El crimen en Lavalle de Sergio Serapio (53), quien fue atacado con una zapa para robarle, quedó esclarecido. Los dos autores del hecho admitieron su culpabilidad en la tarde de este martes y recibieron una pena de 13 años de prisión.

Oscar Arancibia Díaz y Jonathan Jaimico Sarmiento (32) decidieron pasar por un juicio abreviado donde terminaron siendo condenados bajo la calificación de homicidio en ocasión en de robo y les dictaron una sentencia cercana a la pena mínima. Si no llegaban a este arreglo con el fiscal de Homicidios Carlos Torres deberían haber enfrentado a un jurado popular con la probabilidad de haber sido condenados a prisión perpetua.

Seguir leyendo

Jonathan Sarmiento.jpg
Jaimico Sarmiento, uno de los condenados por el hecho.

Jaimico Sarmiento, uno de los condenados por el hecho.

El cuerpo de Sergio Serapio fue hallado en las primeras horas de la mañana del 19 de julio de 2020 en la intersección de Dorrego y callejón Nacif, en el departamento de Lavalle. Tenía un fuerte golpe en su cráneo. A los pocos metros se encontró una zapa que tenía rastros de sangre. La reconstrucción de hecho que hicieron los investigadores es que al hombre le robaron, salió a perseguir a los ladrones, los enfrentó y terminó con el golpe en el cráneo que le quitó la vida.

Los sospechosos fueron detenidos a los pocos días del crimen en Lavalle. El primero de los acusados en caer fue Jaimico Sarmiento quien extraoficialmente había admitido a los policías que participó del hecho y hasta su calzado coincidía con unas huellas que se levantaron en el lugar del asesinato.

Al resolverse la investigación en un juicio abreviado donde todas las partes se ponen de acuerdo, la sentencia quedó firme y el caso está totalmente esclarecido.