Firme a nivel local

La Corte confirmó la condena al adiestrador de perros Marcos Herrero por plantar pruebas

El organismo ratificó la pena de 8 meses de prisión contra el falso perito que intervino en la búsqueda de Viviana Luna en Potrerillos

Marcos Herrero, el adiestrador de perros en otrora con un gran currículum realizando pericias en todo el país, no tiene nada más para discutir en Mendoza. La Justicia local terminó de confirmar la condena por plantar pruebas cuando realizaba un rastrillaje en búsqueda de rastros de Viviana Luna, la mujer que está desaparecida desde mediados de 2016.

Hace poco más de un año finalizó el juicio donde el rionegrino de 48 años fue condenado a 8 meses de cárcel en forma condicional. Se lo encontró culpable de una batería de delitos, entre ellos sembrar restos óseos y cartas apócrifas cuando realizó un procedimiento en Potrerillos en septiembre de 2021.

Si bien se trató de una pena menor y quedó en libertad, sus abogados intentaron revertir el fallo y presentaron un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia. Además de plantear algunas nulidades por supuestas irregularidades en la investigación, también consideraron que no le pueden endilgar el delito de encubrimiento ya que "la introducción de elementos no puede identificarse con la alteración de rastro o pruebas".

marcos herrero y su perro yatel caso viviana luna 2.jpg
Marcos Herrero, el adiestrador de perros condenado por plantar pruebas.

Marcos Herrero, el adiestrador de perros condenado por plantar pruebas.

Sin embargo, una vez más la Justicia le dio la derecha a la postura que sostuvo siempre la Fiscalía de Homicidios y la Corte ratificó la sentencia condenatoria. El fallo fue firmado por los ministros Omar Palermo, José Valerio y Mario Adaro. De esta forma quedó firme, al menos a nivel local ya que todavía puede apelar ante la Corte nacional.

► TE PUEDE INTERESAR: Marcos Herrero, el cuestionado adiestrador de perros que interviene en Mendoza y sus antecedentes

Más allá de que esto no implica un gran cambio en el presente de Marcos Herrero, sí sienta un precedente complicado a futuro ya que la investigación en Mendoza despertó investigaciones similares en otras localidades -por ejemplo, Bahía Blanca-, donde en ese caso si es condenado ya tendría un antecedente que impediría que reciba otra condena en suspenso.

Las pruebas falsas del adiestrador Marcos Herrero

El 29 de septiembre de 2021, Marcos Herrero llegó a Mendoza para buscar a Viviana Luna, una mujer que está desaparecida desde 2016 en la zona de Potrerillos. El hombre fue contratado en forma privada por los hijos de la víctima ya que la Fiscalía no lo aceptó como perito oficial porque no está avalado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Herrero se presentó en un hotel abandonado de Potrerillos que ya había sido inspeccionado por la Justicia local y en menos de media hora encontró partes de un cráneo y de un maxilar y una nota en un hotel que hacía referencia a Viviana Luna, a una red de trata de personas.

Marcos Herrero.jpg
Marcos Herrero enfrenta causas en otras localidades.

Marcos Herrero enfrenta causas en otras localidades.

La sospecha sobre el accionar del perito privado comenzó a crecer cuando el Laboratorio de Huellas Genéticas determinó que el cráneo y el maxilar hallados en Potrerillos pertenecían a un varón. Ese mismo martes, el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello se comunicó con personal de un juzgado ubicado en Río Gallegos, donde se investiga la desaparición de Marcela López (61).

En esa causa Marcos Herrero encontró restos óseos con características muy similares a lo ocurrido en Mendoza: estaban quemados, eran partes de un cráneo y de un maxilar y no pertenecían a la mujer buscada. Finalmente una pericia determinó que pertenecían al mismo cadáver.

► TE PUEDE INTERESAR: Las imágenes del momento en que Marcos Herrero plantó pruebas, según la Fiscalía

Marcos Herrero fue detenido el 3 de diciembre de 2021 en su casa de Viedma, Río Negro. Un vecino declaró que durante el allanamiento arrojó un bolso por la medianera que también tenía varios restos óseos. Por otro lado, en un video del rastrillaje en Potrerillos se observó que el adiestrador de perros tenía un bulto en su chaleco que luego desapareció, por lo que se sospecha que allí ocultaba las pruebas que plantó.