Juicio por jurados

"Yo no maté a nadie, quiero mi libertad", sostuvo el acusado del crimen de Gisela Gutiérrez

Héctor Negrucho Días está acusado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego por la muerte y desaparición de Gisela Gutiérrez (24) en 2015. Durante todo el debate, se presentaron testimonios que lo señalaron como el autor, pero ninguno fue testigo directo

Héctor Días, de 34 años, conocido también como en Negrucho o el Tuerto, declaró en el juicio por jurados que comenzó el lunes, para esclarecer qué pasó con Gisela Gutiérrez. El hombre aseguró que él no mató a nadie y que solo conocía a la joven de 24 años de vista porque vivían en el mismo barrio.

Si bien nunca se encontró su cuerpo, esto no fue un impedimento para imputar al sospechoso por homicidio. El jueves se esperan los alegatos de cierre y el veredicto del jurado.

"Yo no maté a nadie. No cometí ningún delito. Hace 1 año y 11 meses que estoy privado de mi libertad y estoy acá para que me pregunten lo que quieran saber", empezó diciendo este miércoles el Negrucho Días, ubicado en el mismo lugar donde se sentaron todos los testigos, a la derecha del juez técnico Aníbal Crivelli.

gisela gutierrez hector negrucho dias.jpg
Héctor Días, alias Negrucho, es el principal sospechos de la muerte y desaparición de Gisela Gutiérrez.

Héctor Días, alias Negrucho, es el principal sospechos de la muerte y desaparición de Gisela Gutiérrez.

Su defensor, Diego Henríquez, le preguntó qué había hecho durante el 19 de julio del 2015, a lo que Días respondió: "Me levanté y me fui a comprar algo para desayunar. Me puse a limpiar mi casa y a lavar porque vivía solo, y después me fui a visitar a mi mamá. Cuando regresé me dieron ganas de tomar -alcohol- y me puse a mandar mensajes y a llamar a amigos y a mi hermano, pero al final me terminé acostando temprano porque al otro día tenía que ir a trabajar".

►TE PUEDE INTERESAR: Pidieron que el único acusado del caso de Gisela Gutiérrez sea condenado por femicidio

Según las personas que declararon, ese domingo 19 de julio, Gisela había ido a la casa del Negrucho en la noche, donde habría estado junto con Daniel Peluca Quiroga, imputado por encubrimiento. Allí fue cuando Días le habría insistido para tener sexo, pero ante la negativa de la joven, el acusado tomó un arma de fuego. "Qué te pasa a vos", y le disparó en la cabeza.

Modificaciones en la casa de Héctor Días

Durante el debate, se supo que el Negrucho había hecho refacciones en su casa del barrio La Favoritad, de Ciudad. Uno fue revocar una de las paredes, y el otro arreglo fue cambiar parte del machimbre del techo. Varios indicaron que eso fue por las manchas de sangre y por el impacto del proyectil que atravesó la cabeza de Gisela.

gisela gutierrez 2.jpg
Gisela Gutiérrez junto a su mamá Ramona Bazán.

Gisela Gutiérrez junto a su mamá Ramona Bazán.

Ante esta situación, el imputado aseguró que el revoque estaba hecho tiempo antes del 2015, y que cambió parte del techo debido a que el machimbre estaba podrido y cada vez que llovía se metía el agua en su vivienda. Explicó que tenía puestos varios nylons con piedras, pero que de todas formas se filtraba.

►TE PUEDE INTERESAR: El caso Gisela Gutiérrez será el primero en enfrentar un jurado popular con la nueva Ley

Para probar esta situación, mostró fotos publicadas en su Facebook años antes de la desaparición de Gisela Gutiérrez, y luego unas fotos de él haciendo los arreglos.

Al finalizar su declaración, volvió a mirar hacia el jurado y les dijo: "Quiero mi libertad. No maté a nadie, nunca me fui del barrio, nunca estuve perseguido. No cometí ningún homicidio, no soy un asesino, solo me gusta tomar".

gisela gutierrez hector negrucho dias 2.jpg
Testigos indicaron que el Negrucho Días mató de un disparo en la cabeza a Gisela Gutiérrez.

Testigos indicaron que el Negrucho Días mató de un disparo en la cabeza a Gisela Gutiérrez.

"Perdí todo, tengo bronca, no sé qué pasó el martes -por las declaraciones en su contra-. No tengo intenciones de irme de Mendoza, tengo tres hijos a cargo y dos más que iba a reconocer. No soy una mala persona. No tengo nada que ocultar. Quiero mi libertad", terminó.