Juez español retira orden de detención contra Puigdemont

Un juez del Tribunal Supremo español abandonó sus pedidos de extradición de seis políticos separatistas de Cataluña acusados de rebelión, entre ellos el ex presidente catalán Carles Puigdemont.

La sentencia significó un fuerte revés para los intentos de España de reprimir el movimiento secesionista de la próspera región catalana y mantiene con vida un problema que el año pasado provocó la mayor crisis política en cuatro décadas.

Puigdemont huyó a Bélgica luego de un referendo por la independencia el 1 de octubre para evitar el arresto. Fue detenido en Alemania en marzo cuando viajaba de Finlandia a Bruselas y se cree que reside en Hamburgo.

El juez español retiró sus pedidos de extradición después que una corte alemana sentenció que Puigdemont no puede ser extraditado por rebelión, sino solamente por malversación de fondos públicos.

Puigdemont sostuvo que la decisión puso de manifiesto la "debilidad inmensa" de la causa contra los separatistas, nueve de los cuales están presos en España a la espera de juicio. El movimiento separatista los considera víctimas de persecución política. "Hoy es un día para reclamar con más fuerza que nunca la libertad de los presos y presas políticos", tuiteó Puigdemont tras conocer el fallo del juez Pablo Llarena.

Llarena dijo que la sentencia alemana revelaba "falta de compromiso" en la persecución de prófugos. El juez quiere que Puigdemont y sus aliados separatistas que huyeron del país que respondan a cargos de rebelión y sedición, además de malversación de dinero público. Si Puigdemont y los demás fueran extraditados para responder por malversación, la justicia española solo podría juzgarlos por ese cargo, cuya pena máxima es de 12 años de prisión. La pena por rebelión puede llegar a 30 años.

En esta nota: