Dos hombres acusados de abuso sexual en San Carlos están a pasos de ir a juicio por los ataques que habrían cometido contra tres hermanas. Pero uno de ellos jugó una carta para intentar salir del penal, aunque la estrategia judicial no prosperó.

Desde los primeros días del año pasado que los dos sujetos, quienes son concuñados, están alojados en el penal. Sobre sus contras pesa la acusación de haber abusado hace más de 10 años a las tres hijastras de uno de ellos, quienes hoy tienen 22, 19 y 16 años.

Te puede interesar...

Uno de los imputados -no es el padrastro- solicitó la prisión domiciliaria. Su intención era quedar alojado en una casa -aportó tres direcciones posibles- con tobillera electrónica a la espera del juicio por las tres acusaciones. Sin embargo, se encontró con un revés judicial.

El fiscal de las causas, Facundo Garnica, rechazó el beneficio por varios motivos. Fuentes judiciales detallaron que tuvo en cuenta que las víctimas son mujeres, una de ellas menor de edad y además se trata de delitos en un contexto de violencia intrafamiliar. Además, en uno de los domicilios que había ofrecido el sospechoso viven justamente niños.

El juez Fernando Ugarte le dio la derecha a la Fiscalía y negó el beneficio para el hombre, quien continuará alojado en el penal junto a su presunto cómplice mientras avanza la investigación.

Trascendió que es cuestión de días para que se solicite la elevación a juicio de las causas. Las pruebas vitales son las declaraciones de las denunciantes y los informe psicológicos que avalan los relatos.

Abuso sexual en San Carlos

La investigación nació el 11 de enero de 2020 en una oficina fiscal ubicada en el departamento de San Carlos. Allí se presentaron las tres hermanas. Palabras más palabras menos, las jóvenes aseguraron que su padrastro y un concuñado solían abusarlas sexualmente. Hablaron de tocamientos, masturbación y sexo oral. Los hechos, según la denuncia, ocurrieron hace más de 10 años.

"Fueron tiempos de miedo, silencio y dolor. Años de juntar coraje y valor para denunciarlos. De darnos cuenta que no estábamos solas, que es el momento de pedir Justicia", dijeron las denunciantes en un escrito que publicaron en las redes sociales.