Fue absuelto por el femicidio de Janet Zapata pero ahora está preso por abuso

Por UNO

Claudio Sebastián Quiroga Perrelli (31) ha tenido varios cruces con la Justicia, pero el año pasado logró zafar del más complicado. Fue el único absuelto de los tres acusados por el femicidio de Janet Zapata (29). Sin embargo, la libertad que logró tras dos años de detención le duró poco ya que volvió a ser apresado por otra grave acusación el mes pasado.

La ex pareja de Quiroga fue quien impulsó la última denuncia. No es la primera vez que lo complica: en el juicio por el crimen de Zapata dijo que le confesó haber cometido el hecho. Además, el hombre ya había sido condenado por ejercer violencia de género contra la mujer.

En la última presentación judicial, que se realizó a mediados de enero, la denunciante de 30 años aseguró que el hombre abusó sexualmente de ella. La fiscal de Violencia de Género Mariana Pedot inició un expediente.

Si bien no se constataron lesiones genitales en la víctima -sí otras escoriaciones en el cuerpo-, la pericia psicológica avaló su relato. Con esta prueba ordenó la detención del Pollo Quiroga, quien había vuelto a la calle en septiembre pasado.

Este jueves, la fiscal solicitó la prisión preventiva y el juez Federico Martínez avaló la medida. A su vez, rechazó el beneficio de modalidad domiciliaria que había solicitado la defensora oficial Carolina Alasino.

De esta forma, Quiroga quedará alojado en el penal mientras avanza la investigación en su contra por abuso sexual con acceso carnal.

 Embed      

Único absuelto

Quiroga fue detenido el 27 de septiembre de 2016. Fue acusado junto a Juan Orlando Manzano (42) de ayudar a Damián Minati (31) a asesinar a su pareja, Janet Zapata. La mujer fue vista con vida por última vez el 21 de septiembre y su cadáver fue hallado enterrado 5 días después en un descampado de Guaymallén ubicado cerca de un lavadero de papas propiedad de Manzano.

Durante ese lapso, Minati encabezó las marchas que la familia de la víctima fatal realizó para dar con su paradero, pero finalmente terminó detenido como el principal sospechoso. En ese entonces, los investigadores creían que le pagó 15 mil pesos a Manzano y Quiroga para que cometan el hecho.

Los tres llegaron a juicio privados de su libertad. En el debate, la exesposa del Pollo Quiroga dijo que el hombre le confesó el hecho: "Me dijo que de había mandado una cagada. Que le habían pagado $500 pata hacer un pozo que creía que era para tirar basura pero en realidad era para arrojar el cuerpo de una chica".

Pese a esto, fue el único absuelto al momento de la sentencia. Minati, quien confesó haber cometido el hecho, fue condenado a prisión perpetua y Manzano a 10 años de prisión como partícipe secundario. Este fallo todavía no está firme ya que las partes apelaron y la Suprema Corte de Justicia todavía no se expide al respecto.