Este lunes fue un día de novedades cruzadas en el expediente que investiga al juez federal Walter Bento por el presunto cobro de coimas en Mendoza. La Justicia Federal procesó al magistrado por la novena acusación que tiene en su contra, vinculada a una casa de cambios ilegal, y además trabó un embargo de $10 millones. Por otro lado, la defensa del magistrado acusado denunció al fiscal Dante Vega por filtrar información a un testigo clave.

El juez federal a cargo del caso, Eduardo Puigdéndolas confirmó el procesamiento de Bento por los delitos de cohecho pasivo -dos hechos- y prevaricato. Y amplió la traba del embargo al monto de 10 millones de pesos.

Todo esto en el marco del denominado “Caso Nueve” de la megacausa federal, donde se sostiene que Walter Bento cobró sobornos para demorar la investigación contra una casa de cambios ilegal ubicada en la galería Tonsa. La Fiscalía cree, en base a escuchas telefónicas, que las coimas alcanzarían los 100 mil dólares en algunas ocasiones.

Por este hecho también fueron procesados con prisión preventiva -en forma domiciliaria- los presuntos propietarios de la cueva financiera: Enrique De la Cruz y José María Sanguedolce, a quienes les trabaron un embargo de 5 millones de pesos.

walter bento4.jpg
El principal acusado de las coimas en Mendoza.

El principal acusado de las coimas en Mendoza.

Sobreseídos

El juez Puigdéndolas no le dio la derecha al fiscal para mantener otra acusación contra Walter Bento y su esposa, Marta Isabel Boiza. Ambos habían sido imputados por el delito de falsedad ideológica pero este lunes terminaron sobreseídos.

El fiscal federal Dante Vega los acusó por adulterar los datos personales para obtener un crédito hipotecario destinado a vivienda única, siendo que el matrimonio ya tenía otros inmuebles a su nombre. Sin embargo, Puigdéndolas se inclinó por las pruebas de la defensa de Walter Bento, quien apuntó no ocultó datos sino que el préstamo fue otorgado por una excepción que hizo la gerencia del banco.

Denuncia cruzada

El nuevo procesamiento contra Walter Bento no fue la única novedad de este lunes en la megacausa federal que investiga el presunto cobro de coimas en Mendoza. Los abogados defensores Mariano Cúneo Libarona y Gustavo Gazali lanzaron munición pesada contra el fiscal Vega.

Los letrados solicitaron la nulidad de toda la investigación, la recusación del fiscal -no es la primera vez que lo hacen- y lo denunciaron penalmente. El argumento es que Vega habría filtrado información a uno de los testigos claves de la causa: Diego Barrera.

Bibian Sacolle, Diego Barrera 1.jpg
Diego Barrera y su esposa, detenidos por el crimen de Diego Aliaga.

Diego Barrera y su esposa, detenidos por el crimen de Diego Aliaga.

Barrera está detenido en la investigación por el asesinato de Diego Aliaga, cuya muerte destapó la causa de las coimas en Mendoza ya que era cercano al juez Walter Bento. Este hombre ha declarado un puñado de veces en el expediente y ha brindado detalles de cómo operaba la banda que lideraría Bento.

En una pericia que se realizó en el celular de Barrera se encontraron dos archivos vinculados al caso de los sobornos. Uno era del expediente oficial, pero el otro es un archivo de Word que tiene diferencias con lo que consta en la causa. Los abogados de Bento sostienen que el fiscal Vega "asesoró al testigo estrella con información para poder declarar".

Ahora la Fiscalía debe responder formalmente a lo cuestionado, aunque detrás de bambalinas creen que se trata de maniobras dilatorias del juez federal para demorar la investigación en el Consejo de la Magistratura, organismo que debe resolver si le quita los fueros o no al magistrado -por ende, si es detenido o sigue en libertad-.