Diario Uno > Policiales > Coimas

"El sistema era así...": el relato de Diego Barrera en la causa de las presuntas coimas a Walter Bento

El detenido por el crimen de Diego Aliaga brindó un relato clave para la acusación por presunto pago de coimas que tiene en la lupa al juez Walter Bento

El 5 de febrero pasado, Diego Barrera se sentó delante del fiscal federal Dante Vega. Brindó detalles sobre cómo se movía la banda presuntamente liderada por el juez Walter Bento dedicada a cobrar coimas para favorecer a presos. Su testimonio es clave en la pesquisa que sacudió la semana pasada la Justicia Federal.

Diego Barrera, quien fuera socio y luego asesino de Diego Aliaga, brindó aquel día una declaración que duró tres horas y que sirvió a los investigadores para encaminar la pesquisa por las presuntas coimas.

“El sistema era así”, enunció Barrera para luego pasar a detallar el mecanismo con el que supuestamente operaba la banda integrada por Walter Bento, el fallecido Aliaga y los tres abogados detenidos el miércoles pasado –Luciano Ortego, Martín Ríos y Matías Aramayo-.

Según el testimonio de Barrera, los detenidos contactaban a Diego Aliaga a través de su abogado, Jaime Alba –no está imputado en la causa de las coimas federales-. Se reunían en el domicilio del ex despachante de Aduana, en el barrio Palmares, y ahí “analizaban el caso. Veían si el detenido tenía algún familiar enfermo, algún antecedente u otra cosa”.

Una vez que decidían si la maniobra se podía hacer, le decían al preso que “era 600 mil o un millón de dólares. Después le preguntaban si tenían algún domicilio para entregar”.

diego-aliaga.jpg
Diego Aliaga. El caso que investiga su muerte ahora lo tiene la Justicia Provincial.

Diego Aliaga. El caso que investiga su muerte ahora lo tiene la Justicia Provincial.

Diego Barrera involucró luego al juez federal: “Aliaga hablaba con Walter Bento. Este le decía cuánto dinero era, se arreglaba el pacto y después Alba hablaba con la gente interesada para decirle lo que necesitaban”.

Una vez concretado el pacto de palabra, pasaban a la acción: “Se hacían los poderes, se preguntaban por propiedades y por el dinero que podían aportar. Les decían que en no menos de 30 días podían estar de vuelta en su casa. El destino final del dinero era para Walter Bento pero no sé cómo lo repartían”.

El testimonio de Diego Barrera no sólo fue importante para aclarar la mecánica del presunto cobro de coimas sino también para probar la relación entre Diego Aliaga y el juez federal. “Cuando Aliaga decía ‘sí, primo’ todo se arreglaba. ‘Primo’ era el doctor Bento en las conversaciones”.

Justamente, en la tarjeta que se clonó de celular de Diego Aliaga –el artefacto original nunca apareció- se encontró entre sus contactos a uno que estaba agendado como “Primo” y cuyo número es el del celular que el Consejo de la Magistratura le proporcionó a Walter Bento. De hecho, hay más de 250 llamadas cruzadas entre ambos teléfonos mediante la aplicación Telegram.

Actualmente, Diego Barrera se encuentra detenido en el penal con protección especial. Está imputado por el asesinato de Diego Aliaga, hecho de sangre que él mismo confesó. Su defensa aún sostiene la discusión sobre si el caso se debe investigar en la Justicia Federal o en la provincial.

Seguir leyendo