Diego Salinas pasó de ser un policía a sentarse en el banquillo de acusados. El hombre será juzgado por ayudar a un hombre que era el prófugo más buscado por las autoridades ya que estaba involucrado en el crimen del carpintero Carlos Moya.

En las últimas horas se cayó un acuerdo entre el policía y las fiscales del caso. La idea era que admitiera su autoría en el expediente y fuera condenado, pero la defensa de Salinas quería una pena en suspenso mientras que las acusadoras querían que fuera en efectivo. Finalmente no prosperó el pacto y la causa va a juicio convencional.

La situación de Diego Salinas está bastante comprometida en el expediente y las fiscales de Delitos No Especializados Patricia Atur y Laura Rousselle tienen varias pruebas en su contra:

  • Moto: el uniformado comenzó a ser investigado cuando se detectó que tenía en su poder una moto que pertenecía a Diego Vildoza, quien por esos días estaba prófugo en la investigación por el crimen del carpintero. Diego Salinas explicó que la había comprado de buena fe, pero jamás presentó una documentación que acredite esa situación.
  • Documentos: Diego Salinas era uno de los encargados de esclarecer el crimen del carpintero Carlos Moya. Pero en los informes de investigación que firmaba detallaba que las medidas para dar con la captura de Diego Vildoza era negativas, pese a que en paralelo tenía comunicaciones telefónicas.
  • Audios: cuando Diego Vildoza fue finalmente atrapado, se secuestro su celular y se realizó una desgrabación. De allí surgieron varios mensajes y audios de Whatsapp entre el prófugo y el policía. Fuentes judiciales detallaron que Diego Salinas le daba indicaciones sobre cómo evadir a las autoridades.
Vildoza estuvo 5 meses prófugo.
Diego Vildoza estuvo 5 meses prófugo por el crimen del carpintero.

Diego Vildoza estuvo 5 meses prófugo por el crimen del carpintero.

Diego Salinas se encuentra actualmente en prisión domiciliaria, imputado por encubrimiento agravado y falsedad ideológica de instrumento público. Arriesga una pena de 1 a 12 años de cárcel. Ahora restará esperar la fecha para que comience el debate en su contra.

Crimen el carpintero

El 4 de noviembre de 2017, un grupo de delincuentes ingresó a una propiedad ubicada en calle Gutenberg al 995, en Villanueva. Allí vivía Carlos Moya y también tenía su taller de carpintería. Los asaltantes sabían que el comerciante había cobrado 20 mil pesos de un trabajo reciente y ese dinero fue el que fueron a buscar. Para obtenerlo balearon a la víctima, quien murió en el acto.

Juan Carlos Moya, el carpintero de 61 años que fue asesinado en 2017 en su casa de Guaymallén.
Carlos Moya, el carpintero asesinado.

Carlos Moya, el carpintero asesinado.

Vildoza estuvo acusado por este hecho, pero luego recuperó su libertad y se escapó de las autoridades el 20 de agosto de 2019. Fue recapturado en los primeros días de febrero de 2020. Está imputado como coautor de homicidio criminis causa -matar para garantizar la impunidad del asalto- junto a tres cómplices: Lucas Villanueva, Francisco Agüero y Carlos Marcelo Angelini. La causa se resolverá en un juicio por jurados. Si bien los investigadores tienen identificado a un quinto participante, este se encuentra prófugo.

Seguir leyendo