A nivel local, no hay más discusión: Alberto Sebastián Petean Pocoví (34) debe cumplir una oena de prisión perpetua por matar a dos policías. De esta forma, quedó firme el fallo del primer juicio por jurados en Mendoza.

3 de mayo pasado el guía de montaña fue condenado a la máxima pena por atropellar y matar a los policías Jorge Carlos Cussi (32) y Daniel Ríos (40), intentar hacer lo mismo con otros tres efectivos y tratar de quitarle la vida a su expareja.

El fallo fue histórico no sólo por la envergadura de la causa si no porque se trató del primer veredicto emitido por un jurado popular en la provincia.

Sin embargo, los abogados defensores del guía de montaña presentaron un recurso de casación y este martes mostraron sus argumentos ante la Suprema Corte de Justicia.

Más allá de insistir con cambios a calificaciones más leves -tal como habían hecho en los alegatos del juicio-, cuestionaron el proceso que terminó con condena. "El jurado se apartó notoriamente de las instrucciones del juez técnico, que fueron demasiado largas y nos hace duda si fueron entendidas o no", manifestó el abogado Agustín Magdalena.

Su colega Cristian Vaira Leyton también planteó que "el jurado tardó tan solo un poco más de 2 horas en tener un veredicto de un caso tan complejo".

En contraparte, el jefe fiscal de Homicidios Fernando Guzzo alegó que "la defensa cuestionó hechos pero no invocó ningún fundamento jurídico". "El jurado en ningún momento pidió nuevas instrucciones. Es decir que suponer que no lo entendieron es un claro acto de menosprecio a su inteligencia", agregó.

Los ministros Omar Palermo, Mario Adaro y José Valerio zanjaron la cuestión este viernes y avalaron la condena. Ahora los letrados defensores podrían plantear un recurso ante la Corte nacional.

Los policías que murieron en el hecho.

La acusación

Petean protagonizó una discusión con su pareja, una chica de 37 años que estaba embarazada, en un domicilio en Gutiérrez en la tarde del 25 de mayo de 2018La pelea se elevó de tono y el hombre la apuñaló. Las alarmas policiales se encendieron y la camioneta Ford Ranger en la que huía el agresor fue detectada rápidamente.

Se inició una persecución por ruta 82 en dirección al oeste. En la zona de Blanco Encalada, donde hay un destacamento policial, Petean decidió dar la vuelta y continuar la fuga en sentido contrario. En ese instante se encontró con una moto ocupada por los policías Cussi y Ríos que lo venían persiguiendo.

Los testigos indicaron que los uniformados se tiraron a la banquina ya que vieron que la camioneta venía directo a impactarlos. No pudieron evitar la colisión. Ambos policías perdieron al vida en el acto y el sospechoso quedó detenido ya que su camioneta volcó.