Tras 15 años, la Justicia de Mendoza no da por cerrado el doble crimen Piottante-Libedinsky y reencamina la investigación hacia una hipótesis nunca antes considerada: que los asesinatos del psicólogo y la paciente fueron cometidos por más personas que podrían haber colaborado con el sospechoso Mauricio Suárez.

La entrada en escena de otras personas bajo sospecha implica que la causa judicial seguirá abierta por más que Suárez quede desvinculado a partir del viernes.

Seguir leyendo

Lo anunció este miércoles la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, quien informó, en conferencia de prensa, que este viernes (16 de julio) Suárez quedará exculpado por prescripción de la acción penal ya que está prófugo desde el 2006 y han transcurrido los 15 años que debió estar en prisión en caso de haber sido declarado culpable en un juicio oral y público.

RIOS 2.jpg
La fiscal Ríos en conferencia de prensa con periodistas en la puerta de la fiscalía de Homicidios.

La fiscal Ríos en conferencia de prensa con periodistas en la puerta de la fiscalía de Homicidios.

Para determinar esta fecha tan importante, explicó la magistrada, tomó como referencia el 16 de julio de 2006 cuando Suárez fue llamado a declarar como imputado por los asesinatos de Flavio Piottante (39) y Analía Estrella Libedinsky (30) y no la referencia que habitualmente se estila, que es la fecha del día del hecho criminal (en este caso el 12 de julio).

Flavio Piottante, victima de asesinato.
Flavio Piottante.

Flavio Piottante.

Sin embargo, la investigación sigue y se reorienta hacia la participación de una o dos personas. Ninguna ha sido identificada fehacientemente como para atribuirles los crímenes y por eso en el expediente figuran como NN.

LIBEDINSKY.jpg
Analía Estrella Libedinsky.

Analía Estrella Libedinsky.

La fiscal Ríos ha puesto la mira sobre más responsables del doble crimen teniendo en cuenta informes y declaraciones de peritos especializados que oportunamente opinaron que, debido a la magnitud de los daños que sufrieron las víctimas, los asesinatos no pudieron haber sido cometidos por una sola persona sino por una o dos más.

La pista clave

Reveladora es la declaración testimonial que el médico Guillermo Mazziotti prestó en la causa en 2006 frente al entonces fiscal Eduardo Martearena.

Mazziotti se desempeñaba como director del Cuerpo Médico Forense. Tras las autopsias, que implicaron el examen de los cuerpos de las víctimas y el relevamiento de los daños físicos, y teniendo en cuenta los informes de los peritos en Criminalística elaborados sobre la escena del crimen, el profesional opinó que a Piottante y Libedinsky podrían haberlos matado varias personas.

"La investigación está vigente no solo contra Suárez -al menos hasta el viernes en su caso- sino también contra otra persona que no ha sido identificada. Puede tratarse de un hombre o una mujer que estuvo en la escena del crimen", dijo la fiscal Ríos.

En el consultorio de Piottante, donde sucedió la tragedia, en calle Barcala 484 de Ciudad, hubo indicios de lucha, de ataque y defensa entre los protagonistas: muebles corridos de lugar, sillas tiradas por el piso así como objetos personales. Este es uno de los argumentos que lleva a la Justicia a determinar que Suárez actuó con alguien más y que esa persona, aun identificada, debe ser capturada y juzgada.

También la importante magnitud de las lesiones en los cadáveres llevan a inferir que el único sospechoso actuó con apoyo. Golpes, heridas de arma de fuego -2 en el caso de Piottante-, fracturas de huesos y heridas cortantes más desprendimiento de globo ocular figuran en los informes forenses redactados hace quince años.

"No actuó una sola persona. Vamos a seguir investigando para descubrir quién o quiénes más actuaron aquella noche en la escena del crimen" "No actuó una sola persona. Vamos a seguir investigando para descubrir quién o quiénes más actuaron aquella noche en la escena del crimen"

"No actuó una sola persona. Vamos a seguir investigando para descubrir quién o quiénes más actuaron aquella noche en la escena del crimen"