Policiales Viernes, 19 de octubre de 2018

Hisa, acusado del crimen de Carleti, bajó 30 kilos

La defensa del empresario acusado por el crimen de su ex solicitó la prisión domiciliaria, por consejo de los médicos. Tiene anorexia. Finalmente lo mandaron al hospital Central.

El empresario Leonardo Hisa, acusado como autor intelectual del asesinato de su ex Norma Carleti, y quien se encuentra detenido en la penitenciaría de Boulogme Sur Mer, fue beneficiado y será trasladado a un hospital debido a su delicado estado de salud.

El también ex legislador radical presenta serios problemas de salud desde su detención, ya que ha perdido 30 kilos y los médicos aconsejaron su internación para brindarle un tratamiento adecuado a su patología (anorexia), ya que además presenta trastornos físicos y mentales.

En ese sentido, el abogado del empresario, Daniel Sosa, realizó en las últimas horas una presentación ante el Ministerio Público Fiscal, en Tunuyán a cargo de Jorge Quiroga, que finalmente tomó la determinar de internar a HIsa.

De acuerdo al informe de los médicos que revisaron a Hisa, ex esposo de Carletti, quien fue asesinada el 5 de marzo pasado en su casa de Tunuyán, recomendaba internar con carácter "de urgencia" al imputado, que se encuentra con un estado avanzado de anorexia ya que pesa sólo 57 kilos e indicaron que debe ser alimentado por sonda en la actualidad.

El político fue revisado durante la semana por los especialistas de El Sauce, quienes constataron su delicado estado de salud.

Además, el propio fiscal concurrió en varias oportunidades al Penal de Boulogne Sur Mer, para realizar un seguimiento del estado de salud del empresario.

El incumplimiento del tratamiento adecuado por parte de las autoridades de la penitenciaría de Mendoza, más otros detalles del delicado estado de Hisa, de 60 años, son una parte del extenso informe que presentó su abogado.

Hisa se encuentra detenido desde el 15 de marzo pasado, por orden del fiscal Adrián Frick, al ser considerado autor intelectual del homicidio de su ex esposa, en medio de un proceso de divorcio.

La empresaria de 61 años fue asesinada en su residencia ubicada en calles Almirante Brown y República de Siria, de la ciudad de Tunuyán, de al menos 52 puñaladas.

Por el homicidio, también se encuentran detenidos los hermanos Kevin, Eber y Alexis Guerrero, presuntos autores materiales del crimen, mientras que el padre de los jóvenes y su pareja permanecen sospechados como partícipes del homicidio.

Más noticias