En el Vaticano

El papa Francisco se mostró por primera vez en silla de ruedas por su dolor de rodilla

Al ingresar a un salón del Vaticano para presidir una Asamblea, el papa Francisco se mostró por primera vez en silla de ruedas debido a los fuertes dolores por el problema de ligamentos de su rodilla derecha

Por UNO

La imagen ya comenzó a recorrer el mundo luego de notificar que desde hace algunas semanas el Sumo Pontífice tiene dolores muy fuertes en el ligamento de su rodilla derecha que le impiden caminar.

Desde un principio, la principal sugerencia de sus médicos personales fue que no caminara. De esta manera, para no cancelar o posponer su agenda, decidió utilizar una silla de ruedas que es empujada por uno de sus asistentes.

En la audiencia general que realizó este miércoles, el Papa volvió a pedir perdón a sus fieles por no poder acercarse y saludarlos, acto que ya había ocurrido en otras oportunidades.

►Te puede interesar: Para el Papa Francisco los "ladridos de la OTAN a la puerta de Rusia" llevaron a que Vladimir Putin invadiera Ucrania

Su ausencia en varias actividades para someterse a estudios médicos en las últimas semanas, generó gran preocupación en su salud y por ello confirmó que se infiltrará para mitigar el dolor y seguir con la agenda pronosticada.

En abril, cuando viajó a Malta, se pudo observar por primera vez como precisó de un elevador para bajar del avión, lo que ya comenzó a advertir de las grandes dolencias en sus piernas.

►Te puede interesar: El papa Francisco afirmó que podría viajar a Moscú para pedir a Putin el fin de la guerra

Los médicos señalaron que la última opción que se analiza es una operación, ya que al ser una persona mayor los riesgos en el quirófano aumentan y también debería considerar cancelar por bastante tiempo su agenda.