cruces donde se reprocharon la balacera del domingo y mencionaron a sujetos vinculados a la barrabrava como las personas que han afectado al club. Incluso fueron escrachados con vinculaciones con dirigentes del club y políticos, hasta terminar prometiendo "tiros" si los ven en algunos barrios de Las Heras.

En medio de ese contexto, los hinchas del club convocaron a un banderazo en la plaza municipal para el próximo domingo a las 19. La consigna será "Huracán es Familia" y la intención es darle apoyo a la institución, pero las autoridades policiales siguen de cerca la convocatoria ante el temor de que termine con incidentes, teniendo en cuenta el antecedente de una movilización similar de Independiente Rivadavia a principios de año que terminó con un hincha acribillado a disparos.

Huracan las heras.jpg