Curiosidades del universo

El agujero negro que podría devorarse al Sistema Solar

Se trata del agujero negro central del Cúmulo de Phoenix, ubicado a 5700 millones de años luz de la Vía Láctea. Se encuentra lejos, pero tiene un tamaño descomunal

Las dimensiones del universo no conciben de medidas humanas, y quienes estudian las ciencias astronómicas lo saben mejor que nadie.

Es que cada descubrimiento de las ciencias del universo sorprende a los científicos, pero despierta aún más incógnitas y curiosidades en las personas que viven a diario en base a tamaños de escala humana.

Tal impresión genera el tamaño del agujero negro central del Cúmulo de Phoenix, una de las estructuras más grandes descubiertas en el universo. Se trata del área central del cúmulo de galaxias ubicadas en la constelación de Phoenix.

Descubierta en 2010 a través de un telescopio ubicado en la Antártida y otros telescopios colaborativos, esta estructura localizada a 5700 millones de años luz de la Tierra es una de las más grandes descubiertas en el universo.

Sol estrella.jpg
El agujero negro del Cúmulo de Phoenix tiene 20.000 millones de veces el tamaño del Sol.

El agujero negro del Cúmulo de Phoenix tiene 20.000 millones de veces el tamaño del Sol.

El voraz tamaño del agujero negro de Phoenix

Los científicos estiman que el agujero negro central de este cúmulo de galaxias tiene 20.000 millones de veces el tamaño del Sol. Con un diámetro de 118.000 millones de kilómetros, conformó la estructura más grande descubierta hasta 2012, ya que en 2019 nuevas investigaciones le dieron ese lugar al TON 618 con 66.000 millones de masas solares.

Por su parte, el agujero negro de Phoenix tiene un radio estimado de 1,1 millones de años luz y es 22 veces más grande que la Vía Láctea, galaxia donde se encuentra la Tierra.

►TE PUEDE INTERESAR: ¿El arcoíris tiene un principio y un final?

Vía Láctea.jpg
El agujero negro de Phoenix es 22 veces más grande que la Vía Láctea.

El agujero negro de Phoenix es 22 veces más grande que la Vía Láctea.

Otras características

La impresionante actividad de este masivo agujero negro lo transforma en un voraz consumidor de todo lo que hay a su alrededor: llega a consumir la masa de 60 estrellas como el Sol cada año.

Sin embargo, lo más impactante del agujero negro de Fénix es que no solo las consume, sino que también produce estrellas: genera estrellas a un ritmo de 740 veces la masa del Sol cada año. Según Michael McDonald, líder de la investigación que hizo el hallazgo en 2012, esta agujero muestra "la mayor tasa de formación de estrellas jamás vista en el centro de un cúmulo de galaxias".

Su tamaño es impactante. Por eso es que, si así lo quisiera, el agujero negro de Phoenix podría devorarse con tranquilidad no solo a todos los planetas del Sistema Solar, sino también a la Vía Láctea en su totalidad.

Así de grande es el agujero negro del Cúmulo de Phoenix

Temas relacionados: