Mientras las autoridades están tras los pasos del joven señalado por cometer un abuso sexual en Rivadavia, perpetrado en una fiesta clandestina en una casa que llaman La Madriguera, la madre de la denunciante brindó detalles sobre la investigación que nació el domingo pasado.

Mariana -se reservan mayores detalles para resguardar la identidad de la víctima- aseguró que su hija había concurrido a esa casa donde se suelen realizar fiestas en tiempos de pandemia. "En un momento, ella salió del baño y este tipo la agarró por la fuerza, la llevó a otro sector y la abusó sexualmente", narró.

Te puede interesar...

La víctima fue trasladada a un centro asistencial donde le aplicaron el kit de emergencia, que contiene medicamentos anticonceptivos y para evitar la transmisión de enfermedades. Luego de hacer la denuncia en la Fiscalía, el Cuerpo Médico Forense constató lesiones correspondientes a un abuso sexual, según comentó la progenitora.

Por estas horas, la principal preocupación de la Fiscalía es dar con el sospechoso del abuso sexual en Rivadavia, quien ya tiene un pedido de captura en su contra y está prófugo -allanaron su casa y no estaba-. Las autoridades están tratando de dar con su paradero ya que trascendió la versión de que estaría intentando cruzar hacia Chile mediante un paso fronterizo clandestino.

En cuando al apuntado -se reserva su identidad por pedido judicial- se trata de un joven vinculado al ambiente de la noche. No sólo era uno de los organizadores de la fiesta clandestina en La Madriguera, sino que antes de la pandemia también estaba involucrado con la realización de fiestas electrónicas.

Según comentó Mariana, tiene vínculos con personas ligadas al narcotráfico en el Este provincial.

Otro dato que aportó, el cual coincide con lo que apuntan las personas en las redes sociales que escracharon al presunto violador, es que otra joven también radicó una denuncia por abuso sexual con el mismo modus operandi.