Crimen de un carpintero en Guaymallén

La Corte confirmó la condena de 6 años de prisión contra un policía que ayudó a escapar a un asesino

El máximo Tribunal de Justicia provincial determinó que el policía Diego Salinas Zeta colaboró para que Diego Vildoza, un hombre que era buscado por el crimen del carpintero Carlos Moya, se mantuviera en la clandestinidad

Diego Salinas quiso explicar que obró en cumplimiento de un deber y que el vínculo que tenía con el asesino Diego Vildoza era porque le brindaba datos para las investigaciones. Sin embargo, por segunda vez, la Justicia no le creyó su versión y condenó al policía a 6 años de prisión por ayudar a mantenerse en la clandestinidad al autor de un asalto en Guaymallén que terminó con el crimen del carpintero Carlos Moya.

En septiembre pasado, Diego Javier Salinas Zeta había sido condenado a media docena de años de cárcel y el doble de inhabilitación para ejercer cargos públicos por encubrimiento agravado y falsedad ideológica de instrumento público. La jueza Nancy Lecek encontró probado que el policía falsificó actas y que ayudó a Diego Vildoza a no caer en las manos de las autoridades.

La investigación de las fiscales Patricia Atur y Laura Rousselle se basó en que Salinas firmaba informes investigativos asegurando que no podía dar con el paradero del Pelado Vildoza pero mientras se comunicaba con él por WhatsApp, le daba indicaciones sobre dónde esconderse y hasta las formas de borrar los audios que cruzaban -algo que el asesino no logró cometer ya que las grabaciones fueron recuperadas-.

Incluso el policía tenía en su poder una moto que pertenecía a Vildoza, aunque argumentó que la había comprado en forma lícita.

► TE PUEDE INTERESAR: Giuliana Lucoski continúa estable y evoluciona bien de las cirugías a las que fue sometida

Tras la condena, la defensa del uniformado acudió a la Suprema Corte de Justicia para que revise la sentencia. La excusa fue que debía ser absuelto porque estaba "en cumplimiento de un deber legítimo a su cargo" ya que tenía esa confianza con Vildoza porque era su datero. En segundo orden, los abogados plantearon que la pena era "irrazonable y desproporcionada" con el hecho y solicitaron una reducción a 3 años de prisión en suspenso.

Los ministros de la Corte Omar Palermo, Mario Adaro y José Valerio no le creyeron ni una palabra. Rechazaron el planteo y, ergo, confirmaron la sentencia considerando que hubo "maniobras tendientes a proteger a Vildoza facilitando su evasión de la autoridad". Para los magistrados, Salinas no se sujetó a los "procedimientos previstos para obtener información y entablar vínculo con personas consideradas que pueden haber cometidos delitos".

Vildoza estuvo 5 meses prófugo.
Diego Vildoza fue encontrado culpable por el crimen del carpintero.

Diego Vildoza fue encontrado culpable por el crimen del carpintero.

Asesinato del carpintero

El 4 de noviembre de 2017, un grupo de delincuentes ingresó a una propiedad ubicada en calle Gutenberg al 995, en Villanueva. Allí vivía Carlos Moya y también tenía su taller de carpintería. Los asaltantes sabían que el comerciante había cobrado $20 mil de un trabajo reciente y ese dinero fue el que fueron a buscar. Para obtenerlo balearon a la víctima, quien murió en el acto.

Diego Vildoza estuvo imputado por este hecho, pero luego recuperó su libertad por falta de pruebas y aprovechó para escaparse de las autoridades el 20 de agosto de 2019. Fue recapturado en los primeros días de febrero de 2020.

carlos moya.jpg
El carpintero Carlos Moya fue asesinado en un asalto.

El carpintero Carlos Moya fue asesinado en un asalto.

En los primeros días de agosto, Vildoza, Francisco Toro Agüero y Lucas Villanueva fueron encontrados culpables en un juicio por jurado y recibieron penas de 22, 23 y 22 años de cárcel, respectivamente, por el delito de homicidio en ocasión de robo.

► TE PUEDE INTERESAR: El Azufre fue habilitado por Malargüe y comenzará a funcionar en junio