Cristian Vaira Leyton, uno de los abogados querellantes que representa a la familia de Florencia Romano, aseguró que esperan que la causa de femicidio contra Pablo Arancibia (33) se eleve a juicio luego de la feria judicial. Las declaraciones las realizó en el acto que se llevó adelante el martes para recordar a la joven de 14 años que fue asesinada hace un mes en Maipú.

Durante el emotivo encuentro que se realizó en el predio de la Virgen, la familia de la adolescente pidió justicia por el crimen y su hermano Matías Romano envió un mensaje al gobernador, Rodolfo Suarez, en el que le pidió "respuestas" por el accionar de la Policía.

Te puede interesar...

En tanto, uno de los letrados que está al frente de la querella indicó que las pruebas contra Arancibia son "contundentes" y esperan que sea juzgado muy pronto. "Estamos esperando a febrero o marzo para que se eleve a juicio rápidamente, es lo que se habló con la fiscal Claudia Ríos y con el jefe de fiscales Fernando Guzzo. Porque las pruebas son contundentes, muy sólidas", aseguró.

También indicó que, debido a la gravedad de los hechos, el carnicero imputado será sometido a un juicio por jurado. "Es el pueblo el que va a decir si es culpable o no, con la única pena de perpetua. Son 50 años sin posibilidad de libertad condicional", explicó.

Sobre la otra causa que tiene a Soledad Herrera, la operadora de la línea de emergencia 911, acusada por abandono de persona, Vaira Leyton señaló que en los últimos días se conoció el resultado de una pericia que complica aún más la situación de la uniformada.

El informe, que será adjuntado a esta segunda causa, mapeó el posicionamiento de los móviles policiales que se encontraban en un área cercana al domicilio de Arancibia cuando el CEO recibió el llamado de emergencia de un vecino que alertó sobre la situación pero fue desestimado.

Según se supo, tres patrulleros estaban en un radio no mayor a cien metros del lugar y podrían haber asistido a la víctima. Esto se suma a otra importante pesquisa que se hizo días antes de que terminara el 2020. En ella se determinó que en solo cuatro minutos, personal de la Comisaría 29 de Maipú podía acercarse caminando hasta la vivienda donde ocurrió el asesinato.

Las pruebas contra Arancibia

  • La necropsia determinó que la adolescente de 14 años fue asesinada a través de un traumatismo encefalocraneano y asfixia mecánica, es decir, fue brutalmente golpeada -tenía fracturas en el cráneo, la nariz, maxilar y tibia- y ahorcada. No murió por el corte en el cuello, que fue producido post morten.
  • Una cámara de seguridad del Metrotranvía captó a Pablo Arancibia reunirse con Florencia Romano a las 12.51 del sábado en las inmediaciones de las vías.
  • A las 18, Florencia Romano le envió a una amiga por Whatsapp la ubicación del domicilio donde ocurrió el hecho diciendo que estaba allí y que a la noche se iba a hacer un baile.
  • Además del vecino que realizó el llamado al 911 alertando sobre violencia de género, otro declaró que sintió "olor fuerte como que se estaba quemando alquitrán" y salía de la casa de Pablo Arancibia.
  • Aproximadamente a las 20, un vecino llevó en la caja de su camioneta al sospechoso hasta una estación YPF ubicada a pocas cuadras. Luego fue filmado comprando nafta y regresando caminando con el bidón.
  • La declaración del primo de Pablo Arancibia, quien lo ayudó a trasladar el cadáver de la menor de edad hasta calle Alsina creyendo que se trataba de un perro muerto.
  • El imputado por femicidio tenía rasguños y lesiones en los nudillos al momento de ser detenido.
  • En el domicilio del callejón Berra se encontraron cenizas en una cámara séptica y una mancha de sangre en el living que, según el ADN, era de Florencia Romano.