Franco González (29) jugó una de sus primeras cartas en la causa por el abuso sexual en Rivadavia ocurrido en la casa conocida como la Madriguera. Y perdió. Una jueza confirmó que continúe alojado en la penitenciaría mientras avanza la investigación.

Este martes, durante tres horas, se realizó una audiencia trascendental para el expediente. El fiscal del caso, Carlos Giuliani, solicitó la prisión preventiva de Nary. Para ello utilizó pruebas que considera clave en la acusación, entre ellas la pericia psicológica que avala el relato de la joven denunciante y los testimonios de personas que estuvieron en la fiesta clandestina que se realizó en la Madriguera.

Te puede interesar...

Del otro lado, el abogado defensor de Franco González, Pedro Sosa, pidió el beneficio de la prisión domiciliaria.

La jueza Marina Cuatrini se inclinó por la teoría fiscal, consideró que hay evidencia suficiente para esta altura de la investigación y que existe riesgo de fuga. Terminó ordenando que el imputado por abuso sexual con acceso carnal -arriesga de 6 a 15 años- continúe alojado en la cárcel.

Abuso sexual en Rivadavia

Una chica de 25 años concurrió a la casa la Madriguera, donde jóvenes de poder adquisitivo realizaban una fiesta clandestina el 14 de noviembre pasado, como solían hacer en tiempos de pandemia. La víctima denunció que en un momento de la madrugada se encontraba en el baño y cuando salió fue atacada. Franco González la tomó por la fuerza, la llevó a otro lugar de la propiedad y la abusó sexualmente.

El sospechoso del abuso sexual en Rivadavia fue escrachado en las redes sociales y logró escapar antes de que se realizara el allanamiento para detenerlo. Se terminó entregando ante la Justicia el 9 de febrero.

Cuatro días después se radicó una segunda denuncia de otra joven que aseguró haber sido vejada en el mismo lugar, aunque este hecho habría ocurrido hace dos años