"Ayer (por este viernes) cerré un ciclo en mi vida. Decidí soltarlos, dejar volar a mis hijos", aseguró a Diario UNO Carla Pagliaricci, mamá de los hermanitos Kruk, Abril y Agustín, tras finalizar una lucha que duró más de dos años y medio, y que terminó cuando un tribunal reconoció como culpable a José Caccia por la muerte de los pequeños de 3 y 7 años, a quienes atropelló con su Ford Fairlane al hacer una maniobra imprudente en diciembre de 2018.

Aunque no hay condena posible que alivie el dolor de una madre que perdió a sus dos hijos. "No estoy conforme con los 10 años, es muy poco, pero también digo que 10, 20, 50, 100 años son pocos. Para mí siempre va a ser poco, nunca van a ser suficientes los años que este sujeto tenga que estar encerrado", expresó Carla.

Seguir leyendo

hermanitos kruk jose caccia 2.jpg
José Caccia fue condenado a 10 años por homicidio simple con dolo eventual.

José Caccia fue condenado a 10 años por homicidio simple con dolo eventual.

A pesar del duro momento que le toca vivir, agregó: "Sí es un aliciente que no se haya cambiado la calificación, que se haya mantenido como homicidio simple con dolo eventual, que mis hijos sean un precedente en la Justicia. Hemos luchado mucho para que se mantenga esto. Y si bien la pena es mínima para mí porque la calificación prevé de 8 a 25, pero al menos este tiempo no va a estar en libertad", dijo la mujer en referencia a Caccia, quien este viernes fue condenado a 10 años, a pesar que la fiscalía había pedido 18 años, el querellante por parte del papá de los chicos 20 años, y la querella de Carla había solicitado la pena máxima de 25 años.

Con su bebé de 5 meses en sus brazos, Carla expresó: "Ese día decidí soltarlos, dejar volar a mis hijos, que no es olvidarlos. Yo los llevo en mi alma y en mi corazón. En cada respiración de Jazmín, en cada latido del corazón de Jazmín siento que están mis hijos".

"Lo demás, Peca, Miranda -que estuvieron involucrados en el trágico hecho- se los dejo a la justicia. Yo no más. Ver el fracaso de la defensa también es una batalla ganada", aseveró.

imagen.png
Carla y sus hijos Abril y Agustín Kruk.

Carla y sus hijos Abril y Agustín Kruk.

Y reveló lo que hizo tras conocer de la sentencia a José Caccia: "Fui al puente, me arrodillé y les dije que por favor que descansen en paz, terminó la lucha, terminemos la lucha. La lucha por justicia para mi está terminada y descansen en paz".

"Les pedí perdón por lo poco que pude hacer, pero fue lo que humanamente posible pude hacer. Así que los solté, los dejé volar, que descansen, y yo también necesito descansar. Fue una lucha muy, muy difícil. Este tiempo para mí es cerrar una etapa y estoy agradecida a mis hijos por hacerme la persona que soy hoy, y por traerme a Jazmín".

hermanitos kruk abril y agustin.jpg

Carla cumplió con su promesa de hacer justicia, pero para ella "el dolor es indescriptible, la tristeza ni te cuento, pero voy a seguir adelante porque tengo un motorcito que se llama Jazmín".

La tragedia

El 14 de diciembre de 2018 era una calurosa tarde en Mendoza, cuando alrededor de las 18, Carla, Abril y Agustín regresaban a su casa luego de ir a jugar un rato a una plaza. Caminaban por la Costanera, a pocos metros del puente de calle Matienzo, de Guaymallén. Pero en un cerrar y abrir de ojos sus vidas habían cambiado para siempre.

agustin y abril kruk y carla pagliaricci.jpg

Los tres fueron atropellados por un Ford Fairlane al mando de José Caccia quien circulaba por Costanera hacia el Norte, y terminaron contra la reja contenedora del Cacique Guaymallén, sobre el puente de calle Matienzo.

Caccia aceleró para cruzar el puente antes que lo hiciera un camión que pasaba la Costanera a paso de hombre. De la mano de enfrente se metió un VW Gol que circulaba en contramano por Matienzo, y al parecer quería tomar la Costanera hacia el Norte.

Cuando Caccia se dio cuenta que no llegaba a pasar, en lugar de frenar hizo una maniobra violenta y atropelló a Carla y a sus hijos. Abril fue reanimada en el lugar por una médica del Servicio de Emergencias Coordinado que llegó al lugar, y luego trasladaron a los hermanitos al hospital Notti, donde quedaron internados en muy grave estado.

agustin y abril kruk 3.jpg

Mientras tanto, Carla fue llevada a otro hospital por las lesiones que sufrió en todo su cuerpo, aunque más afectadas estuvieron sus piernas, por lo que estuvo meses en silla de ruedas.

El 15 de diciembre murió Agustín, de 7 años, y luego, el 22, ocurrió lo mismo con Abril, de 3 años, como consecuencia de los severos daños que sufrieron luego de ser atropellados.

agustin y abril kruk.jpg