Será en un audiencia fijada para el viernes 26 de agosto en el Polo Judicial Penal a las 9.30.

Suárez está prófugo desde el 16 de julio de 2006, cuatro días después del doble crimen, y no está obligado a presentarse ante la Justicia.

Hace un año quedó en condiciones de ser desvinculado totalmente de la causa porque ya transcurrieron los 15 años que exige la ley para dar por cumplida la pena a prisión perpetua para los imputados que hayan sido juzgados.

La Justicia llamó a una audiencia por el doble crimen Piottante-Libedinsky

Suárez será representado en la audiencia por el abogado penalista Martín Ríos, quien asiste a la familia desde 2006, cuando la Justicia lo puso en la mira por el doble asesinato.

Se llega a esta instancia superior porque la fiscal Claudia Ríos, de Homicidios, rechazó dictar el sobreseimiento del imputado a pesar de la prescripción por el paso del tiempo.

claudia rios fiscal envenenadora.jpg
La fiscal Claudia Ríos quiere sí o sí las huellas y un ADN de Mauricio Suárez.

La fiscal Claudia Ríos quiere sí o sí las huellas y un ADN de Mauricio Suárez.

Lo hizo bajo el argumento de que Suárez debía presentarse en la Justicia para ser identificado y, así, verificar si estuvo o no involucrado en hechos criminales posteriores.

La toma de huellas dactilares y de saliva para una prueba de ADN sería suficiente, pero muy difícil de conseguir ya que la acusación prescribió.

La fuga que duró 15 años

El pedido de sobreseimiento en favor de Suárez terminó por confirmar lo que se sospechaba desde 2006: que su fuga no era definitiva y que una vez prescripta la pena de prisión haría lo necesario para quedar exculpado.

Y más aun: que no estaba muerto, como deslizaron desde su entorno para justificar que durante 16 años no se presentara y tampoco pudiera ser hallado y detenido.

El caso

Flavio Piottante (39) y Estrella Libedinsky (30) fueron asesinados entre la noche del 12 de julio de 2006 y la madrugada del día siguiente en el departamento situado en Barcala 484 de Ciudad, donde el psicólogo vivía y atendía a sus pacientes.

A él lo mataron con dos disparos de arma de fuego. A ella la estrangularon con una soga de tender la ropa.

Ambos fueron salvajemente golpeados y la escena del crimen reveló que hubo pelea y resistencia entre asesino y víctimas fatales.

Estrella Libedinsky y Flavio Piottante
La paciente y el psicólogo.

La paciente y el psicólogo.

Poco después, Suárez se convirtió en el único sospechoso de un doble asesinato por despecho, ya que Andrea Troncoso, pareja y madre de su hijo, había terminado el vínculo familiar porque estaba en una relación con Piottante.

Suárez fue citado por la Justicia para el lunes 17 de julio de 2006 para ser informado de la imputación en su contra pero desapareció el día anterior, en horas de la tarde, dejando su auto abandonado en Guaymallén.

Desde entonces, ni noticias durante más de 15 años.

Hasta que el abogado Ríos pidió que fuera sobreseído definitivamente por la prescripción de la acción penal por el paso del tiempo, algo que fue largamente explicado y justificado por la fiscal en julio de 2021 en conferencia de prensa.

Aquella vez, la magistrada informó que la pesquisa sigue abierta y que se investiga la participación de otra persona.

Lo dijo bajo el argumento de que una sola persona -Suárez, según la investigación- no fue suficiente para causar semejante tragedia.

El 12 de julio se cumplieron 16 años del doble crimen, hasta ahora sin culpables.

Te puede interesar: Se le incendió el auto al Cotón Reveco cuando volvía de entrenar

Temas relacionados: